Desarrollo personal de liderazgo | 30 MAR 05

Reducir la responsabilidad de mala praxis médica

Comunicación efectiva es absolutamente indispensable para lograr liderazgo y desarrollo interpersonal.
Autor/a: Dr. Michael S. Woods, Médico * 

El "Cáliz Sagrado" para reducir responsabilidad en la medicina ha sido escudriñado por años. Cada intento para una "nueva iniciativa" encontró en su ruta decepción y fracaso. Uno de los más recientes focos ha estado centrado en el tratamiento del riesgo. Los médicos toman cursos para aprender sobre ""Conservación de historias clínicas defensivas", "Riesgos del manejo de la salud", "Riesgos asociados con la formación y terminación de una relación paciente-médico", y "Cómo implementar manejo de riesgos en los consultorios".  Inclusive, les enseñan a reconocer "Tipos de comunicaciones y problemas relacionales que pueden llevar al paciente a efectuar una demanda".

Mientras que estas estrategias pueden resultar útiles en cómo evitar algunas responsabilidades, ellas no solucionan el  problema de raíz que llevan a la mayoría de las quejas de Mala Praxis: la conducta médica. El desarrollo de un liderazgo personal para los médicos es una herramienta poderosa para ser utilizada y corregir este problema de raíz.

Consideremos estos hechos publicados en literatura médica:
1. 53% de las decisiones de los pacientes para contactar a un abogado de Mala Praxis son debidas a una pobre relación con los proveedores previos al daño o perjuicio.
2. La decisión del paciente para litigar contra un médico es generalmente asociada con una percepción de falta de cuidado o disponibilidad,  poca entrega de información, desconsideración sobre las preocupaciones del paciente y/o de su familia y fallar en comprender las perspectivas del paciente y/o de su familia.
3. Médicos que poseen una buena comunicación y habilidad en el contacto interpersonal paciente-médico tienen un menor riesgo de responsabilidad. Médicos que nunca han sido demandados pasan mayor tiempo con sus pacientes de rutina en comparación con los que sí han sido demandados. Tres minutos de tiempo adicionales es lo que hace la diferencia.
4. Es muy poco probable que un paciente presente una demanda, inclusive por errores severos o moderados, si el médico les informa del error previamente. De hecho, el porcentaje de pacientes que no presentan demanda ante el informe del médico alcanza el 50%.

Lo fundamental, concerniente a la Mala Praxis, está muy bien resumido en un artículo publicado por Robin, Brian y Rumsey titulado "Decir la verdad, disculpas y errores médicos" que dice lo siguiente:

 "En una cultura moderna, el litigio de la Mala Praxis es el vehículo más accesible para expresar una venganza o el desquite contra un médico. Son los pacientes que se sienten ignorados o rechazados por sus médicos los que van a tomar el camino de la demanda como una forma de obligar al médico a que comparta la responsabilidad y se haga cargo de las consecuencias y de la experiencia angustiante sufrida por el paciente" (Enfasis del autor).

Esta información apoya directamente el hecho de que los médicos tengan demandas presentadas contra ellos en su mayoría a causa de una pobre relación interpersonal "paciente-médico" y el fracaso en apreciar la importancia de estos elementos en dicha relación. Es imposible desarrollar estos temas elementales en un curso educacional médico de un fin de semana. El desarrollo de estos temas requiere una focalización a largo plazo en conducta médica. Básicamente, ésto se reduce a realzar y mejorar el liderazgo personal y la destreza interpersonal en el cuerpo médico y esto no puede ser logrado con una "receta médica", práctica realizada comunmente por los médicos en su vida diaria. El resultado en ayudar a mejorar la conducta del médico enfocándolo en un desarrollo de liderazgo personal, tanto para el médico como para el seguro de la industria de la Mala Praxis, es potencialmente colosal. Un retorno en doble dígito para un asegurador en Mala Praxis, quien patrocina este entrenamiento para médicos, puede ser fácilmente logrado.

En cualquier negocio existen 4 puntos primordiales cuyos resultados son garantizados:
· El Empleado
· El Cliente
· La Organización
· Los Accionistas
Esta es una "Cadena de Valor"  que comienza con el líder, quien impacta en el valor que los empleados perciben de su trabajo, quienes a su vez, impactan el valor que el cliente percibe. El valor que  el cliente siente que obtuvo se traslada en valor para la organización. Un acrónimo que puede aplicarse a esta cadena de valor y su concepto es el denominado principio LECO: Líder ? Empleado ? Cliente ? Organización. Muchos negocios se focalizan en uno de estos 4 grupos más intensamente que otros pero ninguno de estos segmentos puede ser completamente ignorado sino el "sistema" quedaría desbalanceado.

Mientras que los médicos son los líderes de la medicina "en su terreno", el principio LECO puede ser adaptado a la medicina llamándolo el principio DEPO: Doctor (Líder) ?

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022