Efectos del colecho en la salud mental | 07 JUN 22

Los adultos duermen mejor juntos que solos

Un estudio encuentra una relación entre compartir la cama, el sueño y la salud mental
Autor/a: Brandon Fuentes, Kathryn Kennedy, William Killgore, Chloe Wills, Michael Grandner Fuente: Sleep, Volume 45, Issue Supplement_1, June 2022, Page A4  Bed Sharing Versus Sleeping Alone Associated with Sleep Health and Mental Health

 

Introducción

Aunque muchos adultos no duermen solos, las asociaciones entre el colecho y los parámetros del sueño en muestras comunitarias no son bien conocidas. El presente estudio exploró si compartir una cama estaba asociado con la duración y la calidad del sueño y los factores de salud mental.

Métodos

Los datos se obtuvieron como parte del estudio Sueño y Salud, Actividad, Dieta, Medio Ambiente y Socialización (SHADES) de N=1007 adultos en edad laboral del sureste de Pensilvania. El uso compartido de la cama se evaluó con ítems de la encuesta que evaluaron la frecuencia en el último mes de compartir la cama con una pareja/cónyuge, niño/niños, mascota(s), otro(s) miembro(s) de la familia o nadie (dormir solo).

Otros factores de salud del sueño evaluados incluyeron el índice de gravedad del insomnio, el índice breve de control del sueño, la escala de somnolencia de Epworth, la escala de gravedad de la fatiga, la puntuación de apnea STOP-BANG, la duración del sueño, la latencia del sueño y despertar después del inicio del sueño.

Los factores de salud mental incluyeron la puntuación de depresión PHQ9, la puntuación de ansiedad GAD7, la escala multidimensional de apoyo social percibido, la escala de estrés percibido y las calificaciones globales de satisfacción general con la vida y satisfacción con las relaciones. Las covariables incluyeron edad, sexo, raza/origen étnico, ingresos y educación.

Resultados

En comparación con los que informaron "Nunca", los que compartieron la cama con una pareja "La mayoría de las noches" informaron menos severidad del insomnio (B = -1.60; IC 95% [-2.55, -0.66]; p = 0.001), más sueño ( B=0,25; IC95%[0,02,0,48]; p=0,035), menor fatiga (B=-2,24; IC95%[-4,10,-0,39]; p=0,018), menor riesgo de apnea del sueño (B=- 0,25; IC95%[-0,42,-0,09]; p=0,003), menor latencia de sueño (B=-6,32; IC95%[-11,15,-1,50]; p=0,010) y menor WASO (B=-8,69) ;IC95%[-15.85,-1.52];p=0.018).

Aquellos que durmieron con su hijo “La mayoría de las noches” informaron mayor severidad del insomnio (B=2.14; 95%IC[0.65,3.62; p=0.005), menos control sobre el sueño (B=-0.37; 95%IC[-0.59,- 0,15]; p=0,001), y mayor riesgo de apnea del sueño (B=0,33; IC95%[0,07,0,59]; p=0,012).

Los que dormían con otros miembros de la familia reportaron más riesgo de apnea (B=0,44; IC95%[0,07,0,82]; p=0,021).

Los que dormían solos reportaron mayor severidad de insomnio (B=2.28; IC95%[1.28,3.28]; p<0.0001), más somnolencia (B=0.98; IC95%[0.22,1.74]; p=0.011), más fatiga (B=2,87; IC95%[0,89,4,84]; p=0,005), y mayor riesgo de apnea (B=0,24; IC95%[0,06,0,41]; p=0,007).

Además, dormir con una pareja se asoció con puntajes más bajos de depresión, ansiedad y estrés, y mayor apoyo social y satisfacción con la vida y las relaciones. Dormir con niños se asoció con más estrés. Dormir solo se asoció con puntajes más altos de depresión y menor apoyo social y satisfacción con la vida y la relación.

Conclusión

Dormir con una pareja/cónyuge se asocia con una mejor calidad del sueño y una mejor salud mental en general. Dormir con un niño, por otro lado, se asoció con un peor sueño en general.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022