Revisión sistemática y metanálisis | 21 ABR 17

Ácidos grasos Omega-3 para el tratamiento de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad

El aporte de ácidos grasos omega-3, especialmente en forma de suplementos con dosis elevadas de ácido icosapentaenoico, se asocia con mejora moderada de la sintomatología del trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Introducción y objetivos

Diversos estudios han revelado diferencias en la composición de los ácidos grasos omega-3 en el plasma y en las membranas de los glóbulos rojos de los pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), en comparación con los controles sin trastornos de la conducta. Los ácidos grasos omega-3, señalan los expertos, ejercen efectos antiinflamatorios y pueden modificar la fluidez y la composición de los fosfolípidos de las membranas celulares en el sistema nervioso central. Por su parte, la fluidez de la membrana puede afectar la neurotransmisión mediada por serotonina y dopamina.

El objetivo del presente metanálisis fue establecer la eficacia del aporte de ácidos grasos omega-3 en niños con TDAH.

Métodos

Los autores realizaron una búsqueda bibliográfica en PubMed para identificar los trabajos aleatorizados y controlados con placebo que evaluaran los efectos de los suplementos de ácidos grasos omega-3 en niños con síntomas de TDAH.

El criterio principal de valoración fue la diferencia promedio estandarizada en las escalas de gravedad del TDAH. Se efectuaron análisis secundarios para determinar los efectos de la dosis de los diferentes ácidos grasos omega-3 incluidos en los suplementos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023