Prostaglandinas: Ácido liposoluble con acción sobre el músculo liso del extracto de próstata. | 04 AGO 04

Prostaglandinas y Dolor

Las prostaglandinas se han constituido en una familia de autacoides potentes con gran actividad biológica e importancia clínica en múltiples padecimientos.
Autor: Dr. Octavio Amancio Chassin. Fuente: Revista Dolor Clínica y Terapia Dol Clin Ter 2002;I(6): 21-24
INDICE:  1. Introducción | 2. Desarrollo | 3. Cont. Desarrollo | 4. Bibliografía
Introducción

En 1930, Raphael Kurzrok y Charles Lieb observaron que el semen humano podía contraer o relajar tiras de útero in vitro. Por su parte, Van Euler, en 1935, denominó prostaglandinas a un ácido liposoluble con acción sobre músculo liso del extracto de próstata. Hacia 1962, se identificaron las dos primeras prostaglandinas: PGE y PGF, las cuales provenían del ácido araquidónico, ácido graso carboxílico insaturado de 20 carbonos con cuatro dobles ligaduras iniciando en la posición omega 6 que produce el ácido 5,8,11,14- eicosatetraenoico. Actualmente se sabe que el ácido araquidónico (fosfolípido de la membrana) es el precursor de varias autacoides que intervienen en diversos procesos fisiológicos del organismo (leucotrienos, prostaglandinas, tromboxanos y factor activador plaquetario). Las prostaglandinas se han constituido en una familia de autacoides potentes con gran actividad biológica e importancia clínica en múltiples padecimientos.(1)

La biosíntesis de los eicosanoides empieza cuando el tejido es expuesto a un estímulo fisiológico o patológico, con la liberación de fosfolípidos de la membrana celular, a consecuencia de diferentes estímulos: mecánicos, inmunológicos, químicos u hormonales (factores de crecimiento, citocinas, adenosina de fosfato, bradicinina, trombina y colagenasa). El fosfolípido es rápidamente metabolizado a ácido araquidónico por acción de la fosfolipasa A2 y posteriormente es oxigenado por dos tipos de enzimas: ciclo oxigenasa (microsómica) y lipooxigenasa (citosólica). La síntesis de prostaglandinas, prostanoides y tromboxanos se lleva a cabo mediante la ciclooxigenasa (prostaglandina H sintetasa), misma que produce una prostaglandina intermedia PGH2.(2)

Existen dos isoformas de la ciclooxigenasa, l a COX 1 y la COX 2. En términos sencillos, la COX 1 es la enzima constitutiva que interviene en la síntesis de tromboxano A2 en plaqueta y macrófagos, PGI2 en plaquetas y célula endotelial y PGE2 en útero, ovario, osteoclastos, riñón y estómago entre otros tejidos. La COX 2 es una enzima inducible originada por el estímulo mecánico e inmunológico (inflamatorio) que promueve la formación de diversos mediadores proinflamatorios, principalmente  prostaglandinasprostanoides (E2, D2, I2). La síntesis de PGD, PGE, PGF, PGI y TXA se efectúa a través de isomerasas y sintetasas específicas.

Una vez sintetizadas las prostaglandinas, son liberadas de la célula por difusión facilitada mediante el transportador de prostaglandinas y otros transportadores no caracterizados. Este transportador de PGs es un polipéptido que se encuentra en muy pocas células y cuya expresión está regulada por el estímulo físico y humoral. La PGI no es transportada por la PGT ni biotransformada cuando pasa por el pulmón. Debido a que los eicosanoides tienen una vida media de segundos a pocos minutos, éstos deben ser liberados muy cerca de los sitios de síntesis para producir su efecto fisiológico.(2)

Se conocen varios receptores en el hombre y en el ratón: cuatro para la PGE (EP1- EP4), dos para PGD (DP1 y DP2) y un receptor para PGF2 alfa, PGI2, TXA2 ( FP, IP y TP). Todos los receptores de las prostaglandinas actúan a través del receptor de membrana acoplado a la proteína G (Tabla 1). La generación de dolor por prostaglandinas se debe a la activación de los receptores IP y EP2 que estimulan a la proteína Gs, promueven la producción de AMPc como segundo mensajero y provocan la disminución del umbral en terminaciones nociceptivas periféricas a estímulos físicos , químicos y hormonales. Las PGE2 ( EP1) y PGI2 (IP) operan sobre las neuronas sensoriales periféricas, columna vertebral y cerebro para provocar hiperalgesia. Durante el proceso inflamatorio, la liberación de prostaglandinas depende del sitio de la inflamación y del tipo de estímulo que lo origine (mecánico, químico o inmunológico). Asimismo, las prostaglandinas incrementan la sensibilidad al estímulo doloroso e intervienen en la alodinia (una respuesta dolorosa a un estímulo generalmente no doloroso). Otras prostaglandinas (PGD2 y PGF2a) también participan en la producción de dolor a nivel peri f é rico y central. (3, 4)

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí