Lo más destacado de un encuentro mundial | 08 NOV 22

American Heart Association Sesiones científicas 2022

Las novedades de uno de los congresos más importantes de la agenda anual
COVID mortalidad

Las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas aumentaron drásticamente durante la pandemia del COVID-19, lo que provocó el retroceso de años de progreso

Sesiones científicas del 2022 de la American Heart Association, resumen VP161

Puntos destacados de la investigación:

  • Después de un descenso constante entre el 2010 y el 2019, las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas aumentaron significativamente en EE. UU. con el inicio de la pandemia del COVID-19 en el 2020.
     
  • El aumento de la tasa de mortalidad por enfermedades cardíacas representa, aproximadamente, 5 años de progreso perdido entre todos los adultos, y alrededor de 10 años de progreso perdido entre los adultos de raza negra y las personas más jóvenes.

Las muertes en EE. UU. por enfermedades cardíacas aumentaron drásticamente en el 2020 al comienzo de la pandemia del COVID-19 después de un descenso constante entre el 2010 y el 2019, lo que produjo el retroceso de un logro de la salud pública, de acuerdo con la investigación preliminar que se presentó en las Sesiones Científicas del 2022 de la American Heart Association.

Las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas en EE. UU. habían disminuido entre los adultos desde, al menos, la década de 1990. Sin embargo, en una revisión de los datos en el 2020, se descubrió que las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas aumentaron en los adultos de todos los grupos de edad, sexo, raza y etnia, especialmente entre los adultos más jóvenes y los adultos de raza negra no hispanos, según la autora principal del estudio, Rebecca C. Woodruff, Ph.D., M.P.H., epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Woodruff indicó que “antes del 2020, las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas habían disminuido entre los adultos durante décadas, lo que fue reconocido por los CDC como uno de los diez mayores logros en salud pública del último siglo”. “El aumento en las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas en el 2020 representó, aproximadamente, 5 años de progreso perdido entre los adultos a nivel nacional y alrededor de 10 años de progreso perdido entre los adultos jóvenes y de raza negra no hispanos”.

En febrero del 2020, la propagación del COVID-19 en Estados Unidos comenzó a propiciar el cierre de escuelas y lugares de trabajo en algunos estados. Al mes siguiente, la Organización Mundial de la Salud declaró que se trataba de una pandemia, y las órdenes de quedarse en casa fueron generalizadas. Las primeras vacunas contra el COVID-19 para adultos y algunos adolescentes estuvieron disponibles en diciembre del 2020.

“La pandemia del COVID-19 afectó muchos aspectos de la vida cotidiana, incluido el acceso a los cuidados de salud preventivos, lo que puede haber provocado retrasos en la detección y el tratamiento de las enfermedades cardíacas”, afirmó Woodruff. “Esperábamos ver un aumento en las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas entre los adultos, sin embargo, la magnitud del aumento fue sorprendente”.

Investigadores analizaron la información del 2010 al 2020 de la Amplia base de datos ONLine para la Investigación Epidemiológica (en Inglés: Wide-Ranging ONLine Data for Epidemiologic Research [WONDER] database) de los CDC, la cual contiene datos de los certificados de defunción de todo Estados Unidos del National Vital Statistics System. Se encontraron los siguientes hallazgos:

  • Del 2010 al 2019, la tasa nacional de mortalidad por enfermedades cardíacas se redujo un en 9.8%; sin embargo, en el 2020, la tasa aumentó en un 4.1%. Este retroceso representó, aproximadamente, 5 años de progreso perdido en la reducción de las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas entre los adultos.
     
  • El aumento de las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas fue especialmente alto entre los adultos más jóvenes, quienes experimentaron una pérdida de, aproximadamente, 10 años de progreso. Entre los adultos de 35 a 54 años, las muertes por enfermedades cardíacas se redujeron un en un 5.5% del 2010 al 2019, sin embargo, en el 2020, aumentaron en un 12%. Entre los adultos de 55 a 74 años, las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas se redujeron en un 2.3% entre el 2010 y el 2019, aunque aumentaron en un 7.8% en el 2020.
     
  • El aumento de las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas también fue alto entre las personas de raza negra no hispanas, quienes experimentaron una pérdida de aproximadamente 10 años de progreso. Entre los adultos de raza negra no hispanos, las muertes por enfermedades cardíacas se redujeron un en un 10.4% del 2010 al 2019, sin embargo, en el 2020, aumentaron en un 11.2%.
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022