IntraMed - Investigaciones | 07 DIC 16
Estrategias de educación médica continua
La formación médica continua no se limita a la educación formal sino que comprende experiencias de muy diversa índole -formales e informales- tales como los encuentros con colegas, el autoaprendizaje y la educación a distancia.
1
Autor: Lic. Amanda Galli, Dr. Ricardo Mastandueno, Dr. Diego Enríquez, Dr. Daniel Flichtentrei 

Autores: Lic. Amanda Galli, Dr. Ricardo Mastandueno, Dr. Diego Enríquez, Dr. Daniel Flichtentrei

INTRODUCCIÓN

La continua y vertiginosa transformación del conocimiento científico médico durante las últimas décadas hace imperativo el desarrollo de nuevas estrategias de apropiación de los saberes. La práctica médica basada en evidencias requiere como insumo fundamental la evaluación crítica y el traslado juicioso y prudente de las novedades a los escenarios de la práctica profesional. Los médicos han ido desarrollando estrategias institucionalizadas o espontáneas de tipo adaptativo para afrontar una proliferación informativa a menudo inabordable para una persona.

La formación médica continua no se limita a la educación formal sino que comprende experiencias de muy diversa índole -formales e informales- tales como los encuentros con colegas, el autoaprendizaje y la educación a distancia. La educación médica continua puede ser definida como el conjunto de acciones y recursos dirigidos a cambiar la conducta de los profesionales para mejorar los resultados de su actuar con los pacientes; también se define como toda actividad que realiza el médico para seguir aprendiendo una vez finalizada su formación universitaria1.

El desarrollo científico y tecnológico así como las demandas de la nueva ética y los desarrollos socioeconómicos afectan de forma continua a la profesión médica; el profesional debe mantener un espíritu permanentemente inquisitivo y sostener una actividad de actualización continua para prevenir su propia obsolescencia.

La educación continua dista de ser una novedad. Sócrates y Platón consideraban a la educación como un proceso de toda la vida; Osler2 en 1900 publicaba una nota sobre la importancia de la educación continua y en 1961 el tema de la Segunda Conferencia Mundial de Educación Médica fue “Medicina, un estudio de toda la vida”. Todavía hoy la educación continua constituye el único tratamiento conocido para prevenir la obsolescencia progresiva de la competencia profesional.

Alfonso Mejía3 afirma que la educación inicial, independientemente de su duración, no garantiza un ejercicio profesional idóneo indefinidamente. Capacita solo para comenzar una carrera o empleo y aporta los cimientos para continuar la educación durante toda la vida profesional de un individuo. Sin educación continua la competencia decrece progresiva e inexorablemente.

RESUMEN

Objetivo:
El propósito de esta publicación es presentar los resultados obtenidos al explorar las estrategias y recursos utilizados por los profesionales médicos para mantenerse actualizados.

Material y métodos:
Estudio observacional, descriptivo. Se implementó una encuesta electrónica con 5 preguntas cerradas con varias opciones de respuesta.

Resultados:
Se obtuvieron 10.028 respuestas de diversos países de la región latinoamericana aunque a los efectos de este reporte se tomaron exclusivamente las provenientes de Argentina (4742). La distribución por sexo fue: 51,37% femenino y 48,63%masculino. El 99.68% de los encuestados tenía como profesión médico. El 70.3% trabajaba en internación mientras que el 46.1% en asistencia ambulatoria, con cruces de personas que trabajaban en ambos escenarios. El 83.3% refirió que se actualizaba con “mucha frecuencia”, el 14.2% “solo ante dudas”, el 0.5% “casi nunca” y el 0.1% “nunca”. Respecto de las modalidades: 59% refirió hacerlo a través de cursos presenciales, el 35% en la actividad hospitalaria, el 30.20% publicaciones en Internet, el 29.9% en congresos, el 17.50% entre colegas, el 13.1% mediante cursos on line, el 11.6% a través de revistas científicas en papel. Respecto de las fuentes de información: 83.30% en Internet, 53.20% Guías de Práctica Clínica distribuidas por autoridad sanitaria, 50.5% revistas de sociedades científicas nacionales, 9.3% información procedente de la industria farmacéutica. En cuanto a los recursos de Internet: PubMed: 73.6%, sitios web médicos: 70.7%, publicaciones científicas internacionales: 60.9%, Wikipedia: 17.9%, foros: 15.5%, redes sociales: 6.6%

Conclusiones:

• Resulta evidente la necesidad de actualización percibida por los médicos es algo permanente, la requieren “con mucha frecuencia”.

• Los recursos más empleados como modalidad de actualización fueron los cursos presenciales.

• Las fuentes principales de consulta mencionadas fueron: PubMed, sitios web médicos y las publicaciones científicas internacionales on line.

 * Agradecemos a todos los usuarios de IntraMed que, una vez más, participaron activamente respondiendo la encuesta.

 Para descargar la investigación completa haga clik a continuación:

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí