Actualización | 24 MAR 04

Enfermedad por arañazo de gato

La enfermedad por arañazo de gato es una zoonosis producida por la Bartonella henselae, bacteria presente en los gatos menores de un año, los cuales son los principales transmisores de la enfermedad.
Autor/a: Dres. Labadens MS y Liberczuk E* Tutor: Dr. Edgardo Checcacci ** Fuente: Artículo de revisión 
Desarrollo

La Enfermedad por arañazo de gato (EAG) es una entidad clínica causada por la Bartonella henselae, un bacilo Gram negativo de crecimiento lento y dificultoso. Su reservorio principal son los gatos, fundamentalmente los menores de 6 meses, quienes transmiten la bacteria al humano por medio de arañazos, mordeduras o indirectamente a través de vectores artrópodos (pulgas).

El diagnostico se realiza mediante el antecedente epidemiológico del contacto con gatos, el cuadro clínico con su forma típica o atípica, las pruebas serológicas, el estudio histopatológico de las lesiones y los métodos de diagnostico por imagen.
La enfermedad, en general, tiene una evolución benigna y de curso autolimitado, presentando buena respuesta  a los antibióticos, aunque su uso se encuentra cuestionado.
En los últimos años, el desarrollo de la tecnología molecular hizo posible un mayor conocimiento de las enfermedades producidas por microorganismos no claramente clasificados. Dentro de este grupo se encuentran los bacilos pertenecientes al género de las Bartonellas.

Este desarrollo tecnológico, posibilitó que aparecieran estudios serológicos, que hoy en día son relativamente accesibles. Esto permitió que se pudiera reconocer a la Bartonella como el agente causal de múltiples entidades clínicas de la practica diaria, que anteriormente quedaban sin un diagnostico etiológico. De esta manera, se comenzó a ampliar el espectro clínico de la EAG y comenzaron a publicarse numerosos casos atípicos de la enfermedad.
Es de radical importancia destacar que entre los diagnósticos diferenciales de la EAG, se encuentran enfermedades muy graves que adoptan cuadros clínicos similares (linfomas, TBC, Micosis sistémicas, entre otras), lo cual lleva muchas veces a realizar estudios invasivos y costosos a pacientes que no lo requieren.
Es por eso que nos pareció útil estudiar esta enfermedad, actualizarla y conocer sus formas atípicas de presentación para así poder sospecharla y diagnosticarla y de esta manera incluirla dentro de las posibilidades diagnósticas de la práctica diaria.

Etiología

La EAG es causada por la Bartonella henselae, un bacilo Gram negativo aerobio, oxidasa negativo, que no fermenta los hidratos de carbono y de crecimiento dificultoso en los medios de cultivo. Su aislamiento demanda un tiempo largo de incubación, puede tardar entre 12 a 14 días, aunque pueden ser necesarios períodos de incubación hasta de 45 días.
Anteriormente fue denominada Rochalimaea henselae, pero al realizar pruebas de homología ADN-ADN con la Bartonella bacilliformis, se advirtió su parentesco con la misma y se decidió incluirla dentro del grupo de las Bartonellas. El grupo esta formado además, por B. elizabethae, B. quintana y B. clarridgeiae, las cuales son responsables de otras entidades como la Peliosis hepatica, Fiebre de las trincheras, Enfermedad de Carrion y  Angiomatosis bacilar.(1)

Epidemiología

Es una enfermedad de distribución mundial, que predomina en climas húmedos en los meses de otoño e invierno.

Es más frecuente en niños y aparece más a menudo en varones que en mujeres.
Es un proceso esporádico y no suele haber mas de un familiar afectado.
Los gatos son el reservorio natural de la Bartonella henselae, por lo que la EAG es considerada una zoonosis. La mayoría de los pacientes refiere haber tenido contacto con gatos (87-99%), existiendo el antecedente claro de arañazo o mordedura en más del 50% de los casos.

Los gatos que transmiten la enfermedad son asintomáticos y no presentan signos evidentes de enfermedad, siendo los menores de un año los que más frecuentemente la transmiten.
No se conoce aún el modo exacto de transmisión desde el gato al hombre. El contagio entre los gatos se produce por un artrópodo llamado Ctenocephalides felis, más conocido como la pulga del gato.
Existen informes anecdóticos de otras formas de transmisión como los causados por perros, astillas de madera, astillas y otros elementos punzantes.(2)

* Residentes de Pediatría del Hospital Elizalde.
** Médico de staff de la Sala V del hospital Elizalde, editor responsablde de IntraMed en la especialidad de Pediatría.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020