Gran estudio en 16 países europeos | 09 OCT 18
Posición socioeconómica en la infancia y envejecimiento cognitivo
Las estrategias para proteger el envejecimiento cognitivo deben aplicarse temprano en la vida
1
1
Autor: Pavla Cermakova, Tomas Formanek, Anna Kagstrom, Petr Winkler Fuente: Neurology: September 26, 2018, DOI: https://doi.org/10.1212/WNL.0000000000006390 Socioeconomic position in childhood and cognitive aging in Europe

Resumen

Objetivos

El objetivo fue investigar si la posición socioeconómica (PES) en la infancia tiene un efecto sobre el nivel de rendimiento cognitivo y la tasa de deterioro cognitivo en adultos mayores.

Métodos

Realizamos un estudio de cohorte prospectivo de individuos inscritos en un estudio multicéntrico basado en la población, SHARE (Encuesta de salud, envejecimiento y jubilación en Europa). Las entrevistas se realizaron en 6 ciclos a intervalos de aproximadamente 2 años e incluyeron exámenes de rendimiento cognitivo (memoria, fluidez verbal, recuerdo retrasado) y mediciones de la SEP infantil (características del hogar de los participantes a la edad de 10 años). Se estimaron las asociaciones de SEP con el nivel de rendimiento cognitivo mediante regresión lineal y la relación con la tasa de deterioro cognitivo con modelos de efectos mixtos.

Resultados

Este estudio incluyó 20,244 participantes de 16 países europeos (edad promedio al inicio del estudio de 71 años, 54% mujeres). La PES infantil adversa se asoció con un nivel más bajo de rendimiento cognitivo de referencia. Esta asociación se atenuó después del ajuste por factores de riesgo clínicos y sociales, pero siguió siendo estadísticamente significativa. La SEP infantil no se relacionó con la tasa de deterioro cognitivo.

Conclusiones

La variación en la SEP infantil ayuda a explicar las diferencias en el rendimiento cognitivo entre las personas mayores, pero no la tasa de disminución desde su nivel previo de cognición. Las estrategias para proteger el envejecimiento cognitivo deben aplicarse temprano en la vida.


Introducción

La prevalencia del deterioro cognitivo está aumentando en Europa como resultado del envejecimiento demográfico. Un creciente cuerpo de evidencia sugiere que el envejecimiento cognitivo es un proceso de por vida que puede tener sus raíces en una infancia socioeconómica desfavorecida.

Tres marcos conceptuales pueden explicar esta relación.

  1. En primer lugar, el nivel socioenconómico infantil puede determinar las capacidades cognitivas en los últimos años de la vida al moldear el desarrollo del cerebro para que tolere más patología antes de que alcance el umbral para la manifestación del deterioro cognitivo. Conceptualizado como reserva cognitiva pasiva, esto sugiere que los individuos con dificultades socioeconómicas en la infancia pueden tener un menor nivel de rendimiento cognitivo en la vejez.
     
  2. En segundo lugar, el nivel socioenconómico infantil puede formar una base para una reserva cognitiva activa del cerebro, lo que permitiría el uso de procesos preexistentes o mecanismos compensatorios para enfrentar la patología cerebral. El segundo mecanismo sugiere que las dificultades socioeconómicas en la infancia se asociarían con una mayor tasa de deterioro cognitivo.
     
  3. En tercer lugar, las desventajas en la infancia podrían poner a una persona en un camino hacia los factores de riesgo clínicos y sociales, como las conductas de riesgo, los riesgos cardiovasculares, la depresión y el aislamiento social, todos ellos asociados con un mayor riesgo de deterioro cognitivo. El tercer mecanismo propone que la SEP infantil no se asocie de forma independiente con la cognición, después del ajuste para estos factores de riesgo clínicos y sociales.

Discusión

Se puede suponer que la educación mitiga el envejecimiento cognitivo mediante la creación y conservación de la capacidad de reserva cerebral

En este estudio prospectivo de cohorte basado en la población, basado en una muestra bien caracterizada representativa a nivel nacional de más de 20,000 personas que residen en 16 países europeos, encontramos que la PES infantil adversa operacionalizada por las características de los participantes en los hogares se asoció con un nivel más bajo de rendimiento cognitivo . Observamos una relación gradual entre el grado de nivel socioeconómico y el rendimiento cognitivo.

Estos hallazgos son de interés en el contexto del estudio del curso de la vida del deterioro cognitivo. El análisis actual difiere de los estudios anteriores en 3 formas:

(1) incluye con mucho la muestra más grande

(2) los participantes representan una amplia gama de regiones europeas, incluidos los países de Europa Central y Oriental, que han sido insuficientemente representados en estudios anteriores sobre el envejecimiento cognitivo

(3) tiene un diseño longitudinal, que solo algunos estudios anteriores han utilizado.

Aunque la causalidad no se puede establecer basándose en estudios observacionales, esta investigación se basa en experimentos previos con modelos animales que demostraron una menor función cognitiva en sujetos que fueron expuestos a ambientes con menos recursos en la vida temprana.

En línea con estudios epidemiológicos anteriores, el presente estudio sugiere que las raíces de la capacidad cognitiva en la vejez se originan en el nivel socioeconómico infantil. El nivel socioeconómico infantil optimizado contribuye a mejorar las habilidades cognitivas a lo largo de la vida y podría posiblemente retrasar la aparición del deterioro cognitivo en comparación con las personas que experimentaron dificultades socioeconómicas en la infancia.

Esto apoya la hipótesis de la reserva cognitiva pasiva y su papel en el mantenimiento del rendimiento cognitivo en la edad avanzada y sugiere que las intervenciones dirigidas a mejorar el envejecimiento cognitivo deberían incluir la disminución de las dificultades socioeconómicas en la infancia.

Los mecanismos a través de los cuales la educación afecta el envejecimiento cognitivo no se entienden completamente, pero se puede suponer que la educación mitiga el envejecimiento cognitivo mediante la creación y conservación de la capacidad de reserva cerebral.

Esto a su vez ampliaría la brecha entre el reserva funcional permanente de los individuos y el umbral crítico. de reserva funcional en cuyo punto surgen déficits cognitivos en la vejez. La literatura anterior sugiere una asociación de la educación con el nivel de rendimiento cognitivo; sin embargo, los estudios sobre la relación de la educación con la tasa de deterioro cognitivo arrojaron resultados mixtos.

Dado el envejecimiento de la población y la creciente carga de deterioro cognitivo relacionado con la edad en Europa y la evidencia hasta ahora no concluyente de que las deficiencias cognitivas pueden prevenirse mediante intervenciones en la vida adulta, este estudio tiene implicaciones importantes.

El enfoque de las estrategias para proteger la salud cognitiva debe cambiarse a una edad temprana y tener en cuenta la influencia gradual del nivel socioeconómico, con el objetivo de proporcionar a los niños recursos apropiados proporcionalmente para su desventaja para que puedan desarrollar plenamente su potencial.

Además, los efectos de las condiciones socioeconómicas adversas en la infancia pueden mitigarse mediante la modificación de varios factores de riesgo psicosociales y clínicos, especialmente al brindar oportunidades de educación.

Investigaciones adicionales que identifiquen los factores de riesgo y protección que influyen en la tasa de deterioro cognitivo, incluidas las poblaciones de estudio con bajos niveles de educación, y las repeticiones de estudios similares conducirán a intervenciones más efectivas a lo largo del ciclo de vida y en la edad avanzada para disminuir la carga del envejecimiento cognitivo en individuos y cuidadores.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí