Una guía práctica para estar alerta | 03 MAY 22

Lesiones orales en pacientes con COVID-19

La mucosa oral podría ser el primer escenario infectado con SARS-CoV-2
Autor/a: Dr. Eduardo L. Ceccotti 
INDICE:  1. Texto principal | 2. Referencias bibliográficas
Texto principal
Introducción

La intención de esta presentación, tiene por objeto compartir con los colegas la información que circula en publicaciones internacionales, acerca de las lesiones que se han visto en la boca de pacientes sospechosos y con COVID- 19 positivos.

Recorriendo los buscadores confiables y orientando la búsqueda en este tema especialmente, nos encontramos con diferentes reportes, todos bien intencionados, pero que por su metodología de investigación, variados criterios de inclusión e indefinidas conclusiones, en nuestra opinión, salvo alguna excepción, podrían generar confusión en pacientes y profesionales.

Dado que la mucosa oral podría ser el primer escenario infectado con SARS-CoV-2, podría suponerse que las lesiones de la mucosa oral podrían ser los primeros signos de COVID-19 en aparecer. Si eso se confirmara, los odontólogos serían los primeros en identificar a pacientes sospechosos de SARS-CoV-2-positivos y podrían orientarlos a hacerse la prueba y el tratamiento adecuados. Dos estudios de España y Francia informaron lesiones ulcerativas orales en pacientes con COVID-19.

El estudio de España1 incluyó tres pacientes. Los primeros dos casos (varones) eran casos sospechosos de COVID-19 ya que no se les realizó la prueba. Intraoralmente, tenían úlceras que afectaban el paladar duro unilateralmente en el área anatómica inervada por un nervio palatino mayor. La forma y el patrón de las úlceras sugieren una etiología viral.

El tercer caso fue una mujer con diagnóstico confirmado de COVID-19, y manifestaciones típicas de la enfermedad. Su tratamiento consistió en inmunosupresores, antibióticos y antivirales. Aproximadamente una semana después de la recuperación, desarrolló úlceras orales y "gingivitis descamativa" como lo describieron los autores.

Algunas fuentes2 cuestionan esta presentación, ya que sólo uno de los tres casos fue diagnosticado con COVID 19. Los otros dos casos no fueron diagnosticados, ni tenían ninguno de los síntomas reconocidos de la enfermedad. Ser cohabitantes con pacientes infectados no necesariamente confirma la infección ni predice los resultados de la enfermedad. Además, el patrón y la forma de las úlceras en los primeros dos casos fueron muy similares a la infección herpética introral que podría ser causada por la familia de virus del herpes.

La distribución unilateral en ambos pacientes que afecta un área anatómica característica implica el virus varicela zoster, o al menos probablemente uno de los virus del herpes simple. En el tercer caso, las úlceras orales afectaron al paciente después de la recuperación, y esto ocurrió en asociación con lesiones cutáneas que requirieron terapia antifúngica, lo que sugiere que estas lesiones cutáneas eran micóticas. Los autores afirmaron que "se necesitan realizar más estudios para determinar si las manifestaciones orales son comunes en pacientes afectados por la infección por SARS-CoV-2 o si la angustia emocional de la situación en sí, podría desencadenar tales lesiones".

El informe de Francia3 advirtió sobre una úlcera lingual que se manifestó al mismo tiempo con lesiones cutáneas eritematosas, en una mujer de mediana edad que resultó positiva para COVID-19. Lamentablemente, este informe no proporcionó una descripción completa de la condición médica de la paciente y si tenía algún otro síntoma relacionado con COVID-19. Tampoco informó si el paciente estaba tomando alguna medicación.

Otros reportes sobre casos de COVID-19, informan acerca de manifestaciones orales4,5 6

A pesar de las presentaciones que informan sobre lesiones bucales en pacientes con COVID-19, sigue sin contestarse la pregunta sobre si dichas lesiones se deben a una infección por coronavirus o son manifestaciones secundarias, que resultan de la condición sistémica del paciente.

Las lesiones orales podrían ser debidas a muchos otros factores, como el estrés originado en las restricciones de la vida social durante el bloqueo pandémico, la falta de higiene oral, la presión laboral7o el virus del herpes simple8.

Los enjuagues antisépticos para reducir la carga viral oral, a base de peróxido de hidrógeno9 también podrían inducir úlceras orales10. Es fundamental una anamnesis completa para llegar a saber la verdadera etiología de la lesión.

Algunas lesiones pueden resultar del deterioro inmunológico, desarrollando infecciones oportunistas, lo mismo que reacciones adversas a los tratamientos. Por lo tanto, las lesiones que se presentan en la cavidad oral, en el curso de la infección por COVID-19 justifican un interés amplio y actualizado.

No existe aún un fármaco eficiente y seguro contra la infección, y los existentes, están relacionados con varias reacciones adversas, incluidas en cavidad bucal12.13

Las medidas terapéuticas indicadas, podrían contribuir a los resultados adversos relacionados con la salud oral, conduciendo a infecciones oportunistas, recurrencias de herpes simple oral (HSV-1), ulceraciones orales inespecíficas, hipersensibilidad a fármacos, disgeusia, xerostomía relacionada con disminución del flujo salival, ulceraciones y gingivitis como resultado del sistema inmune deteriorado y/o mucosa oral susceptible14.

En los pacientes con COVID-19 debemos considerar la aparición de algunos signos y síntomas orales, como disgeusia, petequias, candidiasis, úlceras traumáticas, infección por HSV-1, lengua geográfica, de acuerdo al Índice geográfico de severidad de la lengua, nuevo sistema de puntuación clínica de Picciani15 úlceras, aftas, entre otros. Por lo tanto, se debe enfatizar la importancia del examen clínico dental de pacientes con enfermedades infecciosas en la Unidad de Cuidados Intensivos, considerando la necesidad de apoyo.

Si bien el genoma del SARS-CoV-2 se detectó en la saliva en la mayoría de los pacientes con esta enfermedad16 y en algunos casos, solo se detectó en la saliva, sin evidencia por su presencia en la nasofaringe17, debemos ser cautelosos al asociar COVID-19 con úlceras orales, ya que hay muchos virus que podrían afectar la cavidad oral con úlceras.

Además, el estrés emocional asociado con la cuarentena en el hogar, el encierro y la infección de amigos y familiares queridos también pone en peligro la salud y complica el cuadro.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022