Enfermedad pulmonar intersticial | 06 DIC 22

Daño pulmonar residual después de la hospitalización por COVID-19

Un estudio revela el alcance del daño pulmonar residual después de la hospitalización por COVID-19
Autor/a: Iain Stewart, PhD, et al. Fuente: American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine Residual Lung Abnormalities Following COVID-19 Hospitalization: Interim Analysis of the UKILD Long-COVID Study,

En un nuevo estudio publicado en línea en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine de la American Thoracic Society, los investigadores buscaron determinar el porcentaje de pacientes con COVID-19 dados de alta del hospital que tenían un tipo de daño pulmonar fibrótico, conocido como enfermedad pulmonar intersticial, que requiere atención de seguimiento continua. Estos pacientes tenían diversos grados de gravedad de COVID-19 al ingreso en el hospital.

En el estudio: "Anomalías pulmonares residuales posteriores a la hospitalización por COVID-19: análisis provisional del estudio UKILD Long-COVID", los autores examinaron la evidencia de patrones pulmonares anormales en tomografías computarizadas de seguimiento de pacientes con COVID-19 dados de alta del hospital, patrones que podrían ser sugestivo de enfermedad pulmonar intersticial. Las características de los 209 participantes del estudio que se sometieron a tomografías computarizadas se aplicaron a una cohorte posterior a la hospitalización más amplia de casi 3500 personas sin tomografía computarizada para estratificar el riesgo de anomalías pulmonares residuales.

La “enfermedad pulmonar intersticial” se refiere a un amplio grupo de enfermedades que se caracterizan por cicatrización pulmonar, incluida la fibrosis pulmonar idiopática. Esta cicatrización dificulta la respiración y el suministro de oxígeno al torrente sanguíneo. El daño pulmonar de este grupo de enfermedades puede ser irreversible y empeorar con el tiempo.

"Estimamos que hasta el 11 por ciento de los pacientes hospitalizados con COVID tenían un patrón fibrótico después de la recuperación de la enfermedad aguda", dijo el autor correspondiente Iain Stewart, PhD, investigador avanzado (Fundación Rayne), Centro Margaret Turner Warwick para la Enfermedad Pulmonar Fibrosante, National Heart y Lung Institute, Imperial College London. “Si bien muchas personas experimentan dificultad para respirar prolongada, la principal implicación de estos hallazgos es que un número considerable de personas dadas de alta de una hospitalización por COVID también pueden tener anomalías fibróticas en los pulmones. Estos resultados deberían ayudar a concentrar los esfuerzos para seguir de cerca a los pacientes en riesgo. Este seguimiento debe incluir imágenes radiológicas repetidas y pruebas de función pulmonar”.

Agregó: “Para algunas personas, estos patrones fibróticos pueden ser estables o resolverse, mientras que para otros pueden conducir a una progresión de la fibrosis pulmonar a más largo plazo, una peor calidad de vida y una menor esperanza de vida. La detección temprana de la progresión es esencial para mejorar los resultados”.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023