En niños internados | 02 SEP 09

Eficacia de la profilaxis postexposición al virus varicela zóster con Aciclovir oral

El aciclovir oral para la prevención de la infección intrahospitalaria por el virus de la varicela zóster fue seguro y eficaz en los pacientes pediátricos internados.
Autor/a: Dres. Shinjoh M y Takahashi T Fuente: SIIC Journal of Hospital Infection 72(2):163-168, Jun 2009

Introducción

El virus varicela zóster (VVZ), agente causal de la varicela y del herpes zóster, es sumamente contagioso y puede diseminarse por vía aérea. Si bien la varicela es una enfermedad casi siempre leve en los niños, puede producir complicaciones graves, sobre todo en los huéspedes inmunodeprimidos. Las normas del Reino Unido recomiendan la vacunación o la utilización de inmunoglobulina específica contra varicela zóster (IgVZ) según la situación. En diversos informes se demostró la eficacia del aciclovir por vía oral como profilaxis posterior a la exposición (PPE) a la varicela para evitar la aparición de la enfermedad.

Los autores utilizaron la PPE al VVZ con aciclovir por vía oral desde el año 2000 y en este artículo comunican su experiencia.

Métodos

El estudio se llevó a cabo en un hospital pediátrico en Japón. El diagnóstico de varicela y herpes zóster se realizó clínicamente por médicos con experiencia.

Se consideraron contactos de riesgo los pacientes mayores de un mes expuestos a un caso inicial de varicela (desde 2 días antes de la aparición de la erupción hasta la aparición de costras) o de herpes zóster (desde la aparición de las lesiones hasta la formación de las costras) por contacto directo o permanencia en la misma sala de internación y pertenecientes a una de las siguientes categorías: pacientes inmunodeprimidos con antecedentes o no de la enfermedad o de vacunación, inmunocompetentes sin antecedentes de la enfermedad o de vacunación o inmunocompetentes sin antecedentes de la enfermedad, pero con la vacunación sin seroconversión o estado serológico desconocido.

Se definió infección secundaria a la aparición de varicela en los contactos dentro de los 21 días de exposición al virus (28 días cuando se utilizó Ig). Los contactos se trataron con uno de los siguientes regímenes: aciclovir por vía oral (10 mg/kg/dosis cuatro veces por día, dosis máxima 400 mg) o intravenosa (5 mg/kg/dosis tres veces por día en los pacientes que no pudieron ingerir la formulación oral) por un mínimo de 7 días (entre 7 y 14 días posterior a la exposición); vacuna elaborada con virus vivos dentro de los 3 días del contacto y una combinación de 100 mg/kg/dosis de Ig por vía intravenosa con títulos de anticuerpos anti-VVZ dentro de los 3 días del contacto más aciclovir por vía oral, sobre todo en los pacientes con inmunosupresión grave.

Un grupo de pacientes inmunocompetentes no recibieron PPE porque tenían programada el alta dentro de los 7 días de la exposición o ésta se consideró mínima o estaban vacunados (anticuerpos contra VVZ desconocidos) o se les había dado el alta luego del diagnóstico del caso inicial.

Los casos iniciales y los contactos afectados fueron dados de alta o transferidos a salas con aislamiento respiratorio inmediatamente después del diagnóstico.

Para el análisis estadístico se utilizó la prueba exacta de Fisher, que permitió comparar el número de contactos afectados/los contactos totales en los grupos de PPE o sin ella.

Resultados

Entre los años 2000 y 2007 se registraron 22 casos de infección intrahospitalaria por VVZ en las salas de internación pediátrica (11 de varicela y 11 de herpes zóster; 6 de los casos se produjeron en el personal médico: 5 de varicela y 1 de herpes zóster). Hubo 174 contactos de los 22 casos iniciales (131 expuestos a varicela y 43 a herpes zóster), de los cuales 163 (94%) recibieron PPE y 11 (6%), no. Veintidós pacientes (15 inmunodeprimidos y 7 inmunocompetentes) estuvieron expuestos al virus en más de una oportunidad y todos recibieron PPE al menos una vez. El 48% (n = 79) de los 163 niños que recibieron PPE fueron inmundeprimidos, mientras que los 11 que no la recibieron fueron inmunocompetentes. El 97% (158 de 163) de los contactos recibieron aciclovir como PPE (141 aciclovir por vía oral solo, 17 aciclovir más Ig y 5 vacuna). De los 3 contactos inmunocompetentes que presentaron varicela, sólo 1 tenía antecedentes de vacunación, mientras que los 2 huéspedes inmunodeprimidos que presentaron la enfermedad la habían cursado antes. Se produjeron 5 casos de infección secundaria (2 niños inmunocompetentes en el grupo sin PPE y 1 inmunocompetente y 2 inmunodeprimidos en el grupo con PPE).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022