Según datos que abarcan cinco décadas | 04 SEP 21

Riesgo de mortalidad en transgénero es el doble que en cisgénero

El alto riesgo de mortalidad no disminuyó con el tiempo.
Autor/a: Christel JM de Blok, MD, Chantal, M Wiepjes, PhD, Daan M van Velzen, MD, Annemieke S Staphorsius, et al. Fuente: The Lancet Diabetes & Endocrinology DOI:https://doi.org/10.1016/S2213-8587(21)00185-6 Mortality trends over five decades in adult transgender people receiving hormone treatment: a report from the Amsterdam cohort of gender dysphoria

Aspectos destacados

  • El análisis retrospectivo de los datos de 4.568 personas transgénero en los Países Bajos registrados entre 1972 y 2018 indica un riesgo de mortalidad aproximadamente dos veces mayor en comparación con los hombres cis y las mujeres cis que no disminuyó con el tiempo.
     
  • El aumento de la mortalidad entre las mujeres transgénero en comparación con los hombres cis y las mujeres cis mostró mayores riesgos de muerte debido a enfermedades cardiovasculares, enfermedades relacionadas con el VIH, cáncer de pulmón y suicidio.
     
  • En los hombres transgénero, el aumento de la mortalidad en comparación con las mujeres cis mostró un mayor riesgo de mortalidad debido al suicidio y otras causas de muerte no naturales. No se observaron diferencias en el riesgo de mortalidad en comparación con los hombres cis.
     
  • La mayoría de las causas de muerte observadas no estaban relacionadas con el tratamiento hormonal que reafirma el género, lo que destaca la importancia de aumentar la aceptación social y mejorar la atención médica para las personas transgénero.

Las personas transgénero tienen el doble de probabilidades de morir en comparación con los hombres cis y las mujeres cis, según un análisis de datos nacionales de los Países Bajos que abarca cinco décadas. Los hallazgos, publicados en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, indican que el mayor riesgo de mortalidad entre las personas transgénero no disminuyó entre 1972 y 2018, lo que destaca la necesidad urgente de tomar medidas para abordar estas importantes y duraderas disparidades de salud.

Estudios anteriores han informado un aumento de las tasas de mortalidad entre las personas transgénero, sin embargo, no se sabía si esta tendencia ha cambiado en las últimas décadas.

El autor principal, el profesor Martin den Heijer, del UMC de Ámsterdam, Países Bajos, dijo: “Los hallazgos de nuestro gran estudio a nivel nacional destacan un riesgo de mortalidad sustancialmente mayor entre las personas transgénero que ha persistido durante décadas. El aumento de la aceptación social, el seguimiento y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, el tabaquismo y el VIH seguirán siendo factores importantes que pueden contribuir a reducir el riesgo de mortalidad en las personas transgénero.

“Se cree que el tratamiento hormonal que reafirma el género es seguro y la mayoría de las causas de muerte en la cohorte no estaban relacionadas con esto. Sin embargo, dado que actualmente no hay evidencia suficiente para determinar su seguridad a largo plazo, se necesita más investigación para establecer completamente si de alguna manera afectan el riesgo de mortalidad para las personas transgénero". 

Las personas transgénero pueden someterse a terapias médicas que provocan cambios físicos que se acercan más a su identidad de género. Por lo general, estos incluyen cirugía y terapia hormonal que reafirma el género. Los hombres transgénero que reciben terapia hormonal que reafirma el género generalmente son tratados con testosterona para promover el desarrollo de rasgos masculinos, mientras que las mujeres transgénero generalmente reciben antiandrógenos y estrógenos, que inducen características físicas femeninas.

La cohorte del estudio consistió en 4.568 personas transgénero adultas (2.927 mujeres transgénero y 1.641 hombres transgénero) que habían asistido a la clínica de identidad de género en Amsterdam UMC entre 1972 y 2018, y estaban recibiendo tratamiento hormonal de afirmación de género. Se recopilaron datos de expedientes médicos sobre la edad de los participantes al inicio del tratamiento hormonal, el tipo de tratamiento, el hábito de fumar, el historial médico y la última fecha de seguimiento.

