Publicado en "Human Reproduction" | 08 SEP 09

La reproducción 'in vitro' sale de la probeta y vuelve al útero

Diseñada una microcápsula para que el embrión se desarrolle en la madre.

MÓNICA L. FERRADO  -  Barcelona 
 
Entre un 1 y un 4% de los niños que nacen hoy en día se han gestado gracias a técnicas de reproducción in vitro. Con los métodos habituales, el óvulo fecundado por el espermatozoide pasa unos tres días en el laboratorio. El embrión se va desarrollando en cultivos con sustancias que intentan emular a las que se encuentran en el útero, y pasa por incubadoras que también imitan la temperatura y la luz del medio materno. Finalmente, se seleccionan y se implantan en el útero los embriones que mejor se hayan desarrollado.

Pero pese a los esfuerzos por reproducir en el laboratorio las condiciones biológicas del embarazo, el seno materno continúa siendo un entorno único. Ahora, un grupo de investigadores ha logrado un método para que el óvulo fecundado in vitro no pase por este proceso de laboratorio, y su desarrollo embrionario ocurra directamente, desde un primer momento, dentro del útero de la madre. Es decir, la fecundación se realiza in vitro pero la división celular se produce inmediatamente dentro del útero.

En Europa ya han nacido dos bebés con esta técnica, explica Carlos Simón, director científico del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), que participa en el proyecto, y director del Banco de Células Madre del Centro Príncipe Felipe de Valencia. El especialista valora los resultados obtenidos como buenos, aunque el método se encuentra aún en fase experimental.

La clave está en unas cápsulas de silicona de apenas 0,4 milímetros de diámetro y un centímetro de largo, que se introducen en el útero. En su interior se encuentran entre 3 y 8 óvulos recién fecundados. Sus paredes tienen unos agujeros minúsculos que no permiten que escapen. Sin embargo, al mismo tiempo, permiten que los fluidos del endometrio los alimenten para que se produzca la división celular y, por lo tanto, se forme el embrión. Cuando han pasado entre 3 y 5 días, el dispositivo se retira y se selecciona el embrión que mejor se ha desarrollado para transferirlo definitivamente al útero, explica Simón.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022