No contiene esteroides | 26 JUL 11

Más cerca de un anticonceptivo masculino

En la actualidad no existe en el mercado ningún fármaco anticonceptivo para varones.
1

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York probaron con éxito, en ratones, un anticonceptivo masculino que no contiene esteroides, lo que podría evitar los efectos colaterales.

Si bien la industria farmacéutica no ha demostrado mayor interés en desarrollar un anticonceptivo masculino, han sido varios los intentos, ya sea en forma de pastillas, de inyecciones o de parches. Sin embargo, ninguno ha resultado satisfactorio, ya fuera porque no era lo suficientemente eficaz, o bien por los efectos indeseables que podía causar.

“Para obtener una anticoncepción masculina eficaz, es necesario combinar por lo menos dos tipos de esteroides, testosterona y progestágeno. El principal problema es que requiere de inyecciones frecuentes para administrarla”, explica el endocrinólogo Pablo Knoblovits, jefe de Andrología del Hospital Italiano.

“También se están haciendo intentos para producir ciertos anticuerpos que impidan la capacidad fecundante de los espermatozoides” , informa Santiago Brugo Olmedo, andrólogo y director médico de Seremas.

El anticonceptivo investigado en la Universidad de Columbia bloquea la producción de esperma, utilizando una molécula que altera los receptores del ácido retinoico, una forma activa de la vitamina A, sustancia vital para la producción de espermatozoides.

En realidad, esta molécula había sido descubierta hace alrededor de un siglo, en los laboratorios Bristol-Myers Squibb. Los investigadores buscaban un tratamiento contra enfermedades inflamatorias de la piel; pero la compañía descartó de inmediato el hallazgo cuando se comprobó que ocasionaba esterilidad masculina. Ahora, los científicos rescataron la molécula y la probaron en ratones de laboratorio. Según el reporte publicado en la revista Endocrinology, tras cuatro semanas de seguir este régimen anticonceptivo, los machos dejaron de producir semen. Ninguna de las hembras quedó preñada, a pesar de que continuaron apareándose, señal de que no disminuyó la libido.

El efecto anticonceptivo fue reversible: tras dejar de consumir la molécula, los ratones recuperaron la fertilidad. Ahora será necesario hacer ensayos con ratones a más largo plazo, para comprobar la seguridad de este compuesto. Recién entonces se podrá realizar pruebas en humanos.

Hasta ahora, la anticoncepción masculina sigue siendo el preservativo y la vasectomía, que es irreversible. Para Brugo Olmedo, buscar una píldora anticonceptiva masculina tiene sentido, “desde que a un varón se le puede probar la paternidad con el ADN. Además, la mujer puede equivocarse en el uso de los anticonceptivos. Si el hombre tiene interés en que no haya paternidad, el día en que aparezca una sustancia que pueda inhibir la espermatogénesis y que no tenga efectos colaterales, va a tener un éxito rotundo”, augura.

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017