Utilizando la "respuesta de transporte" | 20 SEP 22

Un método para calmar y promover el sueño en bebés que lloran

El llanto del lactante se atenúa con el transporte, pero no con la sujeción inmóvil.
Autor/a: Nami Ohmura, Lana Okuma, Anna Truzzi, Masaki Shimizu, Gianluca Esposito, Kumi O. Kuroda, et al.  Fuente: Current Biology  A method to soothe and promote sleep in crying infants utilizing the transport response

Aspectos destacados

• El llanto del lactante se atenúa con el transporte, pero no con la sujeción inmóvil.

• El transporte de 5 minutos promueve el sueño de los bebés que lloran incluso durante el día.

• Acostar a los bebés dormidos en una cuna interrumpe o profundiza el sueño de los bebés.

• Acostarlo entre 5 y 8 minutos después del inicio del sueño tiende a evitar que el bebé se despierte.



Resumen

Aproximadamente entre el 20% y el 30% de los bebés lloran en exceso y presentan dificultades para dormir sin motivo aparente, lo que genera estrés en los padres e incluso desencadena un maltrato infantil impulsivo en un pequeño número de casos. Si bien varios métodos de entrenamiento del sueño o programas de educación para padres pueden proporcionar una mejora a largo plazo del llanto y los problemas de sueño de los bebés, aún no hay una recomendación concluyente para las intervenciones conductuales en el lugar. Anteriormente, informamos que el transporte breve de bebés reduce transitoriamente el llanto del bebé a través de la respuesta de transporte, un conjunto coordinado de activación vagal y calma conductual conservada en los mamíferos altriciales.

En este estudio, desentrañamos las respuestas infantiles complejas a la carga y el transporte maternos mediante la combinación de análisis fisiológicos bloqueados por eventos de escala inferior al segundo con interacciones dinámicas madre-bebé. El llanto del lactante se atenuó ya sea por el movimiento materno o por el movimiento recíproco proporcionado por una cuna móvil, pero no pero no por la sola tenencia materna. Cargar cinco minutos promovió el sueño de los bebés que lloraban incluso durante el día, cuando estos bebés generalmente estaban despiertos, pero no para los bebés que no lloraban. La colocación materna de los bebés dormidos en una cuna ejerció efectos bimodales, ya sea interrumpiendo o profundizando el sueño de los bebés.

Durante el acto de acostarlos, los bebés dormidos fueron alertados de manera más consistente por el inicio del desapego materno, luego se calmaron después de completar el desapego materno en un acostamiento exitoso. Finalmente, el resultado del sueño después de acostarse se asoció con la duración del sueño antes del inicio de acostarse. Estos datos proponen un esquema de “5 minutos de carga, de 5 a 8 minutos sentado” para atender el llanto del bebé y las dificultades para dormir, lo que debería corroborarse en estudios futuros.

Resultados y discusión

Este estudio empleó cuatro condiciones ( Figura 1 A): (1) WalkHold, la madre sostuvo al bebé y caminó ( Figura 1 B); (2) SitHold, la madre sostuvo al bebé y se sentó; (3) CUNA, el infante fue puesto en una cuna; y (4) MCOT, el bebé se colocó en una cuna o cochecito móvil y se movió manualmente en un movimiento recíproco. El MCOT se realizó solo cuando los participantes pusieron a disposición estos dispositivos. Este diseño experimental segrega los efectos de la sujeción y el movimiento maternos (Figura 1 A), los dos componentes sensoriales involucrados en la inducción de la respuesta de transporte. Cada tarea duró 30 s (condiciones cortas) o 5 min (condiciones largas) y se alternaron aleatoriamente en una sesión (Figura 1 C). Se informó a las madres que podían omitir una condición cuando se sintieran cansadas o incómodas al dejar llorar a su bebé.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022