Características y tratamiento | 14 MAY 03

Neuropatía sensitiva dolorosa

El tratamiento de la neuropatía sensitiva dolorosa presenta enormes problemas y en la actualidad sigue siendo inadecuado. La evaluación de los pacientes no necesariamente requiere de un neurólogo.
Autor/a: Jerry R. Mendell, Zarife Sahenk Fuente: From the Department of Neurology, Ohio State University, Columbus.  N Engl J Med. 348 (13):1243-1255. marzo 27, 2003
Desarrollo

Existen muchas causas de neuropatía sensitiva dolorosa, explican los autores. En uno de los subtipos conocido como "neuropatía sensitiva de fibras pequeñas dolorosa " solo están afectadas las fibras nerviosas A (mielinizadas pequeñas) y nociceptivas C (no mielinizadas). Los estudios indican que esta afección representa el tipo más común de neuropatía sensitiva dolorosa en pacientes mayores de 50 años. Su diagnóstico se pasa bastante por alto, y en muchas ocasiones no se llega a conocer su causa. En otro grupo de neuropatías que provocan dolor, el malestar está causado en parte por el daño de las fibras nerviosas pequeñas, pero las fibras nerviosas grandes (A) son las responsables de la propiocepción, la sensibilidad vibratoria, los reflejos de estiramiento muscular y la fuerza muscular.

Es importante distinguir entre esos dos subtipos de neuropatía sensitiva dolorosa, dado que hay mayor posibilidad de descubrir la causa subyacente cuando las afectadas son tanto las fibras grandes como las pequeñas. Independientemente del subtipo de neuropatía, el dolor generado por el daño de las fibras nerviosas pequeñas es debilitante y responde mal al tratamiento. Los hallazgos y el tratamiento de la causa es la mejor estrategia a largo plazo pero no es posible hacerlo en forma sistemática, y aun cuando es posible, el tratamiento puede no comenzar a aliviar el dolor hasta muchos meses después, o más.

Dado que la neuropatía no es la única causa de dolor en los pies, dicen, uno debe primero determinar si el malestar está causado por un nervio periférico. Los síntomas típicos del dolor neuropático relacionados con las fibras pequeñas incluyen el ardor (sensación de que los pies son un fuego), dolor cortante (descrito como producto de cuchillos, mordeduras, pinchazos y agujas), puntadas y dolorimiento en los dedos y los pies (reflejando el daño de los axones más largos). El dolor proveniente de los nervios periféricos está representado por la sensación en los pies de pinchazos, adormecimiento, rigidez, dureza o "muerto."

Frecuentemente, continúan, el dolor nervioso periférico se exacerba a la noche, pero algunos pacientes describen el dolor inducido por la presión al pararse o caminar. La historia ayudará a distinguir entre los problemas asociados con la fascitis plantar, la artritis, la bursitis, la tendinitis y, la polimialgia reumática. Las radiculopatías lumbosacras (con o sin estenosis vertebral) no dependen de la longitud del nervio y pueden ir acompañadas por espasmos musculares paraespinales y agravarse por el movimiento. El dolor en los dedos de los pies, relacionado con el atrapamiento del nervio tibial posterior en el túnel del tarso (el espacio por debajo del flexor retinaculum y por detrás del maléolo medial), puede asemejarse a la neuropatía sensitiva dolorosa. El atrapamiento nervioso en el túnel carpiano acompañado por neuropatía sensitiva dolorosa puede indicar diabetes mellitus o amiloidosis.

En los trastornos con compromiso exclusivo o predominante de las fibras nerviosas pequeñas, hay una disparidad notable entre los síntomas y el déficit neurológico observable. En la neuropatía sensitiva de fibras pequeñas típica que afecta a pacientes mayores de 50 años existe una pérdida anormal en los pies de sensibilidad al pinchazo, la cual puede e

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023