Isquemia intestinal | 27 AGO 03

Diagnóstico y tratamiento de los trastornos isquémicos intestinales

Esta revisión busca ayudar a los médicos a entender las características y el manejo de la isquemia mesentérica, de la trombosis venosa mesentérica y de la colitis isquémica.
Autor/a: Dr. Sreenarasimhaiah J Fuente: Division of Digestive and Liver Diseases, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas , Dallas, USA BMJ. 2003 Jun 21;326(7403):1372-6.
Manejo y conclusión

Hay múltiples abordajes terapéuticos disponibles para la isquemia intestinal, dependiendo  de la perspicacia y de la extensión de la enfermedad. La presencia de signos peritoneales indica la exploración quirúrgica, ya que probablemente ha ocurrido un infarto intestinal. La resección del intestino infartado así como la embolectomía pueden ser realizadas durante la operación. En ausencia de signos peritoneales, la embolectomía quirúrgica aún se considera el tratamiento estándar [25]. Sin embargo, ha sido efectivamente usado un abordaje intervencionista radiológico.

La infusión intra-arterial de agentes trombolíticos, tales como estreptoquinasa, uroquinasa o activador recombinante del plasminógeno tisular, ha mostrado ser efectiva cuando se usó dentro de las 12 horas del comienzo de los síntomas [26]. El reemplazo de la embolectomía quirúrgica por un abordaje menos invasivo puede ser apropiado en los pacientes con un apreciable riesgo quirúrgico. En la isquemia mesentérica no oclusiva, la infusión intra-arterial de un vasodilatador como la papaverina en la arteria mesentérica superior puede ser todo lo que se necesite para revertir la vasoconstricción y prevenir el infarto intestinal [27].

En los pacientes con trombosis venosa mesentérica, es esencial la búsqueda de un estado de hipercoagulación subyacente para prevenir la enfermedad recurrente. La presencia de signos peritoneales debería indicar la pronta exploración quirúrgica. En un paciente asintomático, se puede administrar anticoagulación por 3 a 6 meses, seguida por una repetición de la evaluación. Varios estudios han mostrado que la heparinización inmediata seguida de tratamiento con warfarina mejora la sobrevida. Los pacientes con ciertas condiciones médicas tales como desórdenes de la coagulación y fibrilación atrial pueden necesitar anticoagulación de por vida [6,28].

La revascularización quirúrgica ha mostrado que brinda un alivio de los síntomas por largo tiempo en el 96% de los pacientes con isquemia mesentérica crónica, aptos para la cirugía [29]. La permeabilidad del injerto, un predict

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022