Vida intrauterina | 28 AGO 02

Actividad sensorial intrauterina

Todavía estamos en penumbras respecto a la vida intrauterina. Es un error comun imaginar que todas las sensaciones comienzan al nacer. En este artículo se actualizan los conocimientos respecto a la actividad sensorial fetal
Autor/a: Dra. Alicia M. Lapidus *  
Desarrollo

Desde el punto de vista del comportamiento existe muy poca diferencia entre un feto de 32 semanas y un recién nacido.

Sueño y vigilia fetal:

El feto pasa la mayor parte del día durmiendo. A las 32 semanas, duerme el 90 al 95% del día. Algunos períodos son de sueño profundo, algunos de sueño REM, y algunos períodos los pasa en un estado indeterminado, producto de su cerebro inmaduro, y que es diferente del sueño de un bebé, un niño o un adulto.

El sueño REM es igual al del adulto, con los movimientos oculares típicos, y algunos investigadores piensan que tienen la capacidad de soñar. (es difícil saber respecto a qué, pero lo más probable es que sea respecto a lo conocido, es decir a las sensaciones dentro del útero).

Más próximo al parto el feto duerme del 85 al 90% del tiempo (igual al recién nacido). Entre estos períodos, el feto presenta un estado similar a la vigilia.

Movimientos fetales:

Ya sea dormido o despierto, el feto se mueve unas 50  veces por hora, flexionando y extendiendo su cuerpo, moviendo su cabeza, y explorando su húmedo habitat con el tacto.
Heidelise Als, Ph.D., psicólogo de desarrollo en la Escuela Médica de Harvard, se mostró sorprendido por la cantidad de estímulo táctil que un feto se da a sí mismo. Ella refiere: "Toca con una mano la la cara, una mano a la otra mano, toma sus pies, toca con su pie su pierna, su mano toca el cordón umbilical" . Als cree hay una desigualdad entre el ambiente dado a los prematuros en los hospitales y el ambiente que ellos habrían tenido en el útero.

Ella ha estado trabajando durante años para cambiar el cuidado dado a los prematuros para que ellos puedan curvarse, juntar sus rodillas, y tocar cosas con sus manos como lo habrían hecho durante semanas en el útero. Junto con los tales movimientos comúnes,  DiPietro ha notado también algunas actividades fetales más extrañas, incluyendo "lamer la pared uterina y literalmente caminar dando una vuelta el útero  empujando hacia afuera con sus pies". Los segundos o terceros hijos puede tener más sitio en el útero para esas maniobras que los primeros bebés. Después del embarazo inicial, el útero de una mujer es más grande y el cordón umbilical más largo, permitiendo más libertad de movimiento. "los niños segundos y los subsecuentes pueden desarrollar más experiencias motoras en el utero y por lo tanto pueden volverse niños más activos," DiPietro especula. Los fetos reaccionan importantemente a las acciones de su madre.

Gusto Fetal:

Por qué las personas crecen gustando chilies calientes o los curry picantes también puede tener algo que hacer con el ambiente fetal. Cerca de las 13 a 15 semanas una papila gustativa de un feto se parece ya a la de un adulto maduro, y el líquido amniótico que lo rodea puede oler fuertemente a curry, comino, ajo, cebolla y otras esencias de la dieta de la madre. Si los fetos pueden degustar estos sabores no se conoce todavía, pero los científicos han encontrado que un prematuro de 33 semanas chupará más fuertemente una tetina endulzada que una de goma llana.   

Durante el último trimestre, el feto traga un litro por día de líquido amniótico, dice Julie Mennella, Ph.D., una biopsicóloga del Centro de los Sentidos Químico Monell en Filadelfia. Ella piensa que el fluido puede actuar como un "puente de sabor" hacia la leche que también lleva los sabores de la comida de la dieta de la madre.  

Audición Fetal:

Un feto puede saborear o no, pero no hay duda que puede oír. Un bebé muy prematuro que entra en el mundo a las 24 o 25 semanas responde a los sonidos alrededor de él, observa Als, de tal modo  que su aparato auditorio ya debe de haber estado funcionando en el útero. Muchas mujeres embarazadas informan un movimiento fetal brusco o una patada súbita simplemente después de que una puerta se cierra de golpe.    

Incluso sin tales intrusiones, el útero no es un lugar silencioso. Investigadores que han insertado un micrófono en el útero de una mujer embarazada han recogido un nivel del ruido "semejante al ruido del fondo en un apartamento," según DiPietro. Los sonidos incluyen el rumor de sangre en los vasos de la madre, el gorgorismo y retumbe de su estómago e intestino, así como los tonos de su voz se filtraron a través de los tejidos, huesos, y líquido, y las voces de otras personas que pasan por la pared amniótica. Fifer ha encontrado que la frecuencia cardíaca fetal disminuye cuando la madre está hablando, sugiriendo que el feto no sólo oye y reconoce el sonido, sino que se calma por él.

Visión fetal:

La Visión de Visión fetal es el último sentido para desarrollar. Un infante muy prematuro puede ver luz y forma; investigadores presumen que un feto tiene la misma habilidad. Así como el útero no está completamente callado, no es absolutamente oscuro, o. Dice a Filter "Puede haber simplemente estímulo bastante visual se filtrado a través de los tejidos de la madre que un feto puede responder cuando la madre está en la luz luminosa," como cuando ella está tomando el sol. Los científicos japoneses han informado una reacción fetal distinta incluso a las llamaradas de brillo ligero en la panza de la madre.

Sin embargo, otros investigadores advierten que exponiendo los fetos (o los infantes prematuros) a la luz luminosa antes de que ellos estén listos puede ser peligroso. De hecho, Als de Harvard cree que que el daño retiniano en infantes prematuros que se han atribuido mucho tiempo a las concentraciones altas de oxígeno realmente puede ser debido a la sobre exposición de luz en el momento malo en el desarrollo.: Un feto de seis meses, nacido aproximadamente 14 semanas antes de tiempo, tiene un cerebro que ni está preparado ni esperando señales de los ojos para ser transmitidas a la corteza visual del cerebro, y de allí a los lóbulos frontales, dónde la información se integra. Cuando el feto es obligado a ver demasiado pronto, dice Als, el estímulo acelerado puede llevar a aberraciones del desarrollo del cerebro

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas: