Revisión sistemática | 11 JUL 23

Una estimación de los daños graves debido a la colonoscopía de detección

Es muy importante que los médicos discutan el riesgo asociado con los procedimientos de detección
Autor/a: Alison N. Huffstetler, Joseph Fraiman, Shannon Brownlee, Michael A. Stoto and Kenneth W. Lin An Estimate of Severe Harms Due to Screening Colonoscopy: A Systematic Review

Aspectos destacados

  • Esta revisión procuró evaluar los daños graves debido a las colonoscopías de detección en los EE. UU. El daño grave se definió como una hemorragia o perforación gastrointestinal dentro de los 30 días posteriores a la colonoscopía. Las tasas de daño variaron ampliamente entre los estudios, con una tasa de hemorragia grave estimada en 16,4 a 36,18 por 10 000 colonoscopías y la tasa de perforación estimada en 7,62 a 8,50 por 10 000 colonoscopías.
     
  • Aunque los beneficios de la detección superan los riesgos, sigue siendo importante que los médicos discutan el riesgo asociado con los procedimientos de detección, como una colonoscopía, antes de continuar con el procedimiento.

Introducción

Durante más de 2 décadas, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF) y otras organizaciones nacionales han recomendado la detección del cáncer colorrectal, siendo la colonoscopía una de las 4 opciones para la detección del cáncer colorrectal. Aunque se sabe que se producen daños graves como consecuencia de la colonoscopía de detección, el USPSTF concluyó que el riesgo de daño se ve superado por los beneficios potenciales, según la edad del paciente, los factores de riesgo y los hallazgos colonoscópicos previos, siempre que la colonoscopía se realice en la frecuencia recomendada para adultos de riesgo entre 45 y 75 años.

Las complicaciones asociadas con la colonoscopía de detección pueden deberse a la preparación del intestino, la anestesia y el procedimiento en sí. Los daños graves incluyen perforación intestinal y sangrado que requiere hospitalización, así como infecciones, eventos cardiovasculares y muerte. Estos daños graves se pueden reducir con una buena técnica colonoscópica, pero no se pueden evitar por completo.

En los últimos años, el reconocimiento de que una parte del daño al paciente es inevitable ha aumentado la atención sobre el concepto de “daño prevenible”. Al mismo tiempo, ha habido un reconocimiento creciente de que la “atención de bajo valor”, o los servicios médicos que son innecesarios o inapropiados, deben verse como una fuente de daño prevenible para el paciente. 6Los autores realizaron esta revisión sistemática de la tasa anual de daños graves secundarios a la colonoscopía de detección con la intención de utilizar los resultados para un estudio futuro, que estimará las tasas de daños prevenibles de la colonoscopía inapropiada. Este estudio difiere de las revisiones sistemáticas anteriores en 2 formas: tiene como objetivo evaluar los daños exclusivamente en el contexto de la detección, a diferencia de la colonoscopía de diagnóstico, e incluye los daños que comúnmente se desarrollan días o semanas después del procedimiento.

Objetivo:

Este estudio tiene como objetivo evaluar de manera integral los daños directos y graves de la colonoscopía de detección en los Estados Unidos. Mientras que otros investigadores han completado revisiones sistemáticas que estiman los daños de todos los tipos de colonoscopía, este análisis se centra en las colonoscopías de detección que tuvieron un seguimiento adecuado para evitar subestimar los daños tardíos.

Fuentes de datos:

Se consultó a PubMed y Embase sobre estudios relevantes sobre los daños de la colonoscopía de detección publicados entre el 1 de enero de 2002 y el 1 de abril de 2022.

Selección de estudios:

Se incluyeron estudios en inglés de colonoscopía de detección para pacientes de riesgo promedio. Los estudios deben haber seguido a los pacientes durante un tiempo adecuado después del procedimiento, definido como 30 días después de la colonoscopía.

Resultados principales:

El resultado primario fue el número de episodios de hemorragia grave y perforaciones gastrointestinales (GI) dentro de los 30 días posteriores a la colonoscopía de detección.

Resultados:

Se revisaron un total de 1951 estudios para su inclusión; 94 fueron revisados ​​en texto completo. De los revisados ​​en su totalidad, 6 estudios, incluido un total de 467.139 colonoscopías, cumplieron con los criterios de inclusión y se incluyeron en nuestro análisis de los daños relacionados con las colonoscopías de detección.

La tasa de hemorragia grave osciló de manera creíble entre 16,4 y 36,18 por 10 000 colonoscopías; la tasa de perforación varió de forma creíble de 7,62 a 8,50 por 10.000 colonoscopías.

Conclusión

Comprender y reducir el daño es un objetivo común de los médicos y los sistemas de salud. Llevamos a cabo un análisis riguroso de los daños que ocurrieron en el curso de la colonoscopía de detección, que es el tercer procedimiento de detección de cáncer más común en los EE. UU., superado solo por las pruebas de Papanicolaou y la mamografía.

Recientemente, una publicación en el New England Journal de Bretthauer et al. sugirió que los beneficios de mortalidad de la colonoscopía de detección se han sobreestimado en estudios de cohortes. Los autores citaron una estimación más precisa de los daños de esta herramienta de detección como relevante para el sistema de salud y la toma de decisiones individuales. 21En la publicación de Bretthauer, el sangrado se citó como una complicación de las colonoscopías de detección y ocurrió cuando se realizaron polipectomías.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024