Investigación | 24 MAY 06

Obesidad en mujeres maduras y cáncer de mama

Las mujeres que engordan al llegar a la madurez tienen un mayor riesgo de cáncer de mama.
Fuente: Jano On-line 

Las mujeres que ganan peso en la edad adulta se enfrentan a un mayor riesgo el resto de su vida de desarrollar todos los tipos de cáncer de mama incluso si no toman terapia de reemplazo hormonal después de la menopausia, según un estudio de investigadores de la American Cancer Society que se publica en la revista “Cancer”.

El estudio revela que a mayor ganancia de peso en las mujeres adultas, mayor es el riesgo de desarrollar todos tipos de cáncer, fases y grados del tumor y en particular de las malignidades avanzadas. Las mujeres más obesas son hasta tres veces más propensas a tener metástasis regional o distante que las mujeres que pesaban menos. El estudio es el primero en investigar la relación entre el aumento de peso y el tipo de cáncer de mama.

El riesgo de cáncer de mama está vinculado a mayores niveles vitales de estrógeno circulante. El tejido graso aumenta la circulación de estrógeno, aumentando por ello el riesgo. Estudios previos han mostrado, sin embargo, que el riesgo pueden verse afectado por otros factores. Las mujeres posmenopáusicas que toman terapia de reemplazo hormonal en realidad mitigan los efectos de la obesidad sobre el riesgo de cáncer. Además, el peso actual definido por el índice de masa corporal no es tan importante como el aumento de peso a partir de los 18 años.

Aunque existe mucha literatura científica sobre el riesgo de obesidad y el cáncer de mama, no existen datos sobre si ese riesgo es específico para el tipo de cáncer de mama. Los científicos investigaron el riesgo entre el aumento de peso y el tipo de cáncer de mama invasivo entre 55.161 mujeres posmenopáusicas que no tomaban terapia hormonal.

Los investigadores descubrieron que a mayor aumento de peso, mayor era el riesgo para todos los tipos, fases y grados del cáncer de mama. En comparación con mujeres que habían engordado 9 kilogramos o menos durante la edad adulta, las mujeres que habían engordado más de 27 kilos eran casi dos veces más propensas a tener tumores de tipo ductal y más de 1,5 veces más propensas a tener tumores de tipo lobular.

El riesgo de enfermedad metastásica aumentó para todas las mujeres que aumentaron de peso, con más de tres veces de riesgo para aquellas que aumentaron más de 27 kilogramos. Como era de esperar, el aumento de peso elevó el riesgo de tumores positivos del receptor de estrógeno, pero no de los tumores que no presentaron receptores de estrógeno.

Los científicos concluyen que estos datos además ilustran la relación entre el aumento de peso en la edad adulta y el cáncer de mama, y la importancia de mantener un peso corporal saludable a lo largo de la edad adulta.

Cancer 2006;doi:10.1002/cncr.21965

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí