Al menos un 16% desde 1990 | 30 OCT 23

A nivel mundial, aumentó el consumo de bebidas azucaradas

Las ingestas variaron ampliamente según la región del mundo
Autor/a: Lara-Castor, L., Micha, R., Cudhea, F. et al.  Fuente: Nat Commun 14, 5957 (2023)  Sugar-sweetened beverage intakes among adults between 1990 and 2018 in 185 countries.

Los datos de las encuestas dietéticas muestran diferencias según la región y la edad, dicen investigadores de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición de la Universidad de Tufts.

Resumen

Las bebidas azucaradas (SSB) están asociadas con enfermedades cardiometabólicas y desigualdades sociales. Para la mayoría de los países, no se dispone de estimaciones ni tendencias de ingesta recientes; ni variación por educación o urbanicidad. Investigamos la ingesta de bebidas azucaradas entre adultos entre 1990 y 2018 en 185 países, estratificada a nivel subnacional por edad, sexo, educación y residencia rural/urbana, utilizando datos de la Base de datos dietética global.

En 2018, la ingesta media mundial de SSB fue de 2,7 (8 oz = 248 gramos) porciones/semana (95% UI 2,5-2,9) (rango: 0,7 (0,5-1,1) en el sur de Asia a 7,8 (7,1-8,6) en América Latina/ Caribe). La ingesta fue mayor en hombres que en mujeres, en jóvenes frente a mayores, con mayor nivel de educación que en los menos educados y en adultos urbanos frente a rurales. Las variaciones por educación y urbanidad fueron mayores en el África subsahariana. Entre 1990 y 2018, la ingesta de SSB aumentó en +0,37 (+0,29, +0,47), con el mayor aumento en África subsahariana.

Estos hallazgos informan la intervención, la vigilancia y las acciones políticas en todo el mundo, destacando el creciente problema de las bebidas azucaradas para la salud pública en el África subsahariana.


Figura:
Las bebidas azucaradas se definieron como cualquier bebida con azúcares agregados y ≥50 kcal por porción de 8 oz, incluidas bebidas comerciales o caseras, refrescos, bebidas energéticas, bebidas de frutas, ponches, limonadas y aguas frescas. Esta definición excluye los jugos 100% de frutas y vegetales, las bebidas sin calorías endulzadas artificialmente y la leche endulzada. El tamaño de porción estandarizado utilizado para este análisis es de 8 oz (248 gramos). Para esta representación visual, los valores se truncaron a 21 porciones/semana para reflejar mejor la distribución de las ingestas a nivel mundial. El análisis de los datos se realizó utilizando el paquete rworldmap (v1.3-6). Los datos de origen se proporcionan como archivo de datos de origen 1. Oz onzas, bebidas azucaradas SSB. 


Comentarios

La decisión de consumir una bebida azucarada está fuertemente influenciada por el lugar donde vive, informan los investigadores de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición en un nuevo estudio publicado el 3 de octubre en la revista Nature Communications. Si bien un análisis de la Base de datos dietética global para los años 1990, 2005 y 2018 encontró que el consumo general de bebidas azucaradas aumentó (casi un 16 % en todo el mundo durante el período de 28 años estudiado), la ingesta regional varió ampliamente.

Las bebidas azucaradas son un problema de salud pública porque se han asociado ampliamente con la obesidad y las enfermedades cardiometabólicas, que se encuentran entre las principales causas de muerte y años perdidos por discapacidad a nivel mundial. Muchas directrices nacionales recomiendan limitar los azúcares añadidos a menos del 5 al 10% de las calorías diarias y, como los refrescos no añaden valor nutricional, algunos países gravan su consumo para ayudar a sus residentes a alcanzar este objetivo.

El estudio es la última instantánea de cómo los adultos en 185 países consumen bebidas azucaradas, específicamente: refrescos, bebidas energéticas, jugos de frutas, ponches, limonadas y aguas frescas que contienen más de 50 calorías por porción (8 onzas). Las ingestas variaron ampliamente según la región del mundo. Por ejemplo, en 2018, la persona promedio consumía 2,7 porciones de bebidas azucaradas por semana, pero esto oscilaba entre 0,7 porciones por semana en el sur de Asia y 7,8 porciones por semana en América Latina y el Caribe.

Se observó que la ingesta global era mayor en hombres que en mujeres y en personas más jóvenes que en personas mayores, pero el papel de la educación y la residencia rural/urbana estuvo más influenciado por la región de origen. El consumo de bebidas azucaradas fue más probable entre los adultos con mayor educación que con menor educación en África subsahariana, el sur de Asia y América Latina y el Caribe, mientras que se observó lo contrario en Medio Oriente y África del Norte. En general, algunas de las ingestas más altas de bebidas azucaradas en el mundo se dieron entre adultos urbanos con alto nivel educativo en África subsahariana (12,4 porciones por semana) y en América Latina y el Caribe (8,5 porciones por semana).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024