Al remodelar la microbiota intestinal | 05 MAY 21

El ayuno reduce la presión arterial en ratones

La disbiosis intestinal no es solo una consecuencia de la hipertensión, sino que en realidad está involucrada en causarla
Autor/a: Huanan Shi, Bojun Zhang, Taylor Abo-Hamzy, James W. Nelson, et al. Fuente: https://doi.org/10.1161/CIRCRESAHA.120.318155Circulation Research.  Restructuring the Gut Microbiota by Intermittent Fasting Lowers Blood Pressure

BAYLOR COLLEGE OF MEDICINE

Razón fundamental:

En los últimos años, se ha demostrado que un cambio patológico en la microbiota intestinal, denominado disbiosis intestinal, puede ser un factor subyacente para el desarrollo de hipertensión. La prevención de esta disbiosis puede atenuar o abolir la hipertensión. Faltan mecanismos traslacionales para prevenir la disbiosis intestinal, así como la comprensión de los mecanismos que relacionan la disbiosis intestinal con la hipertensión.

Objetivo:

Primero examinamos la eficacia del ayuno intermitente (IF) para alterar la microbiota intestinal y reducir la presión arterial (PA). A continuación, utilizamos un enfoque multiómico para examinar los metabolitos influenciados por microbios que pueden servir como vínculo entre la microbiota intestinal y la regulación de la PA del huésped.

Métodos y resultados:

Demostramos que IF alteró significativamente la composición de la microbiota intestinal, el metaboloma cecal y plasmático, y previno el desarrollo de hipertensión en la rata propensa a apoplejía espontáneamente hipertensa.

Se demostró que los efectos beneficiosos de la IF se deben a alteraciones de la microbiota intestinal mediante estudios de trasplantes libres de gérmenes. Las ratas libres de gérmenes que recibieron microbiota de ratas IF espontáneamente hipertensas propensas a accidentes cerebrovasculares tuvieron una PA significativamente más baja en comparación con las ratas libres de gérmenes que recibieron microbiota de ratas ad libitum alimentadas espontáneamente hipertensas propensas a accidentes cerebrovasculares.

A través del análisis de la secuencia del genoma completo de la microbiota y la metabolómica no dirigida del contenido cecal y el plasma, identificamos el metabolismo de los ácidos biliares como un mediador potencial en la regulación de la PA.

Finalmente, mostramos la suplementación con ácido cólico, o la activación del receptor de ácidos biliares acoplado a proteína G (TGR5), redujo significativamente la presión arterial de las ratas propensas a accidentes cerebrovasculares espontáneamente hipertensas.

Conclusiones:

Estos estudios demuestran que los efectos reductores de la PA del ayuno intermitente implican la manipulación de la microbiota intestinal y el metaboloma e implican la alteración de la señalización de los ácidos biliares como nuevos mecanismos por los cuales la disbiosis intestinal contribuye a la hipertensión.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021