Debería ser una prioridad para la salud pública | 06 NOV 19

La soledad aumenta la mortalidad en pacientes cardíacos

El resgo de mortalidad por todas las causas es significativamente mayor entre pacientes coronarios que reportan sentirse solos.
2
2
Autor: Anne Vinggaard Christensen1, Knud Juel2, Ola Ekholm2, Lars Thrysøe3, Charlotte Brun Thorup, et al. Fuente: BMJ http://dx.doi.org/10.1136/heartjnl-2019-315460 Significantly increased risk of all-cause mortality among cardiac patients feeling lonely
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Imagen: Room In New York, Edward Hopper.

Introducción

Investigaciones anteriores han señalado la importancia de las relaciones sociales para la salud, ya que la soledad y la falta de apoyo social se asocian con un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad isquémicas.

Existen numerosas definiciones teóricas de la soledad, pero la mayoría de los investigadores en el campo coinciden en tres elementos:

  1. La soledad es el resultado de deficiencias percibidas en las relaciones sociales de una persona.
     
  2. Es una experiencia subjetiva y no es lo mismo que el aislamiento social.
     
  3. Es desagradable y angustiante.

Una revisión sistemática concluyó que las malas relaciones sociales se asociaron con un aumento del 29% en el riesgo de enfermedad coronaria y un aumento del 32% en el riesgo de accidente cerebrovascular, y un estudio reciente vincula la soledad con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular incidente del 27% .

Del mismo modo, la falta de apoyo social parece jugar un papel en la progresión de la enfermedad cardiovascular.

Un metaanálisis encontró que el pobre apoyo social afectó negativamente la morbilidad cardíaca y por todas las causas.

Vivir solo está relacionado con la soledad, pero vivir solo no equivale a sentirse solo.

Sin embargo, vivir solo también se ha relacionado con un mayor riesgo de mortalidad y eventos cardíacos, pero la evidencia no es consistente. no vivir solo después de 32 años de seguimiento

Resumen

Objetivo

Explorar si vivir solo y la soledad:

1) Están asociados con malos resultados informados por el paciente al alta hospitalaria

2) Predecir eventos cardíacos y mortalidad 1 año después del alta hospitalaria en mujeres y hombres con cardiopatía isquémica, arritmia, insuficiencia cardíaca o válvula cardíaca enfermedad.

Métodos

Una encuesta nacional transversal que incluye pacientes con enfermedad cardíaca conocida al alta hospitalaria combinada con datos del registro nacional al inicio del estudio y un año de seguimiento.

La soledad se evaluó mediante una pregunta autoinformada, y la información sobre la convivencia estaba disponible en los registros nacionales.

Los resultados clínicos fueron eventos cardíacos a 1 año (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, paro cardíaco, taquicardia ventricular / fibrilación) y mortalidad por todas las causas de los registros nacionales.

Resultados

Un total de 13.443 pacientes (53%) con cardiopatía isquémica, arritmia, insuficiencia cardíaca o valvulopatía completaron la encuesta. De estos, el 70% eran hombres, y la edad media era de 66,1 entre las mujeres y 64,9 entre los hombres.

  • En todos los diagnósticos cardíacos, la soledad se asoció con resultados
    significativamente más pobres informados por los pacientes en hombres y mujeres.
     
  • La soledad predijo la mortalidad por todas las causas entre mujeres y hombres (HR 2.92 (IC 95% 1.55 a 5.49) y HR 2.14 (IC 95% 1.43 a 3.22), respectivamente).
     
  • Vivir solo predijo eventos cardíacos solo en hombres (HR 1.39 (IC 95%: 1.05 a 1.85)).

Conclusiones

  • Se encontró una fuerte asociación entre la soledad y los malos resultados informados por los pacientes y la mortalidad a 1 año tanto en hombres como en mujeres en los diagnósticos cardíacos.
     
  • Los resultados sugieren que la soledad debería ser una prioridad para las iniciativas de salud pública, y también debería incluirse en la evaluación del riesgo clínico en pacientes cardíacos.


Discusión

Los resultados de este estudio muestran que las mujeres y los hombres que se sienten solos informan una salud mental y física, una calidad de vida significativamente más pobres y tienen más probabilidades de informar síntomas de ansiedad y depresión. Tanto en las mujeres como en los hombres, vivir solo se asoció con un menor riesgo de síntomas de ansiedad.

Después del ajuste por posibles factores de confusión, la soledad se asoció con un riesgo significativamente mayor de mortalidad por todas las causas entre mujeres y hombres. Solo entre los hombres, vivir solo predijo un mayor riesgo de eventos cardíacos.

Interpretación

Los resultados actuales muestran que la soledad se asocia significativamente con los malos resultados. Esto resalta los posibles efectos perjudiciales para la salud asociados con la soledad según lo experimentado y reportado por el paciente.

Los hallazgos del valor predictivo de la soledad en la mortalidad en este estudio están en línea con investigaciones previas en enfermedades cardiovasculares, y la soledad influye significativamente en el pronóstico.

