American Journal of Sports Medicine | 03 DIC 08

Ondas de choque para la fascitis plantar

La terapia extracorpórea por ondas de choque radiales es un nuevo tratamiento recomendado para pacientes con espolón calcáneo de talón resistente y constituye una buena alternativa a la cirugía.

Los pacientes con fascitis plantar mejoran con un nuevo tipo de tratamiento por ondas de choque, en el que la energía abarca una mayor área, según informa un equipo de investigadores alemanes.

El tratamiento, llamado terapia extracorpórea por ondas de choque radiales (ESWT), "se recomienda para los pacientes con espolón calcáneo de talón resistente", escribe el equipo dirigido por el Dr. Ludger Gerdesmeyer, del University Hospital Rechts der Isar, en Munich. "Especialmente en los casos en que falla el tratamiento no quirúrgico, la ESWT es una excelente alternativa porque no se necesita anestesia ni largos períodos de recuperación", añade.

Un 10% de los pacientes con fascitis plantar necesita cirugía y un período de recuperación prolongado, señala el equipo.

El uso de la ESWT está aumentando como alternativa a la cirugía de la fascitis plantar. Para investigar la efectividad de la nueva terapia, el equipo le asignó al azar a 245 pacientes con fascitis plantar crónica tres terapias con un intervalo de dos semanas entre cada una con ESWT o un tratamiento placebo con un dispositivo que no emitía ondas de choque.

A las 12 semanas, los pacientes bajo el tratamiento real sintieron un 72,1% menos dolor en el talón, frente al 44,7 registrado en el grupo tratado con placebo. Al año del tratamiento, el dolor era un 84,8% más bajo que al inicio del estudio en el primer grupo y un 43,2% en el grupo control.

Los pacientes tratados con ESWT mejoraron también significativamente la calidad de vida y la funcionalidad cotidiana, a diferencia del grupo bajo tratamiento con placebo. "Por lo tanto, hay evidencia del beneficio del tratamiento con ESWT para los pacientes con dolor por espolón calcáneo de talón no sólo debido a la reducción del síntoma sino también por el aumento del bienestar general", concluyen los investigadores.

(FUENTES: Luca M. Sconfienza, M.D., department of experimental medicine, University of Genoa, Italy; Johanna Youner, DPM, doctor of podiatric medicine, New York City, and member, American Podiatric Medical Association; Dec. 1, 2008, presentation, Radiological Society of North America annual meeting, Chicago)

(HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores italianos afirman haber desarrollado un tratamiento efectivo, rápido y no invasivo para una dolorosa afección de los pies llamada fascitis plantar.

Usando una combinación de agujas en seco e inyecciones de esteroides guiada por ultrasonido, los investigadores afirman que su método logró un índice de éxito de 95 por ciento para tratar una afección que aqueja a más de un millón de estadounidenses cada año y corresponde a más del quince por ciento de todos los problemas de los pies.

El hallazgo debía ser presentado el lunes por el Dr. Luca M. Sconfienza, autor líder, en la reunión anual de la Radiological Society of North America en Chicago. Sconfienza trabaja en el departamento de medicina experimental de la Universidad de Génova.

La fascitis plantar produce dolor causado por la tensión sobre la parte inferior del pie, que tiene lugar cuando la fascia plantar, una banda de tejido conector que va desde los dedos hasta el hueso del talón, se inflama Puede ser causado por una lesión aeróbica o incluso por usar zapatos inadecuados y es la causa más común de problemas musculoesqueléticos que enfrentan los podólogos en los EE. UU., según la American Academy of Sleep Medicine.

Con frecuencia, según la academia el tratamiento no quirúrgico resulta efectivo, con una combinación de medicamentos antiinflamatorios, descanso, cambio de zapatos con mejor soporte para el arco y aparatos ortopédicos, junto con la fisioterapia.

Los autores del estudio anotaron, sin embargo, que esa línea estándar de tratamiento podría tardar hasta un año en resultar beneficiosa, además de no ayudar a todo el mundo. Los pacientes pueden intentar la terapia con ondas de choque, que consiste en varias aplicaciones de ondas sonoras al área afectada. Sin embargo, este tratamiento con frecuencia es doloroso y puede causar inflamación, moretones y entumecimiento. La siguiente opción es la cirugía.

En busca de un tratamiento alternativo, Sconfienza y sus colegas se enfocaron en 44 pacientes de fascitis plantar "no han respondido a la terapia médica". Los radiólogos primero aplicaron anestesia local al área plantar afectada de los pacientes y luego clavaron repetidamente una aguja en el área, un procedimiento conocido como agujas en seco, para estimular el flujo sanguíneo al área.

Se inyectó luego una pequeña cantidad de esteroides a la misma área y se usaron guías por ultrasonido para mejorar la precisión y para evitar inyectar los esteroides en la fascia plantar, que rasgaría el tejido. Luego de un solo tratamiento de quince minutos, se introdujeron aparatos ortopédicos en el calzado de cada paciente para reducir la presión sobre la parte posterior del pie.

Según los investigadores, el resultado fue que 42 de los 44 pacientes fueron curados de sus síntomas en un plazo de dos a tres semanas de tratamiento.

La Dra. Johanna Youner, miembro de la American Podiatric Medical Association y pediatra de la ciudad de Nueva York, aseguró que la técnica de los investigadores del uso de esteroides realmente no es nueva.

"Inyectar esteroides en el área del problema es un tratamiento estándar de primera línea para el dolor en el talón", dijo. "Entonces, lo que están haciendo aquí simplemente es usar ultrasonido para guiar la inyección, que podría ser útil. Puede ser una bonita adición al tratamiento. Pero, francamente, un buen podiatra debería poder, sin ultrasonido, palpar el área inflamada con los ojos vendados".

"Lo interesante", agregó, "es la noción de usar agujas en seco, es decir, pinchar repetidamente el área inflamada. Eso aumentaría un poco el trauma en el área afectada y, al hacerlo, incrementaría el flujo sanguíneo. Este no es un tratamiento tradicional. Esto podría parecer contraintuitivo. Pero cuando se incrementa la inflamación y el flujo sanguíneo al área, se puede ayudar a que sane mejor. La fascia es un ligamento que no recibe mucha sangre, así que sana lentamente. En teoría, esto podría ayudar".

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas: