Una revisión de la literatura | 21 OCT 22

¿Es la parálisis del nervio facial una manifestación temprana de COVID-19?

La infección por SARS-CoV-2 puede presentarse con parálisis del nervio facial como manifestación clínica inicial.
Autor/a: Mehrdad Estakhr, MD Reza Tabrizi, PhD Zahra Ghotbi, et al. Fuente: The American Journal of Medical Sciences Is facial nerve palsy an early manifestation of COVID-19? A literature review

Resumen

El objetivo principal del SARS-CoV-2 es el tracto respiratorio; sin embargo, el virus puede invadir órganos extrapulmonares como el sistema nervioso. La parálisis del nervio facial periférico se ha informado en casos de COVID-19 como aislada, unilateral o bilateral en el contexto del síndrome de Guillain-Barré (GBS). En el presente estudio, se realizaron búsquedas en bases de datos en línea, incluidos PubMed y Google Scholar. Se excluyeron los estudios que no se centraron en la parálisis aislada del nervio facial periférico y el SARS-CoV-2. Finalmente, 36 pacientes con parálisis del nervio facial se incluyeron en nuestro estudio utilizando la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) o la prueba positiva de anticuerpos SARS-CoV-2. Curiosamente, 23 (63,8%) de estos pacientes no tenían antecedentes típicos de COVID-19, y la parálisis del nervio facial fue su primera manifestación clínica. El presente estudio concluye que existe evidencia suficiente para sugerir que la infección por SARS-CoV-2 puede presentarse con parálisis del nervio facial como manifestación clínica inicial.


Introducción

La epidemia de COVID-19 surgió en diciembre de 2019 en Wuhan, China, y se ha extendido rápidamente por todo el mundo. Además de los síntomas respiratorios, el COVID-19 puede causar una variedad de síntomas. Si bien la inflamación pulmonar y la insuficiencia respiratoria son de vital importancia, en los últimos meses se han ido describiendo cada vez más diversas manifestaciones, entre ellas anomalías renales y cardíacas asintomáticas o afectación del sistema nervioso.

Los síntomas neurológicos pueden ser la primera manifestación de COVID-19 o concomitantes de síntomas respiratorios, incluidos dolores de cabeza, hiposmia, hipogeusia, mareos, confusión, enfermedades cerebrovasculares, síndrome de Guillain-Barré (SGB) y encefalopatías. Las manifestaciones neurológicas se observaron hasta en un 36 % de los pacientes con COVID-19, especialmente en aquellos que padecen infecciones graves del tracto respiratorio.

Según estudios anteriores, el COVID-19 podría provocar parálisis del nervio facial periférico a través de los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), la circulación sanguínea o la invasión de los nervios olfativos; sin embargo, el mecanismo es desconocido. La parálisis combinada de los nervios facial y trigémino puede ocurrir potencialmente después de la infección por SARS-CoV-2.

Numerosos casos de parálisis del nervio facial asociados con la infección por SARS-CoV-2 se informaron como primera presentación.

La pandemia de COVID-19 ha atraído la atención de los médicos debido a que los casos de parálisis del nervio facial aumentaron después de la pandemia de COVID-19 en comparación con años anteriores.

Por lo tanto, la presente revisión de la literatura tuvo como objetivo resumir los estudios actuales y las series de casos para sugerir la parálisis del nervio facial como la presentación clínica inicial de COVID-19.

Mecanismos de manifestaciones neurológicas en pacientes con COVID-19

La secuencia del genoma del SARS-CoV-2 tiene un 89,1 % de similitud combinada con los coronavirus similares al SARS. Se ha detectado SARS-CoV-1 en el LCR y tejido cerebral de pacientes, que es el más similar al coronavirus humano, y también se ha informado la detección de SARS-CoV-2 en el LCR.

Hasta ahora, se han proporcionado fragmentos de evidencia del efecto de neurotropismo del SARS-CoV-2, por ejemplo, que involucra los nervios craneales (hipogeusia, parálisis de Bell, hiposmia y parálisis del nervio motor ocular externo) o manifestaciones neurológicas (dolor de cabeza, mareos y alteración de la conciencia). Muchos virus, como la gripe, el herpes o el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pueden causar enfermedades neurológicas al invadir el sistema nervioso. Dado que aún no se han establecido los mecanismos neurotrópicos del SARS-CoV-2, el SARS-CoV-1 y otros virus podrían desempeñar un papel de referencia para el SARS-CoV-2.

No ha quedado claro si las neuropatías craneales, como manifestaciones neurológicas tempranas de la infección por COVID-19, surgen de la infiltración viral directa del sistema nervioso o de una respuesta autoinmune. Se documentaron varias hipótesis sobre la participación del sistema nervioso en el entorno de los pacientes con COVID-19, que se pueden dividir en 2 mecanismos subyacentes defendibles. El primer mecanismo incluye la propagación sináptica y la entrada del virus del receptor ACE2. Con base en estudios previos, los coronavirus pueden invadir el SNC a través de la placa cribosa del etmoides, y la subsiguiente invasión del neuroepitelio olfativo podría causar muerte neuronal en ratones.

El coronavirus puede penetrar a través de las sinapsis desde las neuronas nerviosas olfatorias hasta el centro cardiorrespiratorio, denominada "teoría de la propagación sináptica". El SARS-CoV-2 puede implicar fallas respiratorias según esta teoría. El SARS-CoV-2 podría penetrar directamente en las terminaciones nerviosas sensoriales como otros coronavirus.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023