La cardiología del mundo se encuentra en Nueva Orleans | 07 MAR 23

Sesiones Científicas del American College of Cardiology 2023

Lo más destacado de un encuentro de la cardiología mundial
INDICE:  1. Página 1 | 2. Empagliflozina en IC | 3. Insomnio e IAM | 4. Sueño y mortalidad | 5. Triglicéridos: Pemafibrato | 6. Embarazo | 7. Tecnologías reproductivas | 8. Marihuana y riego CV | 9. Células madre en IC | 10. Mortalidad CV en EE.UU. | 11. COVID prolongado | 12. Terapia de afirmación de género | 13. Dieta y Sodio | 14. Rehabilitación en el hogar | 15. Soledad e IC | 16. Teleterapia cognitiva | 17. FA: ablación | 18. Angioplastia, sexo | 19. Cardio-oncología | 20. Estatinas / Antracilinas | 21. Insuficiencia tricuspídea | 22. Ácido bempedoico | 23. Estatinas, calcio coronario | 24. Caminar 500 pasos | 25. Dapaglifozina | 26. Tratamiento invasivo vs conservador | 27. Vitamina D | 28. IAM, obesidad | 29. Estrés y SNA | 30. Reserva fraccional de flujo | 31. TAVR | 32. MitraClip | 33. Enfermedad multivaso: stent | 34. Imágenes intravasculares | 35. Vacuna Influenza | 36. Co-pagos | 37. Estatinas: prescripción | 38. Marcapasos, ejercicio | 39. Apolipoproteína B | 40. Factores de riesgo, tendencias | 41. COVID-19 | 42. Cirugía mitral | 43. Insominio e IAM | 44. Reparación transcatéter de la válvula mitral | 45. Alirocumab y estatinas | 46. Inteligencia artificial causal | 47. Sensor portátil de troponina | 48. Diabetes: estrategia multifacética | 49. Hipertensión pulmonar | 50. IC: sensor portátil | 51. FA: ablación | 52. Sensibilidad a la sal | 53. Alerta automatizada en IC | 54. Miocardiopatía hipertrófica: ejercicio | 55. Inflamación y colesterol | 56. COVID: anticoagulación | 57. Atletas de elite y cardiopatías | 58. Reperfusión estratégica IAM / TNK
Mortalidad CV en EE.UU.

Caen las muertes por ataques cardíacos en las últimas dos décadas

También se observaron reducciones alentadoras en las disparidades raciales

EE. UU. no solo experimentó una disminución significativa en la tasa general de muertes relacionadas con ataques cardíacos en los últimos 20 años, sino también una reducción en las disparidades raciales en las muertes por ataques cardíacos, según un estudio presentado en la Sesión Científica Anual del Colegio Estadounidense de Cardiología. La brecha en la tasa de muertes por ataques cardiacos entre los blancos y los afroamericanos/negros se redujo a casi la mitad durante el período de 22 años, informaron los investigadores.

Los hallazgos, basados en un análisis de datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de 1999 a 2020, indican que las tasas de muerte ajustadas por edad atribuidas al infarto agudo de miocardio (el término médico para ataque cardíaco) se redujeron en un promedio de más del 4% por año en todos los grupos raciales durante el período de dos décadas.

“Son buenas noticias”, dijo Muchi Ditah Chobufo, MD, becaria de cardiología en la Universidad de West Virginia y autora principal del estudio. “Los investigadores a menudo resaltan las malas noticias, pero la gente debe saber que, incluso si aún no hemos llegado allí, estamos progresando en la dirección correcta. Creo que las razones son multifactoriales y abarcan desde actividades de prevención y promoción de la salud hasta el tratamiento durante y después de un ataque al corazón”.

Los investigadores encontraron que la tasa general de muerte por ataque cardíaco, ajustada por edad, se redujo de aproximadamente 87 muertes por cada 100 000 personas en 1999 a aproximadamente 38 muertes por cada 100 000 personas en 2020. Las tasas de muerte relacionadas con ataques cardíacos fueron más altas entre los afroamericanos/negros, con una tasa de 104 muertes por cada 100 000 habitantes en 1999 y 46 muertes por cada 100 000 habitantes en 2020, y la más baja entre los asiáticos y los isleños del Pacífico.

Es difícil determinar definitivamente si la disminución es el resultado de que se produzcan menos ataques cardíacos o mejores tasas de supervivencia cuando ocurren debido a las nuevas estrategias de diagnóstico y opciones de tratamiento, dijeron los investigadores. Por ejemplo, los hospitales ahora analizan con frecuencia la troponina en la sangre cuando se sospecha un ataque cardíaco, lo que puede ayudar a los médicos a diagnosticar un ataque cardíaco en una etapa más temprana de lo que era posible con las estrategias de diagnóstico anteriores. Este cambio ha llevado a una detección de ataques cardíacos más temprana y más sensible, pero también dificulta la comparación de datos sobre ataques cardíacos a lo largo del tiempo.

Por el lado de la prevención, el público se ha vuelto más consciente de la necesidad de reducir los factores de riesgo cardiovascular a través de medidas como dejar de fumar y controlar el colesterol. Los médicos también tienen una mejor comprensión de los signos de un ataque cardíaco y herramientas mejoradas para diagnosticarlos y tratarlos rápidamente cuando ocurren. Más hospitales también están equipados con dispositivos mecánicos de apoyo para ayudar con el tratamiento de un ataque al corazón y se han puesto a disposición nuevos medicamentos, como potentes antiplaquetarios, que pueden haber mejorado las tasas de supervivencia y reducido la probabilidad de un segundo ataque al corazón.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023