Dra. Damasia Becu de Villalobos, CONICET | 08 JUN 05

Diálogo con las Ciencas Básicas: Prolactinomas: nuevos blancos terapéuticos

El grupo de investigadores liderado por la Dra. Becu de Villalobos acaba de publicar un trabajo de investigación en la prestigiosa revista Endocrinology.
Autor/a: Por IntraMed 
INDICE:  1. Desarrollo | 2. La investigación
La investigación

Los prolactinomas son tumores de la hipófisis, una importante glándula endocrina ubicada en la base del cerebro. Representan aproximadamente el 30% de los tumores diagnosticados en esta glándula, y se caracterizan por secretar prolactina al torrente sanguíneo. En su mayoría tienen un curso benigno y pueden ser tratados en forma efectiva con fármacos dopaminérgicos. Esto se debe a que las células productoras de prolactina tienen receptores a dopamina, y este neurotrasmisor inhibe la producción de la hormona. Sin embargo, algunos prolactinomas son localmente invasivos y pueden presentar resistencia al tratamiento farmacológico. Se ha demostrado que los macroprolactinomas resistentes a fármacos dopaminérgicos pueden exhibir características histológicas de agresividad, y el tratamiento de elección en estos casos pasa a ser el quirúrgico, si bien pueden presentarse recidivas.

Para investigar esta anomalía, investigadores del Instituto de Biología y Medicina Experimental-CONICET recrearon este cuadro en ratones de laboratorio.
El equipo de investigadores liderado por los Dres. Damasia Becú de Villalobos,  Graciela Díaz de Torga y Alberto Baldi, junto con los becarios del CONICET Carolina Cristina y Adrián Góngora emplearon ratones modificados genéticamente por los doctores Marcelo Rubinstein, del Ingebi-Conicet, y Malcolm Low, de la Oregon Health & Science University de Portland. Estos ratones transgénicos carecen de los receptores dopaminérgicos (llamados D2R), justamente aquellos elementos de la célula que reciben la "señal" de la dopamina.

Sin la señal endógena inhibitoria, después de 8 meses de vida los  ratones presentaron prolactinomas espontáneos, y, como era de esperarse estos tumores eran resistentes a drogas dopaminérgicas ya que carecían del receptor. Analizaron a continuación qué genes estaban alterados, los investigadores descubrieron que las hipófisis tumorales de estos ratones transgénicos tenían aumentado un factor de crecimiento llamado factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF).  Este factor participaría especialmente en la generación de nuevos vasos sanguíneos necesarios para la alimentación del tumor en crecimiento, lo que facilitaría la proliferación de las células hipofisarias. El VEGF representa pues un nuevo blanco terapéutico, pues, si bien en prolactinomas resistentes no se pueden usar fármacos dopaminérgicos, si se podría intentar reducir el VEGF  incrementado en estos casos.

El hallazgo representa un avance en dirección al  diseño de nuevas terapias dirigidas hacia el VEGF en prolactinomas hipofisarios resistentes a fármacos dopaminérgicos. Los resultados serán publicados en la prestigiosa revista Endocrinology,  y se pueden consultar en la página web de la revista:  http://endo.endojournals.org/cgi/rapidpdf/en.2004-1445v1

Tomado de Armando Basso http://www.hipofisis-cph.com.ar/info_invasivo.htm#6

Terapia génica para el tratamiento de los Tumores Hipofisarios:

Debido a los progresos de la microcirugía transeptoesfenoidal y de los tratamientos farmacológicos, la mayoría de los adenomas hipofisarios son fácilmente tratables, con una larga sobrevida , incluso la curación definitiva. Sin embargo, existen tumores de difícil manejo, tales como los adenomas invasivos, endocrinamente activos, los resistentes a los diferentes tratamientos médicos, aquellos recidivantes y de conducta agresiva. Para ellos solo se ha conseguido un éxito parcial, por lo que se están buscando para ellos nuevas estrategias entre las que se incluye la terapia génica.

El uso de genes activantes de prodrogas ,como la transferencia de vectores adenovirales podría ser una alternativa terapéutica para los prolactinomas resistentes al tratamiento con agonistas dopaminérgicos. Restringir la expresión génica a través de vectores que anulen la actividad de un promotor específico, el caso de PRL, el PIT1 es un conocido factor de transcripción ( ). Así se consiguió in vitro la muerte celular de células productoras de GH/PRL ( GH3). ( )

El uso de genes supresores de tumores y genes que regulan el ciclo celular podría ser la clave para frenar la invasividad y crecimiento de ciertos tumores ( ). Asimismo las estrategias que involucran el uso de genes antiangiogénicos podrían ofrecer una terapia in vivo efectiva para el tratamiento de diferentes tumores del sistema nervioso central ( ). Se ha demostrado que el factor de crecimiento nerviosos (NGN) podría in vitro revertir su condición de ser dopamino -resistente. Un estudio demuestra la posibilidad de una terapia basada en la liberación de NGN in situ pueda restaurar la susceptibilidad de tumores refractarios al tratamiento convencional con agonistas D2 ( )

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas: