Un vínculo entre diversas enfermedades | 03 SEP 22

La interrupción del ritmo circadiano es común en los trastornos de salud mental

Investigadores de la UCI destacan vínculos y proponen investigación sobre sus fundamentos moleculares
Autor/a: Alachkar, A., Lee, J., Asthana, K. et al. Fuente: Transl Psychiatry 12, 281 (2022) The hidden link between circadian entropy and mental health disorders

Resumen

La naturaleza altamente superpuesta de varias características en múltiples trastornos de salud mental sugiere la existencia de factores psicopatológicos comunes (factores p) que median presentaciones fenotípicas similares en trastornos distintos pero identificables. En esta perspectiva, argumentamos que la interrupción del ritmo circadiano (CRD) es un factor p subyacente común que une los trastornos de salud mental dentro de sus contextos de edad y sexo. Presentamos y analizamos evidencia de la literatura sobre los roles críticos que juega el ritmo circadiano en la regulación de las funciones mentales, emocionales y conductuales a lo largo de la vida. Una revisión de la literatura muestra que las manifestaciones de la CRD gruesa, como la interrupción del sueño, es prevalente en todos los trastornos de salud mental a nivel de mecanismos etiológicos y fisiopatológicos y manifestaciones fenotípicas clínicas. Finalmente, discutimos la interacción sutil de CRD con el sexo en relación con estos trastornos en diferentes etapas de la vida. Nuestra perspectiva destaca la necesidad de cambiar las investigaciones hacia los niveles moleculares, por ejemplo, mediante el uso de estudios “ómicos” circadianos espaciotemporales en modelos animales para identificar las relaciones complejas y causales entre la CRD y los trastornos de salud mental.


Comentarios

La ansiedad, el autismo, la esquizofrenia y el síndrome de Tourette tienen cada uno sus propias características distintivas, pero un factor que une estos y la mayoría de los demás trastornos mentales es la interrupción del ritmo circadiano (CRD), según un equipo de investigadores en neurociencia, ciencias farmacéuticas e informática de la Universidad de California, Irvine.

En un artículo publicado recientemente en la revista Nature Translational Psychiatry, los científicos plantean la hipótesis de que la CRD es un factor psicopatológico compartido por una amplia gama de enfermedades mentales y que la investigación de su fundamento molecular podría ser clave para desbloquear mejores terapias y tratamientos.

"Los ritmos circadianos juegan un papel fundamental en todos los sistemas biológicos en todas las escalas, desde las moléculas hasta las poblaciones", dijo el autor principal Pierre Baldi, profesor distinguido de ciencias de la computación de la UCI. “Nuestro análisis encontró que la interrupción del ritmo circadiano es un factor que se superpone ampliamente a todo el espectro de trastornos de salud mental”.

La autora principal, Amal Alachkar, neurocientífica y profesora de enseñanza en el Departamento de Ciencias Farmacéuticas de la UCI, señaló los desafíos de probar la hipótesis del equipo a nivel molecular, pero dijo que los investigadores encontraron amplia evidencia de la conexión al examinar minuciosamente la literatura revisada por pares sobre la mayoría trastornos de salud mental prevalentes.

“El signo revelador de la interrupción del ritmo circadiano, un problema con el sueño, estaba presente en cada trastorno”, dijo Alachkar. “Si bien nuestro enfoque se centró en afecciones ampliamente conocidas, como el autismo, el TDAH y el trastorno bipolar, argumentamos que la hipótesis del factor de psicopatología de la CRD se puede generalizar a otros problemas de salud mental, como el trastorno obsesivo-compulsivo, la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, la adicción a la comida y enfermedad de Parkinson."

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022