Al observar estimaciones no ajustadas de eventos cardíacos y mortalidad, hubo diferencias de riesgo significativas entre los que se sentían solos en comparación con los que no, y los que vivían solos en comparación con los que vivían con otros, tanto entre hombres como mujeres. Después del ajuste, quedan algunas diferencias significativas.

Los factores de riesgo conductual y la comorbilidad, por lo tanto, no parecen explicar la asociación entre la soledad y la morbilidad y la mortalidad.

Esto indica que la vía conductual no puede, en este estudio, explicar completamente la asociación. Los factores de riesgo convencionales se encontraron en otro estudio para explicar la mayor parte del riesgo de infarto agudo de miocardio y accidente cerebrovascular.

Además, un gran estudio de cohorte encontró que el exceso de mortalidad entre las personas solitarias se atribuye tanto al estilo de vida poco saludable como a las condiciones socioeconómicas y a la disminución de la capacidad mental y al bienestar.

En el presente estudio, la medida subjetiva de la soledad fue un predictor mucho más fuerte de los resultados informados por el paciente (PRO) y la mortalidad en comparación con la medida objetiva de vivir solo.

Las diferentes definiciones y medidas de soledad y convivencia pueden dificultar la comparación directa de los resultados entre los estudios. Sin embargo, el hecho de que el sentimiento subjetivo de soledad esté asociado con malos resultados de salud está bien establecido, mientras que los hallazgos de los efectos de salud asociados con vivir solo apunta en diferentes direcciones.

Estudios anteriores muestran un mayor riesgo de mortalidad entre pacientes que viven solos, pero en un estudio este es solo el caso entre pacientes más jóvenes. Sin embargo, otro estudio no encuentra ninguna asociación significativa con el riesgo de mortalidad o reingreso.

Esto también es evidente en el hallazgo de que tanto los hombres como las mujeres que viven solos tienen un menor riesgo de síntomas de ansiedad en comparación con los que viven con alguien. Puede haber aspectos positivos y negativos de las relaciones cercanas.

Las relaciones sociales estresantes están asociadas con un mayor riesgo de enfermedad isquémica incidente y pueden aumentar la mortalidad. Del mismo modo, en una población de edad avanzada existe un mayor riesgo de vivir con un cónyuge o pareja enferma, lo que puede causar preocupación y ansiedad. Estos son factores que los pacientes que viven solos no enfrentarían en la misma medida que los que viven con alguien y podrían ayudar a explicar a quién reportan una mejor salud mental.

La soledad fue un fuerte predictor de malos resultados de salud tanto en hombres como en mujeres, pero vivir solo fue un predictor de eventos cardíacos en los hombres. Estudios anteriores encontraron que las mujeres tienen redes más grandes que los hombres y que estar separadas, divorciadas o solteras tiene un mayor impacto en las redes sociales de los hombres en comparación con las de las mujeres.

Debido al diseño de este estudio, no es posible sacar conclusiones sobre los mecanismos causales. Existe la posibilidad de una causalidad inversa, ya que se desconoce si la soledad o la enfermedad fueron primero. Además, la sensación de soledad puede cambiar dentro del primer año después del alta hospitalaria.

Sin embargo, los hallazgos están en línea con investigaciones previas que sugieren que la soledad está asociada con cambios en la función cardiovascular, neuroendócrina e inmune, así como con elecciones de estilo de vida poco saludables que pueden afectar los resultados negativos para la salud.
 

Generalizabilidad

Este es un estudio nacional danés y pueden existir diferencias internacionales en el tratamiento, así como en la cultura y el comportamiento social. La tasa de respuesta fue del 53%, lo cual no es inesperado en una población de pacientes gravemente enfermos. Sin embargo, esto puede generar inquietudes con respecto a la representatividad.

La proporción de pacientes en cada grupo de diagnóstico es comparable entre respondedores y no respondedores y tienen características sociodemográficas y clínicas similares. Sin embargo, se detectó una mayor tasa de mortalidad entre los no respondedores.

Trascendencia

Hay indicios de que la carga de la soledad y el aislamiento social está aumentando. Además, cada vez más pruebas apuntan a que su influencia en los malos resultados de salud es equivalente al riesgo asociado con la obesidad severa. Por lo tanto, las iniciativas de salud pública deberían apuntar a reducir la soledad.

Mensajes clave
¿Qué se sabe sobre este tema?

  • La soledad y el escaso apoyo social se han relacionado tanto con el desarrollo de cardiopatía isquémica como con la mortalidad cardiovascular.
     
  • La soledad afecta los resultados de salud a través de vías conductuales, psicológicas y biológicas.

¿Qué podría agregar este estudio?

  • Al alta hospitalaria, la soledad se asocia con una mala salud mental y física informada por el paciente y es un fuerte predictor de mortalidad después de 1 año en hombres y mujeres en todos los diagnósticos cardíacos.
     
  • Una medida subjetiva de la soledad es un predictor más fuerte de malos resultados que la medida objetiva de vivir solo.

¿Cómo podría afectar esto en la práctica clínica?

La soledad debe incluirse en la evaluación del riesgo clínico de pacientes cardíacos.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí