Controversias sobre el tema | 28 MAY 12

Los suplementos de calcio podrían incrementar el riesgo cardíaco

Una revisión señala que obtener el mineral de la comida podría ser más seguro, pero un experto se muestra en desacuerdo.

Muchos estadounidenses mayores toman complementos de calcio para prevenir la pérdida ósea, pero podían aumentar significativamente el riesgo de un ataque cardiaco, sugiere un estudio reciente.
 
Esos complementos no ayudan a prevenir ataques cardiacos ni accidentes cerebrovasculares (ACV), como habían sugerido algunas investigaciones anteriores, afirman los autores del estudio. Pero el calcio de la dieta podría reducir el riesgo, anotaron.
 
"Aunque una ingesta moderadamente alta de calcio a partir de la dieta podría conllevar un riesgo más bajo de ataque cardiaco, no sucede así con la ingesta complementaria de calcio", aseguró la investigadora líder Sabine Rohrmann, de la división de epidemiología y prevención del cáncer del Instituto de Medicina Social y Preventiva de la Universidad de Zúrich, en Suiza.
 
"En lugar de tomar complementos de calcio, los hombres y las mujeres que deseen aumentar su ingesta de calcio deben confiar en los alimentos, como los productos lácteos bajos en grasa o el agua mineral, [que son] ricos en calcio", sentenció.
 
El informe aparece en la edición en línea del 23 de mayo de la revista Heart.
 
Para el estudio, el grupo de Rohrmann recolectó datos sobre casi 24,000 personas de Heidelberg, Alemania, que participaron en un estudio llamado Investigación prospectiva europea sobre el cáncer y la nutrición.
 
Todos los participantes tenían entre 35 y 64 años cuando se unieron al estudio entre 1994 y 1998.
 
Los investigadores les preguntaron sobre sus dietas y si tomaban complementos de vitaminas y/o minerales.
 
Durante un seguimiento promedio de once años, hubo 354 ataques cardiacos, 260 ACV y 267 muertes por causas cardiovasculares entre todos los participantes, anotaron los investigadores.
 
Los participantes cuya ingesta de calcio de todas las fuentes era moderada, de 820 miligramos (mg) al día, tenían un riesgo más bajo de ataque cardiaco que aquellos cuya ingesta era inferior, hallaron los investigadores.
 
Sin embargo, aquellos cuya ingesta superaba los 1,100 mg no tenían un riesgo sustancialmente más bajo. Tampoco hubo una cantidad en que el calcio se relacionara con un menor riesgo de ACV.
 
Cuando el equipo de Rohrmann observó específicamente los complementos de calcio, halló un aumento de 86 por ciento en los ataques cardiacos entre las personas que los tomaban con regularidad, en comparación con las personas que no tomaban ningún complemento.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021