Entrevista al Dr. Russell A. Barkley | 23 SEP 08

“El TDAH es un trastorno biológico no social”

Es una enfermedad biológica que no está causada por factores externos sociales, como la relación con los padres o el colegio.

El Dr. Russell A. Barkley, profesor de Investigación en el Dpto. de Psiquiatría de la SUNY Upstate Medical University, en Syracuse (Nueva York), es experto en trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH), una anomalía biológica que afecta a casi un 5% de la población infantil. Desde hace más de 30 años el Dr. Barkley investiga nuevos tratamientos farmacológicos, psiquiátricos, psicológicos y educativos para abordar este trastorno.

–¿Qué es el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH)?

–Desde hace tiempo sabemos que el TDAH es una enfermedad biológica que no está causada por factores externos sociales, como la relación con los padres o el colegio. Es imposible que un niño sano sufra TDAH simplemente por la exposición a estas situaciones. Lo que sabemos es que hay 2 áreas biológicas implicadas en el TDAH: la neurología y la genética. Hace un año se publicó un trabajo que, tras revisar todas las causas posibles del TDAH, concluía que un tercio de los niños analizados desarrollaron la enfermedad debido a lesiones cerebrales causadas, en su gran mayoría, durante el embarazo. Por otra parte, casi un 65% de los casos de TDAH son hereditarios: habitualmente uno de los padres presenta la misma patología, pero no está diagnosticado. Se calcula que un 25-35% de los padres con niños con TDAH padece la enfermedad. Además, ahora estamos empezando a conocer en qué zona del cerebro se genera la patología y cuáles son los genes implicados. No hemos identificado todos, pues creemos que hay unos 20 y sólo hemos localizado 5. De lo que sí estamos totalmente seguros es que estas 2 áreas, genética y neurología, interactúan.

–¿Qué función desempeña el componente social en el desencadenamiento del TDAH?

–Los aspectos sociales son muy importantes, entre otras razones porque determinan si se van a sufrir otros trastornos adicionales. Casi un 80% de los niños y adultos con TDAH presenta otra patología concomitante. Así, un 65% padece trastorno oposicional desafiante, que les convierte en agresivos; un 20% son antisociales y consumen drogas, usan armas, etc.; un 25% de los niños con TDAH sufren trastornos de ansiedad, y algunos de ellos padecerán depresión; y un 50% o más presentan, además, problemas de aprendizaje. Al mismo tiempo, el entorno domiciliario es importante a la hora de determinar el impacto del TDAH. Si un niño tiene unos padres muy ansiosos, el niño también lo será; si están muy estresados o son depresivos, el niño también lo será. Es decir, el entorno no provoca el TDAH, pero influye en su situación.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022