Penicilina y amoxicilina | 13 SEP 18

Opciones de tratamiento ATB de la infección por Estreptococo pyogenes

El tratamiento de elección es la penicilina pero el tratamiento alternativo o de segunda elección perfectamente compatible es la amoxicilina
3
4
Autor: Departamento Médico del Laboratorio Roemmers 
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Comentario

A raíz de la difusión de las fuentes oficiales de la Secretaría de Salud de la Nación, la Asociación Argentina de Microbiología y la Sociedad Argentina de Pediatría, nos vemos en la obligación de sugerir el incremento de la información en lo referente al tratamiento de una patología común que al día de hoy se observa incrementada en su gravedad.

Tal como dicen los comunicados, entendemos que para los casos no complicados, la penicilina es el tratamiento de elección de las infecciones por Estreptococo pyogenes  pero el tratamiento alternativo o de segunda elección perfectamente compatible es la amoxicilina (1-8).

Ambos antibióticos forman parte del grupo antibiótico de las amino penicilinas y más allá de escasas diferencias farmacocinéticas y fármacodinámicas el espectro antibacteriano es algo superior para la amoxicilina. No se conocen a la fecha diferencias en los índices de resistencia antibiótica entre ambas para dicho germen.

De la misma forma, ante casos de alergia a la penicilina (y sus derivados sintéticos) los antibióticos del grupo de los macrólidos ocuparían el primer lugar de tratamiento (2-8).

El objetivo del tratamiento antibiótico es el de acortar los días de sintomatología de la patología aguda y evitar las complicaciones supurativas y no supurativas del estreptococo beta hemolítico del grupo A (pyogenes). Es importante aclarar que según lo publicado, todas las opciones propuestas como de primera elección y los alternativos cumplen con estos objetivos.

Para los casos de infecciones por Estreptococo pyogenes invasivas la administración de antibióticos debiera ser por vía endovenosa y sobrepasa la intención de este comentario.

Consideramos importante esta aclaración para fundamentar los casos donde el médico tiene el hábito de tratar con los antibióticos alternativos y ante la posibilidad de no poder, por diversos motivos, contar con el tratamiento de primera elección.


Material suplementario de referencia

CONSENSO SOBRE DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE INFECCIONES DE VÍAS RESPIRATORIAS ALTAS GUSTAVO LOPARDO1 , ANÍBAL CALMAGGI1 , LILIANA CLARA1 , GABRIEL LEVY HARA1 , ANALÍA MYKIETIUK1 , DANIEL PRYLUKA1 , SILVINA RUVINSKY1 , CLAUDIA VUJACICH1 , DIEGO YAHNI1 , ELIZABETH BOGDANOWICZ2 , MANUEL KLEIN3 , MARÍA J. LÓPEZ FURST1 , CLAUDIA PENSOTTI1 , MARIA J. RIAL4 , PABLO SCAPELLATO1 1 Sociedad Argentina de Infectología (SADI), 2 Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), 3 Sociedad Argentina de Medicina (SAM), 4 Sociedad Argentina de Bacteriología, Micología y Parasitología Clínica (SADEBAC) MEDICINA (Buenos Aires) 2012; 72: 484-494

Resumen

Las infecciones respiratorias altas son la primera causa de prescripción de antibióticos. La faringitis aguda es de origen viral en la mayoría de los casos; los episodios virales pueden diferenciarse de los de origen bacteriano producidos por Streptococcus pyogenes por criterios clínico-epidemiológicos (criterios de Centor), por pruebas diagnósticas rápidas o por el cultivo de fauces. Cuando la etiología es estreptocócica, la droga de elección es penicilina V (cada 12 horas).

La otitis media aguda (OMA) es una de las causas más frecuentes de prescripción de antibióticos en niños. Los patógenos principales son Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae no tipable y Moraxella catarrhalis. Los antecedentes, la evaluación clínica junto con la otoscopía permiten establecer el diagnóstico.

En niños menores de 2 años se recomienda tratamiento antibiótico precoz al igual que en niños mayores de 2 años con otitis bilateral, otorrea, presencia de comorbilidad o cuadro clínico grave.

En la Argentina, debido a los bajos niveles de resistencia de S. pneumoniae a penicilina la droga de elección es amoxicilina; ante falta de respuesta al tratamiento puede utilizarse amoxicilina/clavulánico para cubrir cepas de H. influenzae y de M. catarrhalis productoras de betalactamasas.

Las rinosinusitis son virales en la mayoría de los casos y menos del 5% se complican con sinusitis bacteriana. El diagnóstico es clínico y en general no se requieren estudios complementarios. Los patógenos bacterianos implicados son los mismos que causan OMA, por esta razón también se recomienda la amoxicilina como droga de elección.

 

ASOCIACIÓN ESPANOLA DE PEDIATRÍA Documento de consenso sobre el diagnóstico y tratamiento de la faringoamigdalitis aguda. R. Pineiro Pérez, F. Hijano Bandera b, F. Álvez González a, A. Fernández. Landalucec, J.C. Silva Rico d, C. Pérez Cánovas c, C. Calvo Reya y M.J. Cilleruelo Ortegaa Sociedad Española de Infectología Pediátrica(SEIP), España˜ b Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), España Sociedad Espanola de Urgencias de Pediatría(SEUP), España Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), España

Resumen

La faringoamigdalitis aguda (FAA) es una de las enfermedades más comunes en la infancia. La etiología más frecuente es vírica. Entre las causas bacterianas, el principal agente responsable es Streptococcus pyogenes o estreptococo beta hemolítico del grupo A (EbhGA).

Las escalas de valoración clínica son una buena ayuda para seleccionar a qué ninos se deben practicar las técnicas de detección rápida de antígeno estreptocócico (TDR) y/o el cultivo de muestras faringoamigdalares. Sin su empleo, se tiende al sobrediagnóstico de FAA estreptocócica, con la consiguiente prescripción innecesaria de antibióticos, muchas veces de amplio espectro.

Los objetivos del tratamiento son: acelerar la resolución de los síntomas, reducir el tiempo de contagio y prevenir las complicaciones supurativas locales y no supurativas. Idealmente, solo deben tratarse los casos confirmados. En caso de no disponibilidad de la TDR, o en algunos casos, ante un resultado negativo, se recomienda obtener cultivo e iniciar tratamiento a la espera de los resultados, solo si la sospecha clínica es alta.

Los antibióticos de elección para el tratamiento de la FAA estreptocócica son penicilina y amoxicilina. Amoxicilina-clavulánico no está indicado de forma empírica en la infección aguda.

Los macrólidos tampoco son un tratamiento de primera elección; su uso debe reservarse para pacientes con alergia inmediata a penicilina o como tratamiento erradicador, en los casos indicados. Es urgente y prioritario en nuestro país adecuar la prescripción de antibióticos a la evidencia científica disponible.

Departamento Médico del Laboratorio Roemmers

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí