Gaming | 29 JUN 18

Terapias antitabaco para desengancharse de los videojuegos

Al igual que con otras adicciones, las personas con trastornos del juego permiten que su hábito tenga prioridad sobre sus otros intereses.

Philip Crilly, Kingston University

Foto: rangizzz/Shutterstock.com

Entre el 0,3 y el 1% de los 32,4 millones de los jugadores del Reino Unido sufren adicción a los videojuegos. Por fin, su condición es reconocida oficialmente. La pasada semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) agregó el “trastorno del juego” a la undécima versión de su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11).

Es probable que las personas que sufren trastorno del juego den más importancia al juego que a cualquier otro aspecto de su vida. Algunos adictos confesos a los videojuegos admiten jugar hasta 16 horas al día.

Al igual que con otras adicciones, las personas con trastornos del juego permiten que su hábito tenga prioridad sobre sus otros intereses. Estos factores influyeron en la OMS para tomar medidas contra una tendencia mundial emergente y preocupante.

De la misma manera que las compañías tabacaleras hicieron que los cigarrillos fueran más adictivos ajustando los ingredientes, los desarrolladores de juegos agregaron características a sus productos para mantener a los jugadores enganchados. Las estrategias han incluido el uso de la ciencia del comportamiento para hacer que los usuarios jueguen durante períodos más largos de tiempo y con más frecuencia. De hecho, los datos que los desarrolladores recopilan de los usuarios les permiten mejorar las características del juego que más gustan a los usuarios.

Los desarrolladores también han comenzado a incorporar elementos sociales en el videojuego. Algunos alientan a los usuarios a formar equipos con otros. Como resultado, se vuelve cada vez más difícil abandonar. Hacerlo puede afectar a los otros miembros del equipo.

Las compras dentro del videojuego hacen que estos sean aún más atractivos al ofrecer a los usuarios la oportunidad de mejorar su propia experiencia. Pueden personalizar personajes y acceder a diferentes mundos, dándoles un sentido de propiedad del juego.

Para la mayoría de los jugadores, las estrategias creadas por los desarrolladores hacen que los juegos sean más divertidos, pero para otros estas estrategias pueden tener graves consecuencias para la salud. Recientemente se publicó que una niña de nueve años tuvo que ser ingresada por su adicción a Fortnite, un juego de disparos multijugador en línea.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022