Estudio comparativo ex post-facto | 29 MAY 02

Personalidad premorbida en los distintos cuadros afectivos

Encuesta realizada en Chile con el objeto de determinar si hay patrones de personalidad premórbidos en los pacientes chilenos afectados con diferentes cuadros de trastornos afectivos
Autor/a: Anneliese Dörr A., Sandra Viani B.  Fuente: Acta Psiquiátrica y Psicológica de mérica Latina 
Algo de historia

Kraepelin fue el primero que intentó ordenar en forma coherente las múltiples descripciones de síntomas y síndromes relacionados con los trastornos afectivos. En 1896 unió bajo el concepto de "locura maníaco-depresiva" diversas alteraciones y reconoció la existencia de una transición fluida hacia lo que se podría considerar como variaciones de la personalidad. Planteó que la causa real íntima de la "locura maníaco-depresiva" debía ser buscada en un estado mórbido permanente que persiste en el intervalo entre los episodios 4. Kraepelin distinguió tres tipos de personalidad premórbida asociados a una psicosis afectiva: personalidad maníaca e irritable y manía, personalidad depresiva y depresión, personalidad ciclotímica y locura maníaco-depresiva.

También Kretschmer  5 postulaba una tipología en relación a los temperamentos de los pacientes que presentaban trastornos afectivos. El temperamento que denominó ciclotímico (y en sus formas más psicopáticas cicloide) será común a todas las formas evolutivas de la fusión maníaco-depresiva en el sentido de Kraepelin. A diferencia de éste, no estableció una relación entre los diferentes temperamentos y subtipos de psicosis maníaco-depresiva. Solo distinguía una personalidad ciclotímica asociada a la psicosis maníaco-depresiva y otra personalidad esquizoide, premórbida de la esquizofrenia 5.

Por otra parte, Abraham estableció una relación entre personalidad y cuadros afectivos. A comienzos de siglo, ya había aludido al parentesco de la personalidad de los maníaco-depresivos con la de los obsesivo-compulsivos, y su tríada característica descrita por Freud: orden, testarudez y afáan por el ahorro  2.

En 1961, desde una concepción fenomenológica Tellenbach realizó una acabada descripción de la personalidad premórbida del depresivo monopolar, a la que denominó "Typus Melancholicus". Esta personalidad se caracteriza por un exagerado apego al orden, demasiado afán por rendir y ser eficiente, alto grado de responsabilidad, intolerancia a las culpas y a las deudas y tendencia a las relaciones interpersonales simbióticas ("ser-para-el-otro") 9.

Tellenbach elaboró el concepto de "Typus Melancholicus" como propio de las formas monopolares de la depresión e independiente de la edad de comienzo de la enfermedad. En esa época se pensaba que ambas formas de depresión, tanto monopolar como bipolar, pertenecían a una sola unidad nosológica, independiente de la depresión involutiva o presenil 9. Esto tuvo como consecuencia que no se intentara siquiera establecer diferencias entre la personalidad premórbida de depresiones monopolares y bipolares, y se buscara un tipo de temperamento unitario para ambas formas evolutivas de las psicosis afectivas, intento que más tarde caería en el fracaso 3.

Desde fines de la década de los años 60 del siglo XX, von Zerssen comienza su intento por comprobar en forma empírica la intuición fenomenológica de Tellenbach respecto a esta asociación entre personalidad premórbida ("Typus Melancholicus") y depresión monopolar. A través de una serie de investigaciones, von Zerssen y cols. 11, 12, 13, corroboraron la existencia del Typus Melancholicus como un grupo de rasgos de personalidad premórbida propia de los pacientes que presentaban una depresión monopolar. Además, en algunos estudios encontraron datos que apoyaban la existencia de otras posibilidades de asociación entre personalidad premórbida y formas de evolución de los trastornos afectivos. Es así como von Zerssen, apoyado por Pössl 13, logra configurar un cuadro de personalidad caracterizado por un conjunto de rasgos, denominado "Typus Manicus", que vendría a representar el otro polo del Typus Melancholicus y que se observa en pacientes maníacos monopolares o bipolares con predominio de fases maníacas. Estos se distinguían claramente del grupo de depresivos monopolares por presentar rasgos más bien opuestos, y también de los bipolares, quienes se asemejaban al promedio de la población normal.

Algunos de los rasgos característicos del patrón de personalidad denominado Typus Manicus son: inconstancia, independencia, originalidad, imaginación, audacia, insatisfacción con el statu quo, liderazgo social y tendencia a establecer relaciones sociales numerosas, superficiales y cambiantes en las que buscan satisfacción de sus propias necesidades 13.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí