Ciclo de entrevistas “Invisibles”: Residencia de Medicina General del Impenetrable Chaqueño | 17 NOV 22

"Estamos para romper estructuras y cuestionar desde lo positivo”

IntraMed entrevistó a los doctores Nicolás Bona, Soledad Altamiranda y Augusto Alcaraz, integrantes del servicio. Contaron cómo lograron agilizar la atención en una región con fuertes necesidades.
Autor/a: Celina Abud Fuente: IntraMed 

Invisibles: No siempre el valor y la fama coinciden; ni los médicos más dedicados son los más visibles. Valoran el agradecimiento de quienes los necesitan más que algunos minutos en televisión. Forman parte de sus comunidades y están comprometidos con ellas. No tienen nada para vender; más bien comparten lo que tienen, lo que saben. Atienden en localidades remotas a familias humildes, no quieren dejar huérfana a ninguna enfermedad. Curan cuando se puede y cuidan siempre. Son aquellos que con los pies en el barro le dan sentido a una profesión milenaria. IntraMed quiere homenajearlos con este ciclo de entrevistas que se propone darles visibilidad a los “Invisibles”.



Con el objetivo de dar atención a quienes más lo necesitan, se erige la Residencia de Medicina General del Impenetrable Chaqueño. Fue creada en 1983 y de ella salieron distintas camadas de médicos capacitados para atender las necesidades de la región. La nueva generación de este servicio se consolidó en 2019 y hoy tiene sede en el Centro de Salud de Curishí, un barrio originario qom dentro de la ciudad de Juan José Castelli, en la provincia de Chaco, Argentina. El grupo atiende todos los procesos de salud enfermedad, entre ellos embarazo, control de niño sano, atención general, taller de concientización de anticonceptivos, enfermedades crónicas en adultos y además realizan visitas domiciliarias. Trabajan a la par de agentes sanitarios, que forman parte de la comunidad qom y que también están en el centro de salud para oficiar de traductores a quienes no hablan castellano y facilitar la comunicación en general entre médicos y pacientes. 

La nueva camada de residentes comenzó a trabajar en la localidad de Wichi El Pintado hasta que se trasladó a la ciudad, donde derivan pacientes de distintas localidades del Impenetrable. Sus médicos son conscientes de que cualquier acción que ejecutan vale mucho en una región donde hay de todo por hacer. Incluso uno de los logros más celebrados dentro de la residencia es haber mejorado el control de las personas que viven con VIH al permitir, capacitaciones mediante, que se realicen las extracciones de sangre en su localidad y no tener que trasladarse por horas para una muestra. IntraMed dialogó con el jefe de residentes, Nicolás Bona y dos médicos residentes, Soledad Altamiranda y Augusto Alcaraz.

Bona es oriundo de Chascomús, Buenos Aires y lo movilizó trasladarse a la región del Impenetrable para marcar la diferencia. Altamiranda es  de Tandil, en Buenos Aires. Mientras que Alcaraz es de Quitilipi, Chaco, una localidad a 140 kilómetros de la localidad de Juan José Castelli y si bien se formó como médico en Rosario, decidió volver a atender en su provincia de origen. Aquí la historia de todos ellos.

¿Cuándo supieron que querían ser médicos?

Nicolás Bona. De chiquito crecí con muchos perros y siempre pensé que necesitábamos un espacio de cuidados para animales que fuera público (en Chascomús, la ciudad donde yo crecí,  no existía uno). Llegando a la adolescencia y la adultez me di cuenta de que sí existían los espacios públicos para el cuidado de las personas  con sus necesidades. Ahí me picaron las ganas de estudiar medicina y de acompañar a la gente en sus procesos de salud y enfermedad.

Antes la residencia estaba Wichí El Pintado. ¿Cuánto les llevaba llegar, qué dificultades tenían los caminos y qué desafíos representaba atender ahí?

Nicolás Bona. Nuestro grupo de trabajo comenzó sus pasos en 2019 en Wichi El Pintado, localidad a la que se llega en 3 horas y media o cuatro horas por camino de tierra desde Juan José Castelli. Las dificultades en el Impenetrable son muchas y los caminos son una de ellas, porque se hacen colchones de polvo, por ejemplo. Incluso en seco, sin que haya llovido es muy difícil acceder y de haber lluvias, los caminos se ponen intransitables, es imposible llegar o te podés quedar varado en el medio del monte. La residencia empezó sus pasos ahí porque nuestro jefe de residentes era un médico de esa localidad, que es muy pequeña y tiene 3000 habitantes. Nuestra sede fue un centro de salud en Wichi El Pintado. Trabajábamos ahí durante dos semanas, haciendo atención o visitas domiciliarias. Ahí no había señal de teléfono ni internet, por lo que estábamos incomunicados. Y cada dos o tres semanas volvíamos a la ciudad. Ahora la residencia funciona en el Centro de Salud del Barrio Curishí de la ciudad de Juan José Castelli.

¿Cómo es la rutina de atención hoy en el Barrio Curishí?

Soledad Altamiranda. Nosotros somos una residencia pero tenemos divididas las tareas. A la mañana adquirimos experiencia en rotaciones dentro del Hospital del Bicentenario General Martín De Güemes. Por ejemplo, ahora estoy en el sector de pediatría, Augusto en la parte de obstetricia. Y a la tarde nos desenvolvemos como médicos en el Centro de Salud del Barrio Curishí. Los martes nosotros nos estamos abocando al control de niño sano y aprenderemos sobre otras patologías en un próximo momento. Y los jueves nos dedicamos a atención general. Además, como es una residencia ubicada en una zona con mucha población, hay bastante atención de demanda espontánea.

Augusto Alcaraz. La mayoría de los pacientes que se atienden en nuestra residencia son de la comunidad qom. Muchos vienen al hospital derivados de la zona del Impenetrable, desde diferentes puestos sanitarios. Atendemos en el centro de salud los martes y jueves y después, los otros días, regresamos a otras actividades dentro del Hospital del Bicentenario, en donde vamos a encontrarnos con distintos servicios. Yo ahora estoy en la parte de obstetricia, anteriormente estuve en la parte de pediatría, dermatología, clínica médica, guardia en general.

Nicolás Bona. Como residencia lo que hacemos es formar profesionales, médicos y médicas, en este caso especialistas en Medicina General. Pensamos las rotaciones por la mañana, porque muchos casos requieren atenderse en el hospital en los distitnos sectores. Y por la tarde sí trabajamos en el centro de salud, en atención primaria de la salud. 

¿Cuáles son los principales problemas de salud que presenta la gente de la zona?

Nicolás Bona. Todos. Últimamente vemos muchos casos de patologías parasitarias, como escabiosis o pediculosis, parasitosis intestinales también.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022