A 20 años del estudio CARDIA | 30 SEP 10

Precio de los alimentos y resultados alimentarios y sanitarios

Las políticas para aumentar el precio de ciertos alimentos poco saludables pueden ser eficaces para orientar a los adultos hacia una alimentación más sana y contribuir a la reducción del peso o de los niveles de insulina.
Autor/a: Kiyah J. Duffey, PhD; Penny Gordon-Larsen, PhD; James M. Shikany, MD; David Guilkey, PhD; David R. Jacobs Jr, PhD; Barry M. Popkin, PhD Intern Med 2010;170 (no. 5), Mar 8

Aunque las políticas de precios, tales como la aplicación de impuestos, se están comenzando a emplear para enfocar la obesidad, la diabetes y otros problemas sanitarios relacionados con la nutrición, hay pocas investigaciones sobre el impacto de los cambios de precios sobre el consumo de alimentos y sobre la salud.

Como compensación por el mayor costo de los alimentos saludables (frutas y verduras), especialistas en salud pública y políticos han sugerido aumentar los impuestos sobre los alimentos ricos en calorías, grasas saturadas o azúcar o subsidiar los alimentos más saludables.

A fin de investigar adecuadamente el efecto de los cambios en los precios sobre la salud, es necesario estudiar los efectos directos e indirectos de los cambios de precios sobre el consumo alimentario. Éstos comprenden:

1- La elasticidad de la demanda según los precios, es decir, el cambio en la cantidad consumida de un producto como resultado del cambio de precio de ese producto.
 
2- Los efectos indirectos sobre complementos y sustitutos, es decir otros alimentos cuyo consumo se podría afectar por los cambios de precio de un determinado alimento. Por ejemplo, se podrían estudiar los cambios en el consumo de jugo de frutas o de leche en respuesta a cambios en el precio de las gaseosas.
 
Los autores investigaro
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021