Barcelona: 26 al 29 de agosto de 2022 | 26 AGO 22

Congreso Europeo de Cardiología

Uno de los encuentros más importantes de la agenda científica anual
INDICE:  1. Página 1 | 2. Estatinas | 3. Tabaquismo | 4. Sueño y obesidad | 5. AINES e IC | 6. Contaminación del aire | 7. Vacunas ARN COVID | 8. Aldosterona | 9. Marcapasos | 10. Ejercicio en octogenarios | 11. Cannabis medicinal | 12. Drogas ilícitas | 13. Hipertensión pulmonar | 14. Guía cardio-oncología | 15. Sueño y riesgo CV | 16. Polipíldora | 17. Cambio climático | 18. Horario de los antihipertensivos | 19. TBQ y monóxido de carbono | 20. Acetazolamida | 21. Cribado cardiovascular | 22. Influenza, vacunas | 23. Angioplastia disfunción VI | 24. Oxigenación post paro cardíaco | 25. Presión arterial en paro cardíaco | 26. Alopurinol | 27. Inteligencia artificial | 28. Dapagliflozina | 29. Asundexian | 30. Fiebre Reumática: anticoagulantes | 31. Cribado de fibrilación auricular | 32. Inteligencia artificial y estenosis aórtica | 33. Algoritmo riesgo CV | 34. DCI extravascular | 35. Pruebas funcionales post PCI | 36. FRAME-AMI | 37. Evolocumab | 38. IRC revascularización | 39. Muerte súbita: finerenona | 40. Terapia antiplaquetaria dual | 41. Muerte súbita: predictores | 42. Prevención ACV: asundexian | 43. Selección para angiografía | 44. Actividad de la placa ATC | 45. Guía riesgo quirúrgico | 46. Actualizaciones de estudios | 47. Riesgo poligénico | 48. Guía cardio-oncología | 49. Guía arritmias ventriculares y muerte súbita | 50. IA en estenosis aórtica grave | 51. FR en mujeres | 52. Lipoproteína(a) | 53. COVID19 | 54. PCI acceso radial | 55. Inhibidor de P2Y12 | 56. Estatinas, beneficios | 57. Marfan | 58. Imágenes coronarias | 59. Empagliflozina en IAM | 60. Dispositivos, complicaciones
Cribado de fibrilación auricular

El cribado de fibrilación auricular mediante smartphones aumenta la detección y el tratamiento

Prueba eBRAVE-AF presentada en una sesión de línea directa en el Congreso ESC 2022

La detección de fibrilación auricular con teléfonos inteligentes convencionales duplica con creces la tasa de detección y tratamiento en personas mayores en comparación con la detección de rutina.

El profesor Axel Bauer de la Universidad Médica de Innsbruck, Austria, dijo: “La detección con teléfonos inteligentes comunes aumentó significativamente la tasa de detección de fibrilación auricular relevante para la terapia. Es importante destacar que la preselección basada en la aplicación era solo una parte del programa, que también incluía la validación del electrocardiograma (ECG) y la evaluación de los hallazgos por parte de un médico independiente”.

La fibrilación auricular es el trastorno del ritmo cardíaco más común y afecta a más de 40 millones de personas en todo el mundo. Los afectados tienen cinco veces más riesgo de accidente cerebrovascular que sus pares. La fibrilación auricular a menudo no presenta síntomas y no se diagnostica, lo que deja a los pacientes desprotegidos contra un accidente cerebrovascular.

Estudios anteriores han demostrado el potencial de los dispositivos inteligentes para la detección de fibrilación auricular a gran escala, pero no hicieron ninguna comparación con la detección convencional, incluyeron principalmente a adultos más jóvenes para quienes la detección tiene poca relevancia y requirieron que los participantes poseyeran cierto hardware. No ha quedado claro en qué medida los adultos mayores, que se beneficiarían más de la detección, podrían hacer frente a las tecnologías digitales y si la detección da como resultado el inicio de la anticoagulación oral.

El ensayo eBRAVE-AF fue un estudio aleatorio sin sitio en adultos mayores con riesgo de accidente cerebrovascular que poseían un teléfono inteligente. La detección por teléfono inteligente se comparó con la detección habitual para la capacidad de detectar fibrilación auricular que luego se trató con anticoagulación oral.

Se invitó a participar a los asegurados de una gran compañía de seguros de salud si cumplían con estos criterios: edad de 50 a 90 años, sin fibrilación auricular conocida, sin prescripción de anticoagulantes orales y una puntuación CHA 2 DS 2 -VASc ≥1 (hombres; ≥2 en mujeres). Los investigadores utilizaron una aplicación de estudio dedicada para verificar los criterios de inclusión y desencadenar la aleatorización, y para iniciar una fase cruzada. Los participantes utilizaron la aplicación para responder cuestionarios.

El ensayo inscribió a 5551 de 67 488 asegurados invitados. La mediana de edad de los participantes fue de 65 años y el 31% eran mujeres. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a una estrategia de detección de fibrilación auricular digital o convencional de seis meses. Aquellos en el brazo digital descargaron una aplicación certificada en su propio teléfono inteligente que mide las irregularidades de la onda del pulso usando el sensor fotopletismográfico (PPG) del teléfono. 6Para iniciar una medición PPG de un minuto, los participantes colocaron su dedo en la cámara del teléfono inteligente. Se instruyó a los participantes para que midieran dos veces al día durante 14 días, luego dos veces a la semana; se usaron notificaciones automáticas como recordatorios. En caso de resultados anormales, a los participantes se les envió un parche para registrar un ECG de 14 días que luego devolvieron por correo. Los investigadores evaluaron el ECG, enviaron los resultados a los participantes y les pidieron que consultaran a su médico local, quien tomó la decisión del tratamiento y no participó en el estudio.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022