Escepticemia por Gonzalo Casino | 15 JUL 21

Prevenir o tratar la infodemia

Sobre la evaluación de la calidad de las noticias de salud y la vara para medirla
Autor/a: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed y Fundación Esteve 

La batalla por la calidad de la información de salud y ciencia no está perdida, aunque la evidencia así lo sugiera. No está perdida porque hay muchas noticias relevantes, rigurosas y, además, atractivas y fáciles de leer. Nunca como ahora ha habido tantos y tan buenos ejemplos de periodismo explicativo y de calidad, sea lo que sea esta calidad, que esta es una de las claves para el análisis. Pero lo que motiva este comentario es que la primera revisión sistemática de la calidad de la información mediática sobre salud, en concreto sobre tratamientos (intervenciones de salud, no solo fármacos), concluye que hay mucho margen de mejora, una manera de decir educadamente que hay demasiadas noticias que no cumplen los criterios de calidad.

Medir la calidad de las noticias de salud no es fácil. El principal reto es decidir cuál es la vara de medir. En esta revisión, se han identificado centenares de criterios de calidad en más de 2.000 estudios (investigaciones que, a su vez, son de calidad científica muy diversa). Vale la pena dar cuenta de los resultados porque aportan luz sobre el problema de la sobreabundancia de información de salud, en parte rigurosa y en parte no, acuñada como infodemia por la OMS en 2020.

"El vaso de la calidad informativa está más vacío que lleno"

En esta revisión, los 108 criterios usados para hacer un resumen cuantitativo (metanálisis) se han agrupado en 19 criterios generales. Uno de ellos es informar de los efectos perjudiciales del tratamiento, algo que solo cumplía el 40% de las noticias. Poco más de la tercera parte (36%) cumplía otra condición importante: informar de las alternativas disponibles a la intervención. La información sobre el coste del tratamiento solo aparecía en el 18% de los casos y la discusión de los conflictos de intereses en el 22%. Poco más de la mitad (53%) iba más allá de la mera información verbal para cuantificar los efectos de las intervenciones, y solo un 17% aportaba resultados en números absolutos y no solo relativos, que suelen ser más elocuentes y a menudo engañosos. Estos datos globales sobre noticias en medios impresos y digitales, radio y televisión muestran que el vaso de la calidad informativa está más vacío que lleno.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022