Datos de más de 400.000 partos de mujeres primerizas | 05 DIC 11

El parto con fórceps reduciría el riesgo de lesión cerebral en el bebé

El porcentaje de hemorragias subdurales e intraventriculares fue aún más bajo.
Fuente: Reuters 

Por Amy Norton

NUEVA YORK (Reuters Health) - Cuando los bebés necesitan ayuda para nacer, el uso de fórceps sería menos riesgoso para los recién nacidos que el parto por vacío o cesárea.

En el 2007, un tercio de los bebés de Estados Unidos nació por cesárea, comparado con el 21 por ciento la década anterior.

Pero eso fue a pesar de la falta de pruebas de que los partos por cesárea o vacío fueran realmente más seguros que el fórceps para el bebé, indicó la doctora Erika F. Werner, obstetra de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins, en Baltimore, quien dirigió el estudio.

Con datos de más de 400.000 partos de mujeres primerizas, el equipo de Werner halló que los bebés que habían nacido con ayuda de fórceps eran un 45 por ciento menos propensos a sufrir una convulsión que los niños nacidos con ayuda de una bomba de vacío o por cesárea.

Por otro lado, los bebés nacidos por cesárea eran menos propensos a sufrir de un tipo de sangrado cerebral llamado hemorragia subdural.

Werner aclaró que el riesgo de tener cualquiera de estas complicaciones fue bajo, sin importar el tipo de parto utilizado.

De hecho, el 0,12 por ciento de los 15.000 bebés nacidos con ayuda de fórceps tuvo una convulsión al nacer, comparado con el 0,3 por ciento de los bebés nacidos con ayuda de la bomba de vacío o por cesárea.

El porcentaje de hemorragias subdurales e intraventriculares fue aún más bajo.

"La tasa de cesárea está aumentando, sin evidencias de una superioridad real", dijo Werner, cuyos resultados aparecen publicados en la revista Obstetrics & Gynecology.

Las cesáreas tendieron a provocar menos sangrado subdural que el uso de fórceps o la bomba de vacío. Menos del 0,1 por ciento de esos bebés tuvo una hemorragia subdural, comparado con el 0,14 por ciento de los partos con fórceps y el 0,19 por ciento de los partos asistidos con bomba de vacío.

Lo importante, según dijo Werner, es que las mujeres conversen con el médico sobre todas las opciones de nacimiento de su hijo antes de empezar con el trabajo de parto y en caso de que necesiten de alguna intervención para resolver una complicación en el parto.

El estudio incluyó a mujeres residentes de la ciudad de Nueva York que habían tenido un bebé entre 1995 y el 2003, y demostró un patrón similar. El uso de fórceps se redujo con el tiempo, hasta llegar al 2 por ciento de los partos en el 2003.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, diciembre del 2011

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020