Primer estudio poblacional sobre la epidemiología | 11 MAR 13

Aumentan las infecciones pediátricas por C. Difficile

"La incidencia de la infección está creciendo significativamente en los niños"
Fuente: Reuters 

Por Lorraine L.Janeczko / NUEVA YORK (Reuters Health)

Un estudio sugiere que las infecciones por Clostridium difficile (ICD) estarían aumentando, aun en los niños de bajo riesgo.

 
"La incidencia de la infección está creciendo significativamente en los niños, mientras que se pensaba que afectaba principalmente a los adultos mayores", dijo por e-mail el coautor del estudio, doctor Sahil Khanna, de la Clínica Mayo, Rochester, Minnesota.
 
Aunque la ICD en los niños sigue siendo rara, los casos aumentaron más de 12 veces entre 1991 y el 2009, con un crecimiento pronunciado a partir del 2006, según publican los autores en Clinical Infectious Diseases.
 
Pero un especialista ajeno al estudio sostuvo que la tendencia se debería por lo menos en parte al cambio de los métodos de prueba.
 
Mientras que los estudios previos habían sido sobre la ICD adquirida en el hospital, la nueva investigación indagó en las comunidades del Condado de Olmsted y "la mayoría de los casos de ICD en los niños fue en pacientes ambulatorios", indicó por e-mail el autor principal, doctor Darrell S. Pardi, de la Clínica Mayo.
 
"Las cifras de la incidencia de la ICD que sólo incluyen a los niños hospitalizados subestimarían significativamente la carga infantil de la enfermedad", escriben los autores.
 
En este primer estudio poblacional sobre la epidemiología de la ICD en los niños, el equipo de Pardi investigó la incidencia, la gravedad, la respuesta al tratamiento y los resultados de la ICD hasta los 18 años, en el período 1991-2009.
 
En las historias clínicas centralizadas de los residentes del Condado de Olmsted en el Proyecto de Epidemiología de Rochester, los autores identificaron 99 casos potenciales y excluyeron siete con diarrea no causada por la ICD o sin diarrea. La edad promedio de los 92 casos estudiados era de 2,3 años (entre un mes y 17,6 años).
 
El 75 por ciento de las infecciones eran adquiridas en la comunidad; el 54 por ciento de esa población eran varones.
 
La incidencia de la ICD ajustada por edad y sexo fue de 13,8 por cada 100.000 personas, que aumentó 12,5 veces, del 2,6 (1991-1997) al 32,6/100.000 (2004-2009) durante el estudio. La incidencia de la ICD adquirida en la comunidad fue de 10,3 por cada 100.000 personas, que creció 10,5 veces, del 2,2 (1991-1997) al 23,4/100.000 (2004-2009). El 32 por ciento de los casos fue ICD grave, complicada y recurrente.
 
Khanna recordó que la metronidazola (Flagyl) se utiliza para tratar la primera infección leve a moderada, aunque la FDA no aprobó esa indicación. La vancomicina está aprobada y se aplica a las infecciones graves y recurrentes.
 
El 18 por ciento del 82 por ciento de los casos tratados inicialmente con metronidazola no respondió al tratamiento. En cambio, en el 8 por ciento de los casos tratados inicialmente con vancomicina no se registraron fallas terapéuticas.
 
El 8,7 por ciento de todos los casos fueron graves y el 4,2 por ciento fueron graves con complicaciones. La infección grave fue más común en el grupo infectado en el hospital que en la comunidad.
 
Un niño con rabdomiosarcoma metastásico falleció y seis de los ocho casos graves recibieron metronidazola inicialmente, uno recibió vancomicina y otro caso no tuvo tratamiento documentado.
 
La tasa de recurrencia fue del 19,6 por ciento (21,3 por ciento en niños tratados con metronidazola y 0 por ciento en niños tratados con vancomicina). No hubo diferencia en la reaparición de la infección en los niños con ICD grave y leve a moderada.
 
El doctor Markus Agito, del Centro Médico General de Akron, Ohio, explicó por e-mail que "el trasplante fecal suele ser el último recurso para los pacientes con ICD graves, recurrentes, que no respondieron a distintos antibióticos. A diferencia de los adultos, los niños tienden a responder mejor con una terapia antibiótica inicial porque la inmunidad intestinal estuvo menos expuesta a los agentes que pudieron dañar la flora intestinal normal".
 
"Dada la excelente respuesta de los niños a la terapia antibiótica inicial, debería evitarse el trasplante fecal si no es necesario", agregó.
 
Khanna recordó que "el control de la infección, el uso juicioso de los antibióticos y la higiene de manos son la piedra basal de la prevención de la ICD".
 
El Instituto Nacional de Envejecimiento, de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, y ViroPharma financiaron el estudio. Wilcox recibió apoyo económico de ViroPharma.
 
FUENTE: Clin Infect Dis, 2013.
 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020