Women’s Health Study | 23 ENE 08

HTA y riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2

El aumento de la presión arterial está fuertemente asociado con la incidencia de DM tipo 2.
Autor/a: Dres. Conen D, Ridker PM, Mora S, et al. Fuente: Comentario y resumen objetivo: Dr. Ricardo Ferreira. European Heart Journal 2007;28:2937–2943.

Introducción

La incidencia de diabetes mellitus tipo 2 (DM-2) está aumentando rápidamente y con ello también aumenta el riesgo de adquirir enfermedad cardiovascular. EL mismo fenómeno se observa con la presión arterial (PA) y la hipertensión. Tanto la hipertensión como la DM-2 están relacionados con el síndrome metabólico.

Los autores de este artículo buscaron la relación entre la PA y la progresión de la PA con la incidencia de DM-2 en una gran cohorte de mujeres sanas.


Métodos


Participantes. Todas las participantes pertenecían al estudio Women’s Health Study, un estudio aleatorio que evaluó los riesgos y beneficios de la vitamina E y una dosis baja de aspirina como prevención primaria de enfermedades cardiovasculares y de cáncer.

El estudio comenzó en 1993 e incluyó a 39.876 mujeres sanas profesionales de Estados Unidos con 45 o más años de edad. Las participantes fueron divididas en forma aleatoria para recibir 100 mg de aspirina día por medio, 600 UI de vitamina E día por medio, ambos agentes o placebo. Los resultados de esta intervención terapéutica fueron ya publicados y no forman parte del motivo de esta presentación.

Se registraron numerosas variables y el estudio terminó el 31 de marzo de 2004, habiéndolo completado 38.172 mujeres que forman la base de esta evaluación.

Variables analizadas. Las mujeres fueron clasificadas en 4 categorías predefinidas:

  • Menos de 120 mm Hg para la PA sistólica y menos de 75 mm Hg para la PA diastólica (PA óptima).
  • 120–129 mm Hg para la PA sistólica y 75–84 mm Hg para la PA diastólica (PA normal).
  • 130–139 mm Hg para la PA sistólica o 85–89 mm Hg para la PA diastólica (PA normal alta).
  • La participante tomaba medicación antihipertensiva y/o tenía una PA de 140 mm Hg sistólica o 90 mm Hg diastólica (hipertensión).

Otras covariables registradas fueron: edad, tabaquismo, etnia, hipercolesterolemia, presencia de DM-2, índice de masa corporal (IMC), antecedentes familiares de diabetes, actividad física, consumo de alcohol y nivel de educación.


Resultados


La incidencia global de DM-2 fue de 4,5 episodios por 1000 personas-años. En el momento de la selección y agrupación aleatoria el 25,5% de las participantes eran hipertensas, 12,7% tenían PA normal alta, 29,2% eran normotensas y 32,7% tenían PA óptima. Los valores altos de PA se asociaron con edad avanzada, mayor IMC y mayor prevalencia de hipercolesterolemia e historia familiar de diabetes.

Durante un seguimiento promedio de 10,2 años, 1672 de las 38.172 mujeres desarrollaron DM-2. El grupo de hipertensas y de PA normal alta fueron las que más desarrollaron DM-2 (Figura 1).

Figura 1.Tasa de incidencia de DM-2 por 1000 personas/años según el grado de PA. La tendencia fue de p <0,0001.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022