Una variante poco frecuente | 14 MAR 07

Uréter retrocavo: variante anatómica urétero-vascular

Se trata de un paciente de 44 años, que consulta por presentar dolor en fosa renal y flanco derecho, sometido a varios estudios de imagen en los que encontramos una patología vasculoureteral poco frecuente.
Autor: Dr. Eduardo Banda, Dr. Ricardo Yépez, Dr. Patricio Aldaz y col. CAMBIOS Organo Oficial de Difusión Científica H.C.A.M. Volumen III Nº 5 Enero - Junio del 2004
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Bibliografía
Desarrollo

Dentro de las malformaciones congénitas urológicas, los problemas ureterovasculares son muy raros, los sospechamos en aquellos pacientes que tienen sintomatología obstructiva del tracto urinario superior. Los hallazgos de imagen, como ectasia ureteropiélica o ureteral podría ser el único hallazgo y los estudios contrastados como el urograma excretor, tomografía axial computarizada y pielograma retrógrado determinan el diagnóstico de esta infrecuente patología.

Reporte de caso

Se trata de un paciente de sexo masculino de 44 años de edad, con antecedentes de dolor lumbar derecho continuo, de larga evolución con ocasionales episodios de infección de vías urinarias.
El urograma excretor muestra una función renal bilateral apropiada , ectasia pieloureteral del lado derecho hasta el tercio medio del uréter con extremo distal normal, desplazado hacia la línea media. (fig.1)
El pielograma retrogrado demuestra el recorrido ureteral anormal con imagen de compresión extrínseca en su parte media y el desplazamiento ureteral descrito en el programa.
Con el diagnóstico clínico de uréter retrocavo se procedió a la corrección quirúrgica por medio de una lumbotomía derecha con abordaje extraperitoneal, se disecó el uréter desde su porción proximal hasta su porción distal con disección concomitante de la vena cava (fig.3) en la que se demuestra el uréter proximal engrosado y su paso por la porción posterior de la vena cava. Se procedió a la sección del uréter y su anastomosis termino terminal por delante de la vena cava, y colocación de catéter doble J en uréter bajo control fluoroscópico.

Discusión

Esta patología poco frecuente guarda relación con el desarrollo embrionario de la vena cava la misma que puede tener diferentes variantes anatómicas en relación al uréter y dar patología clínica secundaria a esta variación embriológica.
La vena cava inferior es formada infrarenalmente por la vena supracardinal y la vena suprarrenal por la vena subcardinal. Si la vena cava infrarrenal es formada por la vena subcardinal se ubica ventral al uréter, eso hace que el uréter se desarrolle en posición retrocava. (1 . 2) (Gráfico 1).



Existen algunas variaciones que incluyen la duplicación de la vena cava con uréter ubicado al lado, detrás o entre las ramas vasculares. (2)
Esta anomalía se desarrolla casi siempre del lado derecho, salvo en pacientes con situs inversus. (2) La incidencia es de 1 en 1000, con predisposición en varones con una relación 3-4 a 1, la sintomatología se hace evidente a partir del cuarto decenio con una presentación de 2.8 veces mas frecuente en hombres que en mujeres ( Existen 2 tipos de uréter retrocavo: Tipo I: es el mas común el segmento proximal dilatado adopta la configuración de J invertida, y esta dilatación persiste 1 a 2 cm más allá de la vena cava, existe moderada a severa hidronefrosis. Tipo II: la posición anómala comienza en unión pieloureteral, o por arriba de ella, suele presentar hidronefrosis moderada y confundirse con estenosis pieloureteral. (1. 2 . 6) (Gráfico 2)



La sintomatología se caracteriza por dolor lumbar derecho tipo sordo e intermitente, pueden existir infección de vías urinarias recurrentes o cuadros de pielonefritis derecha aguda recurrente .La incidencia de litiasis está aumentada por, estasis urinaria, además puede haber hematuria macro o microscópica.(1. 2 )
Una de las pruebas diagnósticas es el urograma excretor, la pielografía ascendente, también la venocavografía inferior con catéter ureteral in situ. Hoy en día la mejor prueba diagnostica es TAC helicoidal. (2. 3. 7)
La reparación es quirúrgica seccionando el uréter y llevándolo por delante de la vena cava y anastomosándolo al extremo proximal. (2. 3)

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí