No solo en niños | 28 MAR 18

Adultos con autismo: su lucha por adaptarse a la vida cotidiana

Aunque se presta más atención a bebés, niños y jóvenes, al 1% de la población mayor de edad se le detecta espectro autista
Autor/a: Michael Richards El País, Madrid / Materia

Tiene unos circuitos distintos a los nuestros, este hijo mío. No le gustan los ruidos, ni los lugares oscuros, ni que los extraños le toquen la cabeza. Son los primeros versos del poema escrito por una madre acerca de su hijo de 11 años con síndrome de Asperger.

Sophie Billington explica que el cerebro de su hijo Tristan funciona de otra manera: “Ve al momento un patrón, una disposición, la solución a un acertijo”, pero “el mundo juzga” y “ve solo las explosiones y las reacciones excesivas”. Parece que el poema impactó a los lectores, y se hizo viral cuando la autora lo subió a Facebook.

Aunque el autismo se diagnostica principalmente en la niñez, cada vez más adultos descubren que también ellos lo tienen. Esta cuestión, el diagnóstico ya en la edad adulta, salía a la luz recientemente cuando el fotógrafo naturalista y presentador de televisión Chris Packham hacía públicas sus experiencias.

Es muy posible que los juicios acerca del comportamiento causen  marginación, ansiedad, inseguridad y dudas respecto a quiénes son y cómo encajan en la sociedad

Aproximadamente al 1% de la población adulta se le ha diagnosticado espectro autista, y en la actualidad se está diagnosticando autismo en mucha mayor medida que antes. Aún así, en general, se sigue prestando más atención al autismo en bebés, niños y jóvenes.

Pero el hecho de que el autismo pueda definirse como un trastorno crónico del neurodesarrollo –caracterizado por diferencias en la comunicación social y en la interacción con personas y con la sociedad en general– lo convierte en un término que describe a personas de todas las edades.

No solo para niños

En la actualidad hay en Reino Unido 700.000 personas a las que se les ha diagnosticado autismo de uno u otro tipo. Pero, naturalmente, puede haber muchas más que cumplan los criterios del autismo aunque no se les haya diagnosticado.

Estas personas no habrán recibido la atención, las prestaciones, la ayuda ni el asesoramiento que se ofrece a las personas a las que sí se ha diagnosticado. Por el contrario, es muy posible que los juicios acerca de su comportamiento les hayan causado marginación, ansiedad, inseguridad y dudas respecto a quiénes son y cómo encajan en la sociedad.

Los adultos que lo descubren cuando son más mayores seguramente tendrán dificultades para acceder a la ayuda que realmente necesitan

La enfermedad mental puede también ser más común entre las personas situadas en el espectro del autismo, que experimentan tasas más altas de depresión y trastornos de ansiedad. Estos problemas pueden derivar en gran medida de las experiencias de acoso, tanto en la familia como en el lugar de trabajo, y del hecho de que los consideren “un poco raros”.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022