Rotura de bazo | 13 OCT 04

Rotura esplénica espontánea en mononucleosis infecciosa

La ruptura espontánea del bazo es un rara pero seria complicación de la mononucleosis infecciosa.
Autor: Dres. Halkic N, Vuilleumier H, Qanadli SD Fuente: Department of Surgery and Radiology, Centre Hospitalier Universitaire Vaudois, Lausanne, Switzerland Can J Surg. 2004 Jun;47(3):221-2.
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Discusión | 3. Bibliografía
Discusión

La MI es una enfermedad aguda, común, auto-limitante en los adolescentes y en los jóvenes adultos que es causada por el virus Epstein-Barr. La mortalidad por la MI es de 0.1%. Su complicación más seria y amenazadora de la vida es la REB.
El mecanismo causal de la REB en la MI no está claro. Se han implicado dos factores etiológicos: un aumento agudo en la presión venosa portal debido a una maniobra tipo Valsalva y la compresión del bazo por la contracción del diafragma o de la pared abdominal durante una tos vigorosa, vómito o defecación.

Histológicamente, la extensiva infiltración del parénquima del bazo con linfocitos resultantes de la fragmentación de la cápsula esplénica, predispone a la ruptura.
El bazo es más vulnerable a la ruptura en la segunda y tercera semanas después de la infección. Este reporte ilustra que la REB se puede desarrollar varios días o hasta semanas después del comienzo de la MI. Un seguimiento estrecho, incluyendo estudios por imágenes es, por lo tanto, recomendable; el médico tratante, puede tener que alterar la vigilancia y los planes de tratamiento.

El paciente presentado fue inicialmente tratado conservadoramente: en casos estables hemodinámicamente, este abordaje, de la misma forma que es sustentado para las lesiones esplénicas traumáticas, es probablemente seguro [5-7]. Una transfusión, una estadía hospitalaria prolongada y  restricciones en la actividad física son, no obstante, generalmente requeridas [1-8]. Además, la hemorragia tardía es posible, ya que la REB secundaria a la MI parece ser más propensa a ocurrir que una ruptura esplénica después de un trauma [3,4].

El riesgo de sepsis después de la esplenectomía es más alto en infantes que en adolescentes y adultos [3,9-11]. La administración de la vacuna antineumocóccica ha minimizado la ocurrencia de esta complicación.

En este paciente, la expansión del hematoma y la necesidad de la transfusión fueron eventualmente consideradas como indicaciones para la embolización. La embolización transcatéter de la arteria esplénica, lo que permite la preservación del bazo, se ha convertido en una alternativa a la cirugía para la obtención de la hemostasia esplénica en el paciente hemodinámicamente estable.

En conclusión, la observación inicial de los pacientes hemodinámicamente estables con un hematoma espontáneo esplénico secundario a la MI es adecuada, pero el umbral para la operación debería ser bajo. Aunque la esplenectomía ha sido abogada en el pasado como la terapia definitiva, los autores recomiendan la embolización transcatéter de la arteria esplénica.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí