Patrón de los vasos sanguíneos y datos genéticos | 13 JUN 22

Examen de retina puede predecir un ataque al corazón

Desarrollaron un modelo que podía predecir el riesgo de IAM

Nuevo examen de retina puede predecir un ataque al corazón

 La combinación de información sobre el patrón de los vasos sanguíneos en la retina con datos genéticos puede permitir una predicción precisa del riesgo de enfermedad de las arterias coronarias (CAD) de un individuo y su resultado potencialmente fatal, el infarto de miocardio (IM), comúnmente conocido como ataque al corazón.

El descubrimiento podría conducir a un proceso de detección simple en el que se podría calcular el riesgo de infarto de miocardio cuando una persona se somete a una prueba ocular de rutina, dijeron los investigadores en la conferencia anual de la Sociedad Europea de Genética Humana.

“Ya sabíamos que las variaciones en la vasculatura de la retina podrían ofrecer información sobre nuestra salud. Dado que la imagen de la retina es una técnica no invasiva, decidimos investigar los beneficios para la salud que podríamos obtener de estas imágenes. En primer lugar, estudiamos los patrones de ramificación de la vasculatura retiniana mediante el cálculo de una medida denominada dimensión fractal (Df) a partir de los datos disponibles en el Biobanco del Reino Unido (UKB). UKB incluye datos demográficos, epidemiológicos, clínicos, de imágenes y de genotipado de más de 500.000 participantes en todo el Reino Unido. Descubrimos que Df más baja, patrones de ramificación de vasos simplificados, está relacionado con CAD y, por lo tanto, con MI”, dice la Sra. Ana Villaplana-Velasco, estudiante de doctorado en los Institutos Usher y Roslin de la Universidad de Edimburgo, Edimburgo, Reino Unido.

Luego, los investigadores desarrollaron un modelo que podía predecir el riesgo de IM al estudiar a los participantes de UKB que habían experimentado un evento de IM después de la recolección de sus imágenes retinianas. El modelo incluía Df además de factores clínicos tradicionales, como la edad, el sexo, la presión arterial sistólica, el índice de masa corporal y el tabaquismo para calcular el riesgo de infarto de miocardio personalizado.

“Sorprendentemente, descubrimos que nuestro modelo podía clasificar mejor a los participantes con riesgo de infarto de miocardio bajo o alto en UKB en comparación con los modelos establecidos que solo incluyen datos demográficos. La mejora de nuestro modelo fue aún mayor si añadimos una puntuación relacionada con la propensión genética a desarrollar IM”, dijo la Sra. Villaplana-Velasco.

“Nos preguntamos si la asociación Df-MI estaba influenciada por la biología compartida, por lo que observamos la genética de Df y encontramos nueve regiones genéticas que impulsan los patrones de ramificación vascular de la retina. Se sabe que cuatro de estas regiones están implicadas en la genética de las enfermedades cardiovasculares. En particular, descubrimos que estas regiones genéticas comunes están involucradas en procesos relacionados con la gravedad y la recuperación del infarto de miocardio”.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023