Fisiología del embarazo | 04 SEP 02

Alteraciones hematológicas en el embarazo

Durante el embarazo se producen alteraciones en el sistema hematológico de la mujer. Su finalidad es preparar al organismo para la demanda creciente por parte del embrión.
Autor/a: Dra. Alicia M. Lapidus* 
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Cambios en la volemia | 3. Bibliografía
Cambios en la volemia

Modificaciones del volumen hemático

La pérdida aguda de sangre causa cambios dramáticos en el volumen hemático materno tanto en el parto vaginal como en la operación cesárea. Si la pérdida hemática en el parto vaginal es medida en forma meticulosa es de más de 500 ml en los embarazos únicos  y casi 1000 ml en los gemelos. La operación cesárea se asocia con una pérdida hemática de alrededor de 1000 ml.

En la mujer embarazada normal al término, la hipervolemia modifica considerablemente la respuesta a la pérdida hemática. El volumen sanguíneo cae siguiendo a la pérdida aguda del parto pero permanece relativamente estable a menos que dicha pérdida exceda al 25% del volumen preparto. No hay aumento compensatorio en el volumen hemático ocurriendo una caída gradual en el volumen plasmático, debido primordialmente a la diuresis. La masa celular roja aumentada durante el embarazo que no se ha perdido en el momento del parto se reduce lentamente a medida que las células rojas llegan al fin de su vida media. El resultado general es que el hematócrito aumenta gradualmente y que el volumen hemático regresa a los niveles pregestacionales.

En los primeros días postparto existen fluctuaciones en el volumen plasmático y el hematócrito debido a respuestas individuales a la deshidratación, hipervolemia del embarazo y la rapidez de la pérdida hemática. La pérdida hemática promedio que puede ser tolerada sin causar una caída significativa de la concentración de hemoglobina es de aproximadamente 1000 ml pero esto depende del aumento normal del volumen hemático previo al parto. Casi toda la pérdida hemática ocurre dentro de las primeras horas posteriores al parto, en circunstancias normales. En las siguientes 72 horas sólo se pierden por vía vaginal 80 ml. Las pacientes con atonía uterina, episiotomía extendida o laceraciones tendrán por supuesto una pérdida mucho mayor. Si el hematócrito o la concentración de hemoglobina al quinto o séptimo día postparto está significativamente más bajo que antes del parto, existió una pérdida hemática patológica en el momento del mismo, o hubo un pobre incremento del volumen hemático durante el embarazo o ambos.

Los beneficios de la hipervolemia  del embarazo pueden verse en la tabla 1:

                     Tabla 1 - Beneficios de la hipervolemia en el embarazo


Leucocitos

El recuento leucocitario en la mujer varía considerablemente a lo largo de la gestación. Suele oscilar entre 5.000 y 12.000 mm3. Durante el parto y a principios del puerperio puede elevarse a 25.000 o más, sin embargo, el incremento medio es de 14.000 a 16.000 mm3.   La causa de este aumento es desconocida, pero esto mismo ocurre luego del ejercicio extenuante.

Otra característica del embarazo es la neutrofilia, que consiste principalmente en formas maduras, aunque ocasionalmente puede encontrarse un mielocito.
Desde épocas precoces aumenta la actividad de la fosfatasa alcalina leucocitaria, pero esto no es peculiar del embarazo sino que suele aparecer también en procesos inflamatorios.

Hemostasia

Una hemostasia normal depende de una vasculatura normal, de los factores de la coagulación, de las plaquetas y de la fibrinolísis.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022