Mutaciones | 13 NOV 02

b- Talasemia mayor en la Argentina

Las talasemias son un grupo heterogéneo de anemias hereditarias, que afectan la síntesis de la hemoglobina.
Autor/a: Dres. Aurora Feliu Torres, Mariana Bonduel1, Gabriela Sciuccati1, Ana del Pozo, Ariel Roldán1 Fuente: Servicio de Hematología-Oncología, Servicio de Medicina Transfusional, Servicio de Endocrinología, Servicio de Crecimiento y Desarrollo, Servicio de Nutrición, Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan, Buenos Aires MEDICINA - Volumen 62 - Nº 2, 2002 MEDICINA (Buenos Aires) 2002; 62: 124-134
Discusión

Las talasemias son un grupo heterogéneo de trastornos genéticos en los cuales la producción normal de la hemoglobina se encuentra alterada en forma parcial o completa, debido a la síntesis defectuosa de una o más cadenas de globina. Las formas homocigotas o doble heterocigotas causan graves problemas de salud en gran parte del mundo2.
El equipo multidisciplinario del Hospital Juan P. Garrahan se organizó a fin de asistir en forma integral a 45 pacientes con bTM que representan el 45.5% de los pacientes con bTM actualmente con vida en el país, de acuerdo al censo de la Fundación Argentina de Tala-semia.

Dado las características inmigratorias de nuestro país se estudiaron las ocho mutaciones más frecuentes en la Cuenca del Mediterráneo. Estas mutaciones representaron 86.6% de los genes afectados y las cuatro más comunes (C-39; IVS-I nt 110; IVS-I nt1; IVS-I nt6) representaron el 72% de los alelos b talasémicos en nuestra población. Todos los pacientes fueron doble heteroci-gotas excepto 4 homocigotas. Esta observación no es sorprendente ya que la consanguinidad es rara, el espectro de los alelos es bastante amplio y las mutaciones involucradas fueron las más frecuentes.

Las mutaciones encontradas en la población estudiada confirman que la bTM en la Argentina tiene principalmente un origen italiano. Las pequeñas diferencias encontradas podrían representar la influencia de otros inmigrantes, especialmente de España22.

Si bien el número de pacientes trasplantados fue reducido (7 pacientes), la sobrevida global (85%) es similar a la reportada por los centros de mayor experien- cia8, 23.
El 58% de los pacientes evaluados habían iniciado su tratamiento en forma tardía y / o con un esquema transfusional inadecuado antes de su ingreso al Hospital. Las infecciones relacionadas a las transfusiones (6.7%) y la alosensibilización a antígenos eritrocitarios (6.7%) fueron detectadas en pacientes tratados previamente a su ingreso, enfatizando la importancia de la evaluación detallada antes y luego del inicio del régimen transfusional, como así también del uso de filtros para la leucodepleción24, 25. Ningún paciente presentó reacciones hemolíticas transfusionales.

La consecuencia más importante de las transfusiones es la sobrecarga de hierro. De no mediar un tratamiento adecuado, el paciente sufre complicaciones endocrinas múltiples, alteraciones del crecimiento, daño hepático y la muerte sobreviene por fallo cardíaco en la segunda década de la vida. La DFO es el agente quelante de elección para el manejo de la siderosis transfusional26, 27, 28. Desde 1980, la DFO se administra por vía subcutánea por medio de una bomba de infusión portátil durante 8-10 horas. La dosis se ajusta a la sobrecarga de hierro y a la edad del paciente. Actualmente la terapia quelante se inicia cuando la ferritina sérica es >1000 ng / ml o luego de las primeras 10-20 transfusiones. Los pacientes evaluados tuvieron serias dificultades para cumplir con el tratamiento quelante.

Las causas del incumplimiento del mismo fueron varias, destacándose no sólo las de orden económico, sino también los factores psicológicos (falta de conocimiento adecuado sobre la enfermedad y las razones del tratamiento, ansiedad y temor sobre los efectos adversos de la DFO, y la complejidad del tratamiento quelante diario). Esto queda reflejado en los niveles de ferritina sérica de los pacientes.

En un paciente fue necesario la administración de deferiprone, pero su eficacia sólo se evidenció luego de asociar este quelante a DFO subcutánea. Los estudios de Wonke y Breuer29,30 proveen el apoyo racional para el uso combinado de los dos agentes quelantes actualmente disponibles. El deferiprone con capacidad alta para movilizar al hierro y cederlo a otros ligandos, es complementado por la DFO, el segundo quelante con menor capacidad de movilización y una tendencia a retener al hierro. De esta manera, ambas drogas optimizan su acción quelante.

Los pacientes con bTM luego del TACPH aún requieren un moni

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022