La edad promedio al inicio del tratamiento hormonal fue de 30 años en las mujeres transgénero y de 23 años en los hombres transgénero. El tiempo medio de seguimiento en las mujeres transgénero fue de 11 años y de 5 años en los hombres transgénero.

La proporción de muertes entre hombres transgénero y mujeres transgénero en comparación con las tasas de la población holandesa adulta se calculó utilizando datos de Statistics Netherlands (CBS), que tiene un registro de todas las muertes de residentes de los Países Bajos. Cuando fue posible, el riesgo de mortalidad se dividió en categorías que incluían enfermedades cardiovasculares, infecciones, cáncer y causas no naturales, incluidos los suicidios. Los datos sobre la causa de muerte (si se conocen) estuvieron disponibles desde 1996 en adelante.

Mortalidad

Durante el seguimiento, murieron 317 (10,8%) mujeres transgénero y 44 (2,7%) hombres transgénero, lo que resultó en una mortalidad general de 628 muertes por cada 100.000 personas por año.

El riesgo de mortalidad fue casi el doble entre las mujeres transgénero en comparación con los hombres de la población holandesa en general, y casi tres veces mayor en comparación con las mujeres cis (proporciones de 1,8 y 2,8, respectivamente).

El riesgo de mortalidad no disminuyó durante las cinco décadas incluidas en el análisis.

En comparación con los hombres cis, las mujeres transgénero tenían 1,4 veces más riesgo de muerte debido a enfermedades cardiovasculares (tasa de mortalidad de 1,4).

El riesgo de mortalidad fue casi el doble para el cáncer de pulmón (relación 2,0), más de cinco veces mayor para la infección (relación 5,4) y casi tres veces mayor para las causas de muerte no naturales (relación 2,7).

El mayor riesgo de mortalidad por infección se asoció con la enfermedad relacionada con el VIH, casi 15 veces mayor que para los hombres cis (relación 14,7).

Para las causas de muerte no naturales, el mayor riesgo fue el suicidio, tres veces mayor que para los hombres cis (razón 3,1).

En comparación con las mujeres cis, las mujeres transgénero tenían más del doble de probabilidades de morir de enfermedad cardiovascular (proporción de 2,6).

Tenían tres veces más probabilidades de morir de cáncer de pulmón (proporción 3,1), casi nueve veces más probabilidades de morir por infección (proporción 8,7) y seis veces más probabilidades de morir por causas no naturales (proporción 6,1). Los ataques cardíacos representaron el mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, tres veces más alto que para las mujeres cis (razón de 3,0).

El riesgo de mortalidad por enfermedades relacionadas con el VIH fue cerca de 50 veces mayor que para las mujeres cis (proporción de 47,6), mientras que el riesgo de suicidio fue casi 7 veces mayor (proporción de 6,8).

El riesgo de mortalidad en los hombres transgénero fue similar al de los hombres cis (proporción 1,1) pero casi el doble en comparación con las mujeres cis (proporción 1,6).

El riesgo de mortalidad de los hombres transgénero no disminuyó durante las cinco décadas estudiadas.

El riesgo de mortalidad en los hombres transgénero que comenzaron un tratamiento hormonal entre 1990 y 2000 fue dos veces y media más alto que el de las mujeres cis (proporción de 2,6).

En comparación con las mujeres cis, el riesgo de mortalidad para los hombres transgénero fue más del doble entre 2000 y 2010 y entre 2010 y 2018 (proporciones de 2,1 y 2,4, respectivamente).

Los hombres transgénero tenían un riesgo más de tres veces mayor de muerte por causas no naturales (razón 3.3) que las mujeres cis. No se observó un aumento del riesgo de mortalidad en comparación con los hombres cis.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021