Revisión sistemática y metaanálisis | 14 AGO 02

Sildenafil para la disfunción eréctil masculina

Si bien en algunos pacientes el efecto es más notable que en otros, el Sildenafil mejora la disfunción eréctil en todos los subgrupos de enfermos y es bien tolerado.
Autor/a: Dres. Fink HA, Mac Donald R, Rutks IR, Nelson DB, Wilt TJ. Fuente: Geriatric Research Education and Clinical Center, Veterans Affairs Medical Center, Minneapolis, EE.UU. Arch Intern Med 2002 Jun 24;162(12):1349-60
Introducción

La disfunción eréctil (DE) es definida como la incapacidad persistente para lograr y mantener una erección suficiente para una relación sexual satisfactoria. Aunque no se trata de una situación que ponga en peligro la vida de los pacientes, se asocia con deterioro significativo de la calidad de vida. Se estima que alrededor de 30 millones de hombres de los Estados Unidos tienen DE. Un estudio reciente halló que el 7% de los varones de 18 a 29 años tenía algún grado de DE; la prevalencia se eleva a un 18% en sujetos de 50 a 59 años. En general, comentan los autores, la mitad de los varones de 40 a 70 años tiene algún nivel de DE. La frecuencia de la afección aumenta en presencia de ciertas patologías concomitantes, como diabetes, enfermedad cardíaca, hipertensión, tabaquismo y depresión.

La erección normal, señalan los expertos, está  regulada por mecanismos psicológicos, neurológicos, endócrinos, vasculares y musculares; se considera que la mayoría de los casos de DE tienen origen multifactorial. Si bien hay varias opciones de tratamiento, los enfermos prefieren notablemente las terapias orales.

El citrato de sildenafil es una droga de uso oral aprobada por  la Food and Drug Administration (Administración de Drogas y Alimentos) para el tratamiento de la DE. Su mecanismo de acción se basa en la inhibición selectiva de la fosfodiesterasa tipo 5, con lo cual aumenta los niveles de óxido nítrico a nivel de los cuerpos cavernosos. El efecto final es la relajación del músculo liso del pene, dilatación arterial y aumento del flujo vascular. Sildenafil no afecta la líbido ni la erección normal y en muy pocas ocasiones provoca erección en ausencia de estimulación sexual. La dosis recomendada es de 50 mg a 100 mg entre 30 y 60 minutos antes de la relación sexual.

Su efecto ha sido evaluado en múltiples trabajos aleatorizados  y controlados. Sin embargo, hasta la fecha no se ha publicado ningún metaanálisis ni revisión sistemática al respecto.

Materiales y métodos:

Se identificaron los artículos correspondientes por MEDLINE, Current Contents y Cochrane Library, entre 1995 y 2000.

Los trabajos seleccionados debían incluir hombres con DE asignados aleatoriamente a Sildenafil o placebo durante al menos 7 días.

El punto primario de análisis fue el porcentaje de intentos de relaciones sexuales exitosas. La proporción de individuos que logró al menos una erección eficaz durante el tratamiento y la cantidad de pacientes que refirió mejoría de la alteración fueron puntos secundarios de evaluación. Se utilizó el Indice Validado Internacional de Función Eréctil (International Index of Erectile Function, IIEF). La calidad de los trabajos se estableció según la escala desarrollada por Schulz y colaboradores.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí