Análisis demográfico a nivel mundial | 16 ENE 23

Tendencias del dolor y disparidades en su crecimiento

El dolor físico aumentó de 2009 a 2021 en todo el mundo con menor progresión al inicio de la pandemia por Covid-19.
1. Introducción

El dolor físico es un problema de salud frecuente con amplias implicancias individuales, económicas y sociales.

Comprender el crecimiento y la distribución del dolor en la sociedad es crucial para mejorar el bienestar de los ciudadanos y el sistema de salud pública. Sin embargo, la evidencia sobre el dolor, las tendencias y las disparidades en su progresión en la población mundial apenas existen.

Este artículo utiliza datos representativos a nivel nacional de 146 países (N = 1,6 millones de encuestados) para examinar tendencias del dolor entre 2009 y 2021, posibles explicaciones de estas características y disparidades sociodemográficas.

Análisis posteriores muestran que el porcentaje de personas con dolor en todo el mundo aumentó de 26,3 en 2009 a 32,1 en 2021. Aproximadamente, 500 millones de personas más padecían dolor en 2021 en comparación con 2009. Este trabajo también muestra que el crecimiento del dolor se distribuye de manera desigual: el aumento del dolor físico fue más rápido entre las mujeres, las más jóvenes, las menos educadas y los pobres.

2. Antecedentes

El dolor físico tiene efectos perjudiciales sobre el bienestar de las personas. Se ha descubierto que el dolor influye en el comportamiento económico y sanitario. Por ejemplo, está fuertemente asociado con el trabajo: pérdida de productividad, ausentismo, pérdida de empleo y el abuso de drogas y alcohol.

Al examinar las tendencias y las disparidades del dolor en todo el mundo, el presente estudio contribuye a los esfuerzos de los investigadores para comprender y mejorar la utilidad de los individuos.

El dolor físico ha sido ampliamente estudiado en medicina y biología. Más recientemente, economistas y científicos sociales comenzaron a examinar los aspectos socioeconómicos y psicosociales.

Este trabajo argumenta que los estresores sociales vinculados a condiciones económicas difíciles pueden dar forma al dolor del individuo. El presente estudio también contribuye a este cuerpo de investigación por explorar factores socioeconómicos y psicosociales que puedan ayudar a explicar las tendencias.

Las disparidades que aquí se documentan están relacionadas con la teoría de las causas fundamentales. Esta teoría sugiere que los individuos con mayores recursos (por ejemplo, mejor estatus socioeconómico, educación superior) tienden a tener mejor salud y son más probabilidades de evitar enfermedades que las personas con menos ingresos.

3. Métodos

> Datos

Este artículo utilizó datos de 146 países de 2009 a 2021 (N = 1,6 millones de encuestados; rango de edad 13-101 años, media = 42 años).

Variable dependiente

La variable dependiente para este estudio fue el dolor físico del individuo. A encuestados se les preguntó: “¿Experimentó lo siguiente… durante gran parte del día de ayer? ¿Qué tal sobre... dolor físico? Las personas podían responder sí (1) o no (0).

Variable independiente y covariable

La principal variable independiente fue un período de año de encuesta continua. Las características sociodemográficas incluyeron género, edad (lineal y cuadrática), nivel de educación (primaria, secundaria y terciario), quintiles de ingreso año-país, situación laboral, estado civil y número de hijos menores de 15 años en el hogar.

Análisis estadístico

Para examinar si el dolor físico varió con el tiempo, se realizaron regresiones ajustadas por características sociodemográficas.

Posibles factores explicativos

Se realizaron análisis adicionales para explorar los factores que pueden ayudar a explicar las tendencias en el dolor físico.

Perfil de edad de la nación: Dado que el dolor físico tiende a aumentar con la edad, si la tendencia en el dolor físico difería según el perfil de edad de las naciones.

• Fabricación: los trabajos que son duros para el cuerpo humano pueden desempeñar un papel clave en el desarrollo de dolor  físico. Por lo tanto, los países en los que aumentó la fabricación pueden exhibir mayores tasas de dolor que los países en los que la fabricación disminuyó.

• Optimismo: se ha descubierto que el optimismo sobre el futuro está relacionado con el dolor físico. Las personas que experimentaron un menor optimismo informaron un mayor dolor

• Estrés: investigaciones previas también encontraron que el dolor era muy similar al estrés. Así, en países en los que aumentó el estrés, el dolor físico también podría haber aumentado.

4. Resultados

Tendencias y disparidades del dolor

El porcentaje de personas con dolor ha tenido una tendencia ascendente en todo el mundo entre 2009 y 2021 (Fig. 1). Vale la pena señalar que estas tendencias muestran un punto mínimo en 2020. La tendencia al alza en el dolor físico fue más pronunciada en el período 2009-2019 eliminando los años de pandemia.

Figura 1. Evolución del dolor físico período 2009-2021.

En todo el mundo La proporción de personas que experimentaron dolor físico fue del 26,3 % en 2009 y del 32,1 % en 2021. La proporción de personas con dolor en los países de mayores ingresos aumentó del 26,8 % en 2009 al 29% en 2021 mientras que en los países de bajos ingresos la proporción de personas con dolor aumentó del 25,9% en 2009 al 32,8% en 2021.

Analizando las tendencias brutas en el dolor físico en todos los países por grupo demográfico (Fig. 2) se encuentran dos hallazgos principales:
1) el nivel agregado del dolor físico era mayor entre las mujeres, los ancianos, los menos educados y los pobres en comparación con los hombres, los más jóvenes, los más educados y los ricos.
2) el dolor físico aumentó en todos los grupos demográficos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024