Cuarto Capítulo | 22 MAY 05

Atención Primaria de Salud y Medicina de Familia

Atención Primaria de Salud (APS) y Medicina de Familia (MF) son ámbitos estrechamente relacionados y que interaccionan de forma múltiple y compleja.
Autor/a: Dr. Amando Martín Zurro Fuente: IntraMed 
INDICE: 

Coordinado por el Dr. Julio Ceitlin, una figura prominente y de larga trayectoria en el tema. Es para nosotros un motivo de orgullo poder poner esta obra al alcance de nuestros usuarios.

En el angulo superior derecho de la página se encuentra el  4º capítulo completo en formato PDF para descargar.


La APS es el terreno de actuación fundamental del médico de familia y, a su vez, la Medicina de Familia es una herramienta clave para conseguir un desarrollo pleno de los objetivos y actividades propias de la APS. Estas afirmaciones no contradicen el importante papel que juegan profesionales como los de enfermería y trabajo social, entre otros, en este nivel del sistema sanitario. Tampoco podemos olvidar que la MF también extiende su campo de acción al campo hospitalario cuando asume el seguimiento longitudinal de los pacientes. De hecho, en varios países, el médico de familia continúa siendo el responsable principal de su asistencia tras el ingreso en el hospital. En cualquier caso, la MF actúa favoreciendo la coordinación y los intercambios de todo tipo entre los distintos componentes y niveles del sistema de salud.

Los sistemas de salud y las funciones que desarrollan en ellos los profesionales sanitarios y no sanitarios varían enormemente de unos a otros países (subdesarrollados, industrializados, etc.)1 lo que hace prácticamente imposible, y desde luego no aconsejable, establecer "recetas" con pretensiones de validez universal sobre las características que debe tener la APS o respecto a las funciones y tareas propias del médico de familia. Lógicamente deben conservarse los elementos conceptuales que los definen (desarrollados en otras partes de este libro) pero ello no debe impedir que ambas se adapten estrechamente a las necesidades de cada país o comunidad, necesidades que están claramente influenciadas por la cultura, la ideología política dominante o la situación económica, entre otros factores. Para conseguirlo es preciso que APS y MF se caractericen por poseer un alto grado de flexibilidad.

La comparación entre la APS de un país subdesarrollado con la  de otro rico puede servirnos como ejemplo para ilustrar lo dicho  previamente.  En el primer caso, las necesidades prioritarias de salud y  la escasez de recursos humanos y materiales pueden orientar la APS  hacia la garantía de la salubridad del medio y de la provisión de  alimentos y fármacos esenciales. En la mayoría de las circunstancias la atención a las personas puede estar a cargo de agentes salud de la comunidad  y de  profesionales  de enfermería o auxiliares y el médico  de  familia asumir principalmente funciones de supervisión y coordinación. Por el contrario,  en un país rico, con abundantes recursos, es  casi  seguro que las prioridades de la APS van a ser diferentes y que la asistencia clínica  se  basará en la actividad desarrollada por  los  médicos  de familia.

En el desarrollo histórico la APS y la MF en sus  concepciones actuales también tienen múltiples elementos de relación. La  complejidad  tecnológica de la Medicina, acentuada geométricamente tras  el final de la II Guerra Mundial, llevó a centrar los sistemas sanitarios de los países desarrollados en el hospital, con olvido de la  asistencia  primaria  y  deterioro del prestigio y de las  funciones  de  los médicos de familia. Esta orientación hospit

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022