Neuroinflamación crónica | 21 JUL 22

COVID prolongado y fatiga crónica podrían compartir mecanismos moleculares

La neuroinflamación crónica conduce a una enfermedad sostenida
Autor/a: Warren Tate, Max Walker, Eiren Sweetman, Amber Helliwell, et al. Fuente: Front. Neurol., 25 May 2022 Sec.Neuroinfectious Diseases  Molecular Mechanisms of Neuroinflammation in ME/CFS and Long COVID to Sustain Disease and Promote Relapses

Resumen

La encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/CFS, por sus siglas en inglés) es una enfermedad ahora bien documentada que surge comúnmente de una infección viral, pero también de otros factores estresantes externos, como la exposición a productos químicos agrícolas, otros tipos de infección, cirugía u otras enfermedades graves o eventos de estrés. La investigación ha demostrado que estos eventos producen una respuesta inflamatoria molecular sistémica y una activación y desregulación inmunitarias crónicas. Lo que ha sido más difícil de establecer es la jerarquía de las respuestas fisiológicas que dan lugar a la gran cantidad de síntomas que experimentan los pacientes con EM/SFC, y por qué no se resuelven y, por lo general, duran toda la vida. La gravedad de los síntomas fluctúa con frecuencia a lo largo de los períodos de recuperación de la recaída, con síntomas de neuroinflamación centrados en el cerebro, pérdida del control homeostático, "niebla mental" que afecta la capacidad cognitiva, falta de sueño reparador y respuesta deficiente incluso a las tensiones menores.

No se comprende bien cómo se desarrollan estos efectos cerebrales con EM/SFC a partir del efector externo iniciador, ya sea un virus u otra causa, y eso es lo que pretende abordar nuestro artículo. Proponemos la hipótesis de que después del evento estresante inicial, la patología sistémica subsiguiente se traslada al cerebro a través de vías neurovasculares o a través de una barrera hematoencefálica (BBB) ​​disfuncional, lo que resulta en neuroinflamación crónica y conduce a una enfermedad sostenida con ciclos de recuperación de recaídas crónicas. La señalización a través de vías reconocidas desde el cerebro hasta la fisiología del cuerpo es probablemente parte del proceso por el cual se mantiene el ciclo de la enfermedad en el sistema periférico y por qué no se produce la curación.

Por el contrario, la COVID prolongada (condición posterior a la COVID-19) es una enfermedad similar a la EM/SFC muy reciente que surge del virus pandémico único, el SARS-CoV-2. Creemos que los efectos continuos similares a ME/CFS de Long COVID están surgiendo por mecanismos muy similares que involucran la neuroinflamación, pero probablemente con alguna señalización única, como resultado de la patología de la infección inicial por SARS-CoV-2. El hecho de que haya síntomas muy similares en ambas enfermedades en curso, a pesar de la diversidad en la naturaleza de los factores estresantes iniciales, apoya el concepto de un SNC disfuncional similar.


Figura 1.
Hipótesis y modelo para la aparición de EM/SFC y su progresión a una enfermedad crónica sostenida con fases de recaída/recuperación parcial: vías de señalización entre el SNC y la periferia que mantienen la enfermedad. Después de un evento estresante externo inicial, se activan respuestas inmunitarias/inflamatorias sistémicas, estas se comunican al SNC a través de reflejos inflamatorios y de puerta de enlace y posiblemente un aumento en la permeabilidad de la BHE. La neuroinflamación se activa afectando el centro de estrés dentro del PVN del hipotálamo y conduce a una amplia gama de síntomas neurológicos que retroalimentan a la periferia a través de la alteración de la homeostasis y el eje HPA activado por el estrés que se vuelve disfuncional con la activación crónica. La fisiología sistémica y la homeostasis molecular se ven entonces crónicamente afectadas a través de importantes funciones celulares como la producción de energía mitocondrial, la actividad metabólica y la continuación de las reacciones inmunitarias/inflamatorias. Los factores estresantes de la vida externa que alimentan un PVN perturbado no solo mantienen el ME/SFC sino que también actúan para precipitar las recaídas.
 